viernes, febrero 29, 2008

Pablito...y quienes son los responsables?..Quienes avalan en la DC esta conducta..?..tú doble discurso es peligroso y dañino..cespinoza.

Una dura crítica al accionar de la ministra de Educación, Yasna Provoste, y de la Concertación en general luego que el seremi Alejandro Traverso sólo fuera suspendido por dos meses pese a los cuestionamientos en su contra por la malversación de fondos públicos realizó el diputado de la Democracia Cristiana, Pablo Lorenzini.
En entrevista con La Gran Mañana Interactiva de Radio Agricultura, el parlamentario fue enfático para cuestionar la decisión de Provoste de ignorar la recomendación de la Contraloría, y no destituir al cuestionado funcionario, en un gesto que a su juicio es una muestra más de las defensas corporativas habituales en el oficialismo.
"Estamos defendiendo a los amigos, son las defensas corporativas a las que nos tienen acostumbrados los jerarcas de la Concertación. Cuando les tocan un amigo da lo mismo, y en esto yo no estoy. Cuando alguien de los nuestros está siendo cuestionado lo pones y le dices 'defiéndete y como amigo te respaldamos, pero ponte al margen mientras se aclara', por eso la señal de la Yasna es absolutamente equivocada", manifestó.
Lorenzini aseguró que Provoste además dañó a la DC con su determinación, ya que no siguió la forma de actuar que suele tener el partido falangista ante eventuales actos de corrupción, lo que a su juicio responde a las presiones no reconocidas pero presentes de parte del Partido Socialista, donde milita Traverso.
"La ministra, en vez de dar una señal clara de la Democracia Cristiana en cuanto a transparencia, le aplica una sanción que es un chiste. Entonces, en estas condiciones evidentemente que sí me parece que Yasna no ha actuado bien, sé que ha tenido presiones aunque el Partido Socialista no las reconozca, porque esta es la política de las zonas oscuras, de las habitaciones, de los llamados por teléfono, en vez de hablar con transparencia", subrayó.
El diputado recalcó que si se presenta una acusación constitucional contra la ministra Provoste evaluará muy bien su voto para castigar el proceder de la militante DC por este caso específico, al ignorar lo solicitado por la Contraloría y mantener en el puesto a Traverso, ya que da por seguro que la secretaria de Estado nada tiene que ver en el mal uso de los cerca de 260 mil millones de pesos.
"Yasna Provoste no tiene nada que ver con esta cosa, quizás una falta de diligencia de su subordinados en el sentido de apurar el proceso y hacer la investigación con más rapidez para tener resultados. Esto viene del Gobierno de (Ricardo) Lagos, viene de otros ministros, (Sergio) Bitar, (Martín) Zilic, pero ella tomó una decisión y dio una señal que no me parece adecuada", expresó.
"Si hay una acusación constitucional me declaro en estado de reflexión. En este tipo de tema no hay instrucciones partidarias, se vota en conciencia, y mi conciencia me está diciendo que este tipo de defensas corporativas no me parece", recalcó.
"NO HAY SEGUNDO TIEMPO"
El parlamentario profundizó sus críticas hacia el oficialismo y sus blindajes, y sostuvo que con estas situaciones el llamado "segundo tiempo" planteado por la Presidenta Michelle Bachelet no tiene razón de ser, ya que se trata de más de lo mismo que se ha visto en años anteriores. De seguir así las cosas, el próximo en llegar a La Moneda será sin dudas, a juicio de Lorenzini, el candidato de la Alianza.
"Sin lugar a dudas la Concertación si sigue así no hay segundo tiempo. No entiendo el segundo tiempo de la Presidenta Bachelet, y si caminamos para esto, el próximo helicóptero va a ser usado por Sebastián Piñera, y eso hay que decirlo con franqueza", aseveró.
"Tratan de tapar Ferrocarriles, tapar el MOP Gate, tapar todos estos hechos. Después de 20 años, de que hay gente pillina en el Gobierno la hay, y pillines pillines, pero protegiéndolos le damos espacio a la oposición para que cririque, suerte que buscan más el dividendo político y la embarran", agregó.
Finalmente, Lorenzini descartó que la Mandataria le haya dicho expresamente a Provoste que sólo suspendiera por dos meses a Alejandro Traverso, y sostuvo que Yasna Provoste debería entender que la ciudadanía está por sobre las lealtades políticas.
"Yo represento a la gente y a la ciudadanía, ella representa a quien la puso ahí a dedo, la Presidenta de la República. Políticamente está equivocada, no es la forma, y si ella quiere ser senadora el día de mañana va a ver que es distinto cuando uno defiende al jefe que cuando uno defiende a la gente, y tiene que hacer estas cosas", declaró, para enviar un último "recado" a la Concertación.
"No es como dicen, 'entonces váyase diputado de la Concertación'. No, que se vayan ellos. Al revés de Adolfo (Zaldívar) yo no me voy, que se vayan los otros. De adónde viene la Yasna, apareció hace poco, fue intendenta, gobernadora, pero cuándo se ha probado. Que no me vengan a dar instrucciones los aparecidos, a mí la gente me respalda, y mientras tenga el respaldo popular voy a seguir. Cuando no lo tenga, calladito me voy para mi casa", sentenció.

Incompetencia y corrupción .(EM)

El verano terminó abruptamente con los hechos de corrupción denunciados en la Seremi de Educación metropolitana.
Lo sucedido no constituye una sorpresa para nadie. Más bien, es producto de la prescindencia de las autoridades políticas de ese ministerio y un desorden administrativo que era y es muy conocido al interior del Gobierno. Por lo mismo, llama la atención la actitud blanda y evasiva con que el Ejecutivo ha enfrentado el tema, la ambigüedad del Partido Socialista y el silencio del resto de la Concertación.
Cuando los estudiantes secundarios levantaron su movimiento en 2006, se hizo urgente un problema grave de calidad en la educación producida por diferencias económicas y sociales. Pero también quedó en evidencia un sistema de financiamiento que al estar mal concebido y peor administrado, permitía muchas irregularidades y corrupción. El nudo estaba en el sistema de subvenciones y en las competencias discrecionales de los jefes de las Seremi para administrar todo el sistema educativo.
Pero aún iba mucho más allá y tocaba prácticamente a toda la estructura ministerial. Por ejemplo, la administración de los liceos técnico profesionales, la gestión de la implementación de la jornada escolar completa o los desarrollos curriculares, que corresponden al nivel central. El gran debate educacional que se generó y las propuestas a que dio lugar la movilización secundaria terminaron siendo administradas por una estructura burocrática verdaderamente feudal y el mismo puñado de funcionarios que desde hace muchos años se rotan en las altas jefaturas del Mineduc.
De ella formaba parte el renunciado responsable metropolitano de la Seremi. La permanencia de Alejandro Traverso en el cargo durante tantos años, pese a los problemas de gestión y a las incontables denuncias en su contra, Contraloría de por medio, no se explica sin el apoyo del poder político ministerial y de su partido. Como tampoco se entiende el lento avance en los sistemas de calidad y gestión, pese a los recursos inyectados y promesas gubernamentales.
Diversos expertos han sido tajantes para referirse a la calidad burocrática del Mineduc.
Ernesto Schiefelbein, autoridad mundial en materia educacional y ex ministro de Educación por corto tiempo, lo expresó diciendo que había que dinamitarlo completamente y hacer todo de nuevo. Pareciera que no le falta razón, pues no parece explicable que una situación como la que se investiga se mantenga por años, sin que ministros, subsecretarios, jefes jurídicos o administrativos hagan algo al respecto. Y cuando se hace una auditoria despidan al auditor por ineficiente y conflictivo.
El Gobierno tiene el deber político y ético de cambiar las cosas y no ampararse en lo que haga o deje de hacer la Contraloría -como lo ha insinuado el vocero-, la que solo dictaminará ex post y sobre responsabilidades administrativas. El Gobierno debe hacerse caso a sí mismo y tomar el discurso del 21 de mayo del año pasado y la ley de presupuestos 2008: bastaría eso para tener agenda clara y precisa, obviamente alejando a todos y cada uno de los funcionarios comprometidos en el despilfarro y la incompetencia.
Andres Rojo, agradece a Myriam por aporte con respecto a una entrevista a Ominami (mas abajo publicada). cespinoza.
Myriam:
Gracias por tu aporte.
Sirve para saber que el proceso que vive la DC es replicado inconscientemente en otros partidos, aunque con menos dramatismo, hasta ahora.
Me parece estupendo lo que dice Ominami sobre la democracia interna, y sería bueno que la DC lo replique también, pero más importante me parece resolver si los partidos son capaces de generar ideas nuevas porque lo que se ve es poco más que un slogan o frases repetidas hasta el cansancio.
El anuncio de Alvear como plan es fofo y significa que, a fin de cuentas, las cosas las va a definir la próxima directiva (ella misma, en su confianza).
Atte.
Andrés Rojo
P.D. Disfruto mucho cuando demuestras tu leit motiv: Eso de "Quien ha llorado mucho tiene ojos más claros para escrutar las estrellas y ojos más profundos para las cosas de todos los días", y creo que las cosas serían bien distintas si hubiera más gente con esa sensibilidad. ¿Será eso, en parte, la visión femenina en política?

Un Aporte de mí amiga Myriam Verdugo, Consejera Nacional PDC. cespinoza.

Creo importante esta entrevista al senador Ominami.
Resalté con color algunas expresiones de interés.
Atte
Myriam Verdugo

Carlos Ominami lanza campaña a elecciones internas socialistas y propone nuevo trato PS-Gobierno:
"La Presidenta no es el Papa, se puede equivocar y los partidos deben ser capaces de rectificarla"
Senador exige primarias abiertas para definir al presidenciable PS y afirma que "con la dirección de Escalona no se puede mirar más allá del 2010".

ALEJANDRO TRUJILLO
Recién llegado de Francia, en donde estuvo algunos días participando de un seminario organizado por el Partido Socialista local, el senador Carlos Ominami lanza formalmente su campaña a las elecciones internas del PS promoviendo un nuevo trato entre la colectividad y el gobierno de la Presidenta Bachelet."Con la dirección de Escalona el PS no puede mirar más allá del 2010", dice, cuestionando la "obsecuencia" que, afirma, ha caracterizado la relación de la actual directiva con el Gobierno.Disputando el liderazgo del sector disidente a la diputada Isabel Allende, el actual vicepresidente de la Cámara Alta emplaza a definir en el congreso de marzo próximo quién es la carta mejor posicionada para enfrentar a la mesa "escalonista" en los comicios de abril.En esta entrevista entra de lleno en el debate por la definición presidencial del PS y advierte que si Insulza o Lagos aspiran a asumir la candidatura del partido deben ganarse antes el derecho en una primarias frente a figuras como el senador Alejandro Navarro y el ex ministro Jorge Arrate. "No creo en los hombres providenciales", enfatiza
.-¿Está decidido ya a ser candidato a la presidencia PS?"El sistema de elecciones que tiene el PS es un buen sistema, en el sentido de que elige a una dirección para que sea ella, deliberando de manera inteligente, la que designe al presidente del partido.Yo soy candidato al comité central, y si hay un grupo relevante de compañeros que, como me lo ha planteado el senador Navarro o Jorge Arrate, piensan que desde el PS hay que hacer esfuerzos para una severa rectificación de la política del Gobierno y del partido, yo estoy disponible para encabezar eso".
-¿Cuáles son las reales posibilidades de ganarle una interna a Escalona?"Las posibilidades existen porque hay un juicio crítico respecto de lo que ha sido la actuación del PS. La gente está de acuerdo en que el partido no ha estado a la altura, que el Partido Socialista ha autolimitado, en algunos casos brutalmente, su rol como partido político. La actual dirección se ha concentrado fundamentalmente en una función de disciplinamiento, pero hoy tiene a un partido que transmite pocas ideas, un partido con estructuras débiles, un partido que no transmite contenidos al Gobierno".
-Pero eso Escalona lo ha hecho para apoyar al Gobierno..."Es que en eso no le ha hecho tampoco ninguna contribución importante a este Gobierno. Este Gobierno, con tantos desafíos, con tantas dificultades que ha debido enfrentar, requiere de un partido más activo, más vigilante.Uno de los principales problemas que existen en Chile es que este es un país que tiene mucha derecha y poca izquierda, y el PS no ha hecho ninguna contribución para que la voz de la izquierda pueda pesar de manera significativa en la definición de las políticas del Gobierno".
-¿Y qué propone?, ¿un nuevo trato PS-Gobierno?"No se trata de derrotar a un grupo determinado, sino de plantear conjunto de ideas y, básicamente, una fuerte rectificación en la relación del PS con el Gobierno. El PS tiene que ser capaz de poner sus convicciones por delante y hacer que el Gobierno rectifique en donde se están cometiendo errores. Los presidentes no son infalibles, la Presidenta Bachelet no es el Papa, por lo tanto se puede equivocar, los partidos deben ser capaces de advertir eso y rectificarla".
-Pero hasta ahora Escalona y Schilling cuentan con la mayoría interna ..."Hay una cantidad de gente que no estaba en estas posiciones hace dos años atrás, que tenia miedo de un planteamiento más critico en relación de la conducción del PS y de la conducción del Gobierno, pero que hoy se ha dado cuenta de que hoy o rectificamos esto o vamos derecho a enfrentar una gran derrota electoral y política. Desde ese punto de vista creo que la disidencia ha ido creciendo mientras, este oficialismo de corto plazo, que ha confundido lealtad con obsecuencia, se ha debilitado".
-Comparte con Navarro que hay que reconfigurar las tendencias..."Yo siempre he estado en la idea de que las tendencias actuales del PS son mucho más fruto del pasado que de posiciones que tengan que ver con el presente y el futuro. La Nueva Izquierda claramente no es la izquierda del PS, hace mucho tiempo que dejó de serlo. La Renovación cumplió también con su objetivo, porque el PS en general ha ido renovándose.A mí lo que me gustaría es que se pudiera recrear el espacio de corrientes internas. Un partido siempre va a tener corrientes, pero no pueden estar organizadas en función del pasado".
-¿Cómo conformar nuevas mayorías si se distancia de Isabel Allende?"No estamos distanciados, con Isabel tenemos muchas coincidencias. Lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo en ciertos temas de método, fundamentalmente, en no buscar resolver las cosas antes del congreso, para llegar ahí con una estructura electoral amarrada".-Ya tuvo un enfrentamiento con ella en las primarias senatoriales..."Con Isabel hemos venido tendiendo a converger con el tiempo. Yo tuve una confrontación muy fuerte con ella, yo soy senador porque enfrenté una primaria muy fuerte con ella, y que me permitió ganarle muy ampliamente. En esa oportunidad ella era la candidata del establishment, pero finalmente la gente optó por mi opción, que era más desafiante.No quisiera que hoy se dé el mismo enfrentamiento".
-Una disputa entre usted y Escalona sería la primera medición de fuerzas entre laguistas e insulzistas en el PS..."Esa es una mala manera de ponerlo. Lo que yo voy a plantear es la necesidad de que el PS siga avanzando en la vía de la democracia interna. Yo estoy por que el candidato presidencial del partido sea definido después de las municipales y mediante primarias abiertas".
-¿Cree que Insulza y Lagos estén dispuestos a una primaria con Navarro o Arrate?"Bueno Hillary Clinton en un principio no tenía ningún interés en discutir con Obama, pero ya lleva 11 debates, entonces saquemos conclusiones. Si Insulza o Lagos aspiran a regir los destinos del país, tienen que someterse a un examen democrático exhaustivo. Yo no creo en los hombres providenciales.Los que están interesados en encabezar el proyecto de recomposición de la Concertación van a tener que venir a meter los pies en el barro y someterse a lo que diga el pueblo socialista".
-La mesa alega que Insulza concita consenso en el PS..."Valoro que gente como Insulza, que es muy amigo mío, diga que está disponible para tomar una decisión tan drástica como renunciar a las comodidades de la OEA para venirse a esto, pero él no nos puede pedir como contrapartida que aquí simplemente le pongamos una suerte de alfombra roja y, cualquier intento de opinión discrepante, sea ahogada, eso es inaceptable"."Si Insulza o Lagos aspiran a regir los destinos del país, tienen que someterse a un examen democrático exhaustivo. Yo no creo en los hombres providenciales".(EM)

Poder detrás del poder, puñaladas a traición en nuestra Democracia Cristiana. Carlos Saavedra.DC Antofagasta...Felicitaciones .cespinoza.

Pese a que algunos analistas le han conferido a las elecciones municipales una carga excesivamente dramática, todos los indicios apuntan a que las dos grandes fuerzas en pugna -Alianza y Concertación- mantendrán en lo sustancial sus votaciones, esperándose que la diferencia a favor del oficialismo, se sostenga por sobre los puntos necesario.
Donde sí los escrutinios producirán dosis mayores de adrenalina es en los partidos que integran el conglomerado gobiernista, pues los guarismos que entreguen las urnas marcarán las tendencias de sus electores de cara a los comicios presidenciales y parlamentarios próximos.La Demócracia Cristiana, es el que más fichas pone esta vez en las mesas escrutadoras.
En ese entonces, su ex presidente senador Adolfo Zaldívar, desarrollo una esforzada tarea para ordenar y revitalizar las huestes falangistas, duramente golpeadas en las últimas elecciones por una reiterada y vertiginosa caída en las preferencias.Las directivas que encabezaron Alejandro Foxley, Ricardo Hormazábal y Enrique Krauss condujeron al PDC a su peor momento en cuarenta años, siendo desplazado del primer lugar de los partidos por la poderosa maquinaria electoral de la Unión Demócrata Independiente. Los gremialistas cumplieron así su pública promesa de socavar los cimientos de las bases poblacionales demócratacristianas.
Los detractores de Adolfo Zaldívar temían que la caída se profundizara., argumentan que el partido perdió el voto de los jóvenes y de muchas mujeres; que el PDC sigue mirándose el ombligo con los mismos militantes; que no refleja la diversidad de la sociedad chilena actual y que tampoco ha logrado identificar a los grupos sociales a los cuales quiere dirigirse.
Estos críticos, que recordaban con rabia y pesar las elecciones de 1997, cuando la dirigencia creyó que los electores se comportan como los consumidores y evitaron poner en sus afiches y lienzos cualquier mención al PDC y a su flecha roja, vieron una vez más con estupor cómo los candidatos de su partido sólo sonreían en los afiches callejeros, manteniendo distancia de su tienda política.La realidad es que la DC enfrenta, una creciente fuga de votos hacia el PPD y el Partido Socialista, referentes que agrupan a las tendencias más progresistas del oficialismo, y que posteriormente levantaron a la actual Presidente de la Republica Michelle Bachelet, como carta decisiva para inclinar al electorado en su favor.
EL CÍRCULO DE LA TRAICION.Como si no bastaran estas preocupaciones, los devaneos preelectorales del PDC quedaron cubiertos en las últimas semanas por un penetrante perfume de traición.Eduardo Frei Ruiz-Tagle, el ex mandatario aspirante a la reelección, fue víctima de una oscura trama conspirativa para sacarlo de la carrera presidencial. Cuatro de sus más cercanos amigos y colaboradores -Edmundo Pérez Yoma, Raúl Troncoso, Genaro Arriagada y Carlos Figueroa, el denominado “círculo de hierro”- declararon anónimamente a El Mercurio que convencerían al ex gobernante para que rescindiera sus aspiraciones y entregara su adhesión a la ex ministra Soledad Alvear.
Pese a que los cuatro ex ministros desmintieron en sendas cartas haber sido las fuentes ocultas del artículo en el diario de Agustín Edwards, en los medios de prensa y corrillos políticos sus nombres fueron mencionados una y otra vez como autores de la secreta operación.Lo más violento, sin embargo, quizás sea que las principales motivaciones que aparentemente los inspiraron tengan domicilio conocido en los barrios de la ambición.
Superada la perplejidad inicial, Frei Ruiz-Tagle, su familia y partidarios, creyeron ver las huellas de Gutenberg Martínez, esposo de Soledad Alvear, en el diseño y entramado de la maniobra. El “Gute” habría estado en una reunión en las oficinas del diario La Tercera, junto a Cristián Bofill, Jovino Novoa, Andrés Allamand y Edmundo Pérez Yoma. Allí, días antes de la publicación en El Mercurio, Martínez habría afirmado que Frei se bajaría, según aseguró la periodista Paula Guerra en la nota de portada de La Nación Domingo.
En los ámbitos políticos se cuentan casi como leyendas las múltiples operaciones políticas realizadas por Gutenberg Martínez en los últimos treinta años y su habitual tendencia a efectuarlas a través de la prensa. Desde hace un tiempo, optó por sumergirse en actividades académicas y especialmente en la conducción de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), de gravitante papel en Centroamérica y en el Caribe, donde hace una férrea oposición a los gobiernos de Fidel Castro y de Hugo Chávez, en Cuba y Venezuela.Por su parte, Frei recorrió más de 130 comunas para conseguir el apoyo de las bases de su partido y esperando llegar con ese respaldo a la Junta Nacional del PDC, de ese entonces.
Allí debió medirse con Soledad Alvear, Adolfo Zaldívar y Marcelo Trivelli, para decidir quién será el candidato presidencial del falangismo.
Adolfo Zaldívar con Gutenberg Martínez.
La pugna entre el senador Adolfo Zaldívar y el ex presidente de la DC Gutenberg Martínez es una de las más enconadas y antiguas de la política chilena. Por eso, no sorprende que este último haya tenido una discreta pero resuelta opinión a favor de expulsar al líder colorín.Las diferencias entre ambos políticos datan de fines de los sesenta, cuando ambos pertenecían a la Juventud Demócrata Cristiana (JDC). Mientras Martínez pertenecía a la facción "rebelde" y casi emigra a la Izquierda Cristiana, Zaldívar era defensor de la línea más conservadora del partido que entonces encarnaba Eduardo Frei Montalva y que era contraria al gobierno de Salvador Allende.El primer round entre ambos ocurrió en agosto de 1971.
El abogado integró la lista de Ricardo Hormazábal a la presidencia de la Juventud, mientras que el parlamentario fue el generalísimo de la campaña de su principal contendor, el periodista Oscar González Clark.
Tras un frontal debate en la sede de la tienda, la lista que apoyó Martínez logró el control de la JDC.Me adelanto a los hechos, abril 2008, se escribirá otro histórico hecho, nuestra DC en crisis. Quien se hará responsable, con el costo político que esto involucra.
Carlos Saavedra Martinez
Militante-Dirigente DC de Antofagasta.

LA DEFINICIÓN DE LA OPORTUNIDAD. A.Rojo.


En política, como en todas las actividades humanas, la definición del momento, la oportunidad, es esencial para que las acciones tengan los resultados esperados. Toda una laboriosa construcción puede derrumbarse con un paso dado a destiempo.
En música esa magia de la exactitud es la que diferencia a los grandes compositores de los autores simplemente eficientes, pero en política es muy difícil definir la oportunidad porque el momento exacto depende de muchos factores y actores que escapan a la voluntad del planificador.
Eso es lo que le ha ocurrido al Gobierno con las denuncias sobre pagos indebidos de las subvenciones educacionales. Si las autoridades que ahora aparecen con un manto de sospecha hubieran hecho pública la información en el momento exacto no solo hubieran eludido los recelos, sino que además se habrían hecho merecedoras del aplauso ciudadano por la transparencia mostrada y el celo en resguardar el interés público.
Pero se esperó más de lo conveniente, y la oportunidad pasó. Desde ese punto, todo ha sido un intento que se percibe como desesperado por recuperar la credibilidad cuestionada y que, en la medida que se le agregan nuevos componentes, se va haciendo más confuso e increible.

Con el Transantiago ocurrió algo similar, igual con las salidas forzadas y voluntarias de los parlamentarios que hicieron perder al Gobierno la mayoría en el Congreso. Una conversación, una advertencia, una medida apropiada en el momento oportuno hubieran ocasionado una variación en el rumbo de los acontecimientos.
El país enfrentará durante el 2008 elecciones municipales, y de su resultado dependerá el escenario en que se desarrollen los posteriores comicios presidencial y parlamentario, y sin tener más información que la del sentido común, ya es posible anticipar dos áreas en las que no parecen estar tomándose las providencias para evitar el malestar ciudadano.
Por un lado, la escasez de energía eléctrica; y por el otro lado, la carencia y carestía de alimentos, siendo ambas situaciones originadas por las condiciones climáticas. Evidentemente, el Gobierno no puede hacer llover, pero si pudiera hacerlo ya no lo hizo.
Ciudades a oscuras, industrias paradas, hogares dañados por el aumento de los precios de verduras y frutas será el escenario de la elección municipal, y en esa atmósfera que el Gobierno se someterá a la evaluación ciudadana. El camino se presenta cuesta arriba.

En la DC desde 1958 hasta ayer, fueron 50 años…. Orson Corvalan.

Carlos , por la presente y teniendo en cuenta tu buena voluntad ,te ruego publiques mi renuncia al Partido en donde milité una vida, literalmente desde los 10 años cuando admiraba a Eduardo Frei M. y sus planteamientos humanistas y cristianos.

Por la presente vengo en comunicar a usted(es) que con fecha 14 de Febrero del presente año 2008 he puesto fin a 50 años de participación activa en el Partido ante el Servicio Nacional Electoral ,primero como simpatizante desde los 10 años cuando niño y desde 1972 ,como militante ,en horas difíciles para Chile.
Me voy con un gran dolor al constatar que la colectividad en la que fuí miembro activo , se ha transformado hoy en día en una virtual dictadura interna; la expulsión de Adolfo Zaldívar y la salida de 5 diputados destacados que no avalaron la mala gestión del transporte público (Transantiago) dicen bien de la intolerancia de la directiva nacional como así mismo de la obsecuencia del tribunal Supremo del Partido para con las autoridades partidarias de turno y gubernamentales ,también de turno ,con aquellos que votan y se expresan en conciencia respecto del quehacer partidario
Combatí públicamente la dictadura del General Pinochet a riesgo de mi propia integridad desde temprano ,fui electo vicepresidente del partido en mi comuna en reiteradas ocasiones ,presidente del mismo, presidente del Colegio de Profesores del nivel provincial, secretario y otros cargos en la misma institución en reiteradas ocasiones .El ex Presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle me nombró su representante en el Consejo Provincial de Educación por su período. Trabajé con los ex Gobernadores Provinciales camaradas Rafael Calderón (Q.E.P.D.) y Humberto Pincheira .Tuve a cargo los programas radiales "La Gobernación Provincial Informa" desde 1990 hasta 1997 y he sido un propagador de los valores del Humanismo Cristiano por mi vida entera.
Hoy y después de largo reflexionar he resuelto abandonar la Democracia Cristiana vistos los reiterados errores de conducción de la directiva nacional, el tono altanero y amenazante vividos por varios camaradas no me ha dejado insensible al respecto .Me voy con las manos y la conciencia limpias, sólo lamento a mis buenos amigos y camaradas que ayer ,hoy mañana fueron ,son y serán con quienes compartí el cristianismo en política .No acepté ayer en dictadura las ordenes autoritarias, menos lo voy a hacer hoy día. Como dijo don Gabriel Valdés ,la situación de la DC es realmente mala ,no sólo no levanta sino que pierde cada día más fuerza. Se ha confundido la lealtad a la Concertación con la sumisión al Partido Socialista y al Partido Por la Democracia , SIN ESTOS PEDIRLA ,el complejo izquierdizante es notorio y nuestros principios y valores han desaparecido del mapa .Lo peor de todo es que el ciudadano se da cuenta (felizmente lo es) y se percata de ello. NO CONSTITUIMOS ALTERNATIVA REAL ,NO ENTUSIASMAMOS A NADIE, NO TENEMOS DISCURSO DC SINO UNA NEBULOSA Y VAGA IDEA ,NO RESPETAMOS NUESTRO CONGRESO IDEOLÓGICO !!
Cuando preguntamos en los inicios del congreso a los demás, como nos veían, nada de aquellas criticas constructivas adoptamos ,muy por el contrario , hemos hecho exactamente AQUELLO QUE NO ÍBAMOS A HACER MÁS y en vez de abrirnos con identidad propia seguimos sumidos en una marea en donde las banderas de la falange son muy, muy escasas ,tan escasas como nuestras propias acciones a pesar de la riqueza de ideas encerradas en el baúl de los recuerdos junto a los principios cristianos .Agradezco a aquellos que han aceptado mi opción de partir con respeto democrático y cristianos de verdad, lamento las amenazas proferidas por mas de algún(a) dirigente(a) comunal, me tienen sin cuidado .
DIOS EXISTE y en este mundo pone las cosas en su lugar .Hemos perdido todo sentido de la realidad y pretendemos que la gente nos crea cuando nada hacemos por ellos. Soy profesor y el drama de la educación va a tener un alto costo político; los profesores han buscado apoyo en la DC y el partido ni siquiera apoyó a los camaradas profesores ,seguimos perdiendo en las organizaciones sociales, nuestro discurso es irreal y ajeno a los intereses de la gente. La Concertación NO TIENE ya más la marca de la falange , la gente nos ve como comparsas y de segunda porque la directiva nacional lo permite y nada ha hecho en lo casos de corrupción como el EFE y en el Ministerio de Educación a pesar de tener los antecedentes .
Este no es más mi partido ,no practica las ideas ni las acciones del Humanismo Cristiano ,no tiene mística ,mientras los partidos Socialista y el PPD ya andan buscando válidamente votos en contacto con la ciudadanía y los aplaudo , las directivas comunales y provinciales DC sólo cumplen con la orden invisible de apoyar la candidatura de Soledad Alvear a la reelección sin escuchar a nadie a pesar de los esfuerzos de connotados militantes para lograr la unión del Partido en una mesa
La ceguera y obcecación por hacer de Soledad la Presidenta de Chile por sobre todo y por encima de todos y a cualesquier precio y costo interno donde los otros no cuentan está matando el espíritu que siempre tuvimos
Mi renuncia no obedece a nada personal, nada tengo en contra de Soledad Alvear o en contra de militante alguno ,siempre fueron mis camaradas, obedece a la evidente mala conducción nacional que lleva al Partido a su minimización como opción para Chile.
No me voy a la derecha ni a la izquierda ,seguiré siendo democratacristiano de principios acciones y valores aunque no estaré más inscrito en el partido al que le dediqué toda mi vida política
Deseo que Dios ilumine al Partido y a la directiva nacional y haga que se corrija tantos errores antes que sea más tarde.
Un abrazo fraterno Carlos
Orson Corvalán Vera
Profesor de Estado.

En la DC desde 1958 hasta ayer, fueron 50 años….

¿ Filtración de Información, Desesperación o Mal Manejo Político ?. J.R.Veliz

Cuando existe una actitud de confundir, con la clara intención a la tergiversación y a la mentira, y si esta información proviene de una prensa que durante mucho tiempo, es y ha sido monopólico en la información que se entrega a la Región de Coquimbo, se puede presumir entonces que este medio tiene un segó de manipulación de manos de la oligarquía Velásquez. En el entendido de que cada titular esta digitado, estudiado y este medio dependiente se lo pasa tomando posición.
Por más de una vez hemos sido tolerantes, a tanta mentira compulsiva de Velásquez y Asoc., y es molesto por decir lo menos, pero cuando se marca reiterativamente tendencia, dudamos entonces que realmente estemos bien informados, no es menos cierto, que guagua que no llora no mama, y queda evidenciado cuando expusimos la actitud mediocre, entre manipulado y manipulador (Pereira y Velásquez), del contrato funesto por el pago de la indemnización del esposo de la Sra. Velásquez, esto nada más ratifica el comprometer fondos de futuras gestiones municipales, sin mediar consecuencias, dediciones de todas las personas involucradas y sin escrúpulos. Lo importante que sin lugar a dudas, y en un dos por tres se localizó la documentación sustentatoria. ¿Que raro, no le parece? http://www.diarioeldia.cl/detalle.asp?id=797&idsec=43.
Pero para el caso es lo mismo, hay noticias que se notan están estudiadas maquiavélicamente, de forma peligrosa y de contigua manipulación política, que no es más que otra manera de histeria o arrebato, y pocos recursos (políticos). http://www.diarioeldia.cl/detalle.asp?id=1032&idsec=43 Se intuye también la poca pericia del periodista, el cual deja ver claramente una manipulación con toda la intención del mundo. Los periodistas no tienen por qué saberlo todo, pero creo que si deben informarse adecuadamente, y no lo digo en forma despectiva, ya que la presidencia del partido Demócrata Cristiano, dispone de una pagina que es sitio: http://www.pdc.cl/, en la cual se ha ido paso a paso entregando la información, de la determinaciones y el proceso en conjunto, sobre la elecciones internas para proceso Municipales 2008. Llamo a estar tranquilos a los camaradas quienes tenemos fé, de un proceso que si bien asido muy dificultoso y costoso; en el entendido de la lucha por malas atañas, tendrá un bien proceder.
Cabe señalar entonces que: - En el último comunicado de la Mesa Nacional, punto tres de este comunicado textual:
· …para enfrentar las Elecciones Municipales a las cuales se integrará el Presidente Regional, con plenos derechos, cuando se traten temas relativos a su propia región. Estas son:
a) Selección de Candidatos, integrada por: Jorge Burgos (presidente), Jaime Ravinet, Genaro Arriagada, Hernán Bosselin, Gonzalo Duarte, Alejandra Miranda, Ignacio Montiglio, Belisario Velasco, María Eugenia Mella y Héctor Gárate.
El Camarada Jorge Pizarro Soto, Senador de la Republica, en ninguna parte aparece como nominado para la elección de los candidatos, si bien puede dar una sugerencia, pero no es determinante su decisión. A lo anterior, se le solicito no influir internamente, por la transparencia del proceso. (Comentario del Camarada Jorge Burgos, hecho en Tongoy, Coquimbo, en reunión realizada el día 15 de febrero del 2008).
Juan R. Véliz Vera
Pre Candidato Alcalde,
Elecciones InternasPartido DC,
Ciudad de Coquimbo

martes, febrero 26, 2008

COMISIÓN INTERNACIONAL PARTIDO DEMÓCRATA CRISTIANO
La Comisión de Asuntos Internacionales del PDC de Chile, ante la renuncia de Fidel Castro a la presidencia de Cuba después de más de 40 años en el poder expresa:

1.- Sus deseos de que la referida resolución de Fidel Castro, signifique una nueva etapa en Cuba, en el convencimiento de que los métodos políticos democráticos para demandar y llevar a cabo los cambios que la sociedad cubana requiere, son los más eficaces y eficientes, los que mejor responden a los requerimientos éticos de la libertad y la democracia de los pueblos.

2.- Hacemos votos para que este nuevo escenario político en Cuba se refleje en el respeto de los derechos humanos, las libertades individuales, los principios democráticos y la participación de todos los cubanos sin excepción, como asimismo el compromiso con la Carta Democrática Interamericana por parte del nuevo gobierno cubano.

3.- La Democracia Cristiana de Chile, reitera su solidaridad con el pueblo cubano y su disposición de colaborar con los partidos, movimientos y organismos democráticos no solo en Cuba, sino en cualquier país del hemisferio, en todas aquellas medidas tendientes a perfeccionar y consolidarla democracia y la libertad en el Continente como instrumento para lograr el bienestar de los pueblos y en tanto imperativo jurídico interamericano.

Carlos Tudela
Secretario Ejecutivo Comisión Asuntos Internacionales PDC

Santiago de Chile, 19.2.2008.-

Andrés Zaldívar lamentó que la DC "no está para competencias internas" .Andres Zaldivar

El otrora timonel del Senado aseguró que se mantendrá alejado de los eventuales candidatos a la directiva de la colectividad, mientras la timonel Soledad Alvear prepara su campaña de reelección.
El ex ministro Andrés Zaldívar consideró que la Democracia Cristiana (DC) aún no está lista para las próximas elecciones internas que se llevarán a cabo el 6 de abril, pues no tuvo éxito su deseo de conformar una mesa de unidad para el partido.
"No he tenido eco, pero voy a seguir insistiendo (en la directiva de unidad), porque creo que el partido no está para competencias internas", comentó el ex senador.
"Posibles definiciones de liderazgo a través de la elección de la directiva es legítimo. Si se va a tomar ese otro camino que se haga, pero no creo que sea el mejor", señaló.
Según dijo Zaldívar, no apoyará públicamente ninguna candidatura, ya que -a su juicio- debe ser "coherente" con su planteamiento.
"Creo que no me corresponde a mí promover ni una ni otra posición", indicó.
Los candidatos a la presidencia de la colectividad deben estar definidos el próximo 6 de marzo, cuando comiencen las campañas, por lo que la actual timonel Soledad Alvear se alejará de la dirección para dedicarse a la actividad electoral.
"Aunque el estatuto no lo dice, porque no está prohibido el presentarse a reelección, es altamente probable que ella (Alvear) no quiera, durante esa campaña entre el 6 de marzo y el 6 de abril, conducir el partido como una forma de dar garantías a todo el mundo", explicó uno de los vicepresidentes de la tienda Jorge Burgos.
En ese sentido, la dirección de la DC caería en las manos de Sergio Micco durante el mes de campaña.
En tanto, los "colorines" que aún quedan en el partido no descartan solicitar una postergación de la fecha de elección
"Queremos ver si la decisión se tomó por los órganos correspondientes, si todos los temas que tienen que ver con el padrón, con el proceso electoral mismo, cuáles van a ser las garantías de todas las alternativas que puedan surgir. Vamos a evaluar pedir una suspensión de este proceso en la medida en que tengamos mérito para ello", relató Fuad Chain. (Cooperativa.cl)

lunes, febrero 25, 2008

La Concertación y sus "Mio Cid"..A.Cortez T. (AP).

Los colectivos humanos que conforman los partidos políticos de la centroizquierda de mayor tradición y raigambre ideológica y político-cultural todavía viven desasosiegos y molestias espirituales o intelectuales más o menos profundas y cuyo origen se remonta a décadas pasadas, a aquellas en las que tuvieron que caminar entre los escombros de los muros o soportar el diluvio de literatura y discursos que en lenguaje casi bíblico anunciaban el fin de las utopías, de la historia, de las ideologías, de los megarrelatos, etc.
Hoy, por cierto, esos desasosiegos y molestias ya no están cubiertos, como ayer, por una atmósfera con visos de tragedia.
Al fin de cuentas se ha sobrevivido y el mundo ha dado giros contrarios o de resultados distintos a los presagios apocalípticos que se erguían sobre las corrientes políticas progresistas y con ancestros fuertes en lo ideológico y cultural.
Sin embargo, y aunque más atenuadas, las incomodidades, las insatisfacciones espirituales, culturales, conceptuales perviven en esos mundos colectivos de los partidos a los que aquí se alude y que en el caso chileno son, principalmente, el Partido Socialista y el Partido Demócrata Cristiano.


Probablemente, ese tipo de inquietudes y vivencias ya no tengan el halo trágico que tuvieron hasta hace unos lustros, pero sí un sustrato que irradia grados de dramatismo.La militancia media, la mayoría del común de mujeres y hombres que se mantienen activos en los partidos socialista y democratacristiano ya no sienten los grados de plenitud, de realización mental y moral que antaño les otorgaban la acción, los idearios políticos y la pertenencia a su organización. Hoy hacen política con un dejo de infelicidad y de frustración latente e impulsados, en gran medida, por una obligación o compromiso autoimpuesto desde tiempos remotos.Las minorías entusiastas –que también las hay-, en realidad y en general, no hacen política en su sentido ético-vocacional.
Lo que normalmente hacen es un trabajo, en su sentido prosaico.
En la actualidad, pareciera estar asentada y legitimada la idea acerca de la importancia de la subjetividad en la política o, más extendidamente, en las motivaciones subjetivas que inspiran prácticas de contenido y efectos sociales. Pero, quizá por pudor, quizá por trabas culturales, quizás por las usuales indiferencias por el “otro”… quizá porqué, el hecho es que se le ha prestado escasísima atención –desde el pensamiento y desde la conducción política- a los fenómenos subjetivos que participan en el proceso de deterioro que afecta a la Concertación y en especial a los partidos señalados.


En el PS y en el PDC, la “condición humana-militante” arrastra situaciones críticas por conflictos internados subjetivamente y que atañen a contradicciones no resueltas entre ideología y práctica, entre discursividad y cotidianeidad, entre idearios trascendentes y el inmediatismo en el ejercicio del poder, etc.


Distanciamientos entre elites y bases partidarias


Han transcurrido dos décadas desde el colapso de los “socialismos reales” y han pasado tan sólo unos pocos años menos desde que el socialcristianismo mundial enfrentara experiencias traumáticas, desintegradoras y casi letales.
Las elites políticas y las supraestructuras políticas de las elites de ambas corrientes –con distintos ritmos y resultados- se sobrepusieron a las catástrofes, pero desatendiendo las crisis o estremecimientos subjetivos de sus séquitos, producidos tanto por los desastres históricos como por las formas y dinámicas que asumieron los procesos de reconstrucción de los cuerpos elitarios y de actualización de los pensamientos y de las políticas partidarias.


En efecto, las reconstrucciones elitarias tuvieron mucho de destructivo de sus pasados y experiencias históricas, intelectuales, políticas, discursivas, valóricas, conductuales, etc. Y lo propiamente reconstructivo o, más bien, lo propiamente nuevo y novedoso, fue llevado a cabo, en muchos casos y ámbitos, sin “solución de continuidad”, sin procesos orgánicos o amónicos de reflexión crítica sobre sus ancestros culturales y que dieran lugar a revisiones razonadas y legitimadas y a renovaciones fluidas desde esos procesos y, por lo mismo, transformables en nueva cultura política colectiva, ergo, asimilable por los colectivos partidarios.


La reconstitución de las elites y de las forma-partidos se hizo sin grandes bagajes teóricos e intelectuales, ignorando o soslayando las matrices de sus pensamientos fundantes, que no son sólo proclamaciones de “principios” genéricos y ahistóricos, sino también y sobre todo formas de razonar y de definiciones conceptuales desde el dónde y el para qué razonar.


El empirismo y el pragmatismo fueron las fuentes más influyentes en las readecuaciones políticas y programáticas de las elites y aparato-partidos. Bajo la égida de la empiria y el pragmatismo –y sin soporte teórico propio y sólido- era inevitable que en la reconfiguración de políticas y programas se insertaran o amalgamaran cosmovisiones distintas y hasta rivales o contrapuestas.En pocas palabras, la reconstrucción de las elites y de las estructuras elitarias de socialistas y democratacristianos fue a costa de un largo, ancho y constante caminar hacia los abandonos, los silencios, las evasiones, las marginaciones, etc., de una buena parte de sus pasados mentales y experimentales acumuladas en sus partido-masas.


Ese caminar tuvo un buen arribo, pero, a su vez, contradictorio.
Condujo a democratacristianos y socialistas a cuatro gobiernos consecutivos. Fue eficiente en cuanto política-poder. Pero, a su vez, llevó al deterioro del PS y del PDC como constructores y expresiones de cultura-política histórica y, más específicamente, como organizadores de culturas políticas históricas. Es decir, han perdido poder de competencia por la hegemonía político-cultural dentro de la sociedad, en una etapa donde, precisamente, esa competencia es mucho más clave que otrora en las dinámicas políticas, dadas las transiciones valórico-culturales y conductuales que circulan por Chile y el mundo.
Pervivencia de tradicionalismos ideológicos
Y aquí es donde empiezan a tallar los precios a pagar por una reconstrucción o renovación elitaria que ignoró “la condición humana-militante”, la importancia de la subjetividad en la política moderna.La falla mayúscula de los procesos reconstructivos o renovadores en el PDC y en el PS fue la relativa lejanía que de ellos tuvo el partido-masa. Las militancias medias siguieron y acataron, con una actitud muy cercana a la pasividad, los virajes políticos, las renuncias, ausencias o manipulaciones doctrinarias, pero no las internaron como nuevas “conciencias” o “nuevas culturas”.


Y no las internaron, simplemente, porque esos cambios no eran resultado ni reflejaban un nuevo momento conceptual de sus partidos y, por lo mismo, no eran nutrientes para el surgimiento de una nueva y veraz cultura política, con capacidad para devenir en una nueva hegemonía cultural colectivamente consensuada.El primer efecto político de este estado de cosas fue que la cultura política tradicional pervivió en los partidos-masas y en la subjetividad de la militancia. Pervivió durante años casi a escondidas, clandestina, en sordina y ladinamente.


Sobrevivió sin confrontar las renovaciones de las elites por lo respetos y temores que inspiraban la transición, por las inhibiciones que producía el discurso y la ideología de la “gobernabilidad” y por la sordera intelectual que se les desarrolló a la elites partidarias renovadas.
En dimensión o pretensión cultural masiva, las renovaciones elitarias, en más de un caso, emularon algunos procesos de cristianización indígena en los tiempos de la conquista y colonia. Creyeron haber devenido en hegemónicas por el simple hecho de que los subalternos asistieron a sus iglesias y prédicas, dejaron de rezarles públicamente a sus íconos y se volvieron, en apariencia, devotos de las imágenes representativas de la “nueva fe”.


De lo que no se enteraron es que debajo de esas imágenes de greda yacían ocultos y protegidos por ellas los antiguos íconos. Cuando un indígena se postraba ante una figura santa del catolicismo, sólo él sabía si le oraba a la representación visible o a la divinidad pagana que la primera cubría.
En suma, las ideologías tradicionales nunca desaparecieron de la intimidad, de la subjetividad del militante, nunca fueron suplidas como cultura política del partido-masa por la discursividad renovadora. Sin duda que tales ideologías no han permanecido impertérritas. No han sido impermeables a los cambios y a los fenómenos modernos ni a la influencia de pensamientos modernos.
Pero lo relevante aquí es el reconocimiento de dos cosas:- en primer lugar, el fracaso de los procesos renovadores en cuanto tornarse nueva cultura política de los partido-masas señalados, en cuanto erigir una nueva hegemonía cultural interna y subjetivada por y en la “condición humana-militante”;- y, en segundo lugar, la persistencia de una matriz ideológica tradicional que, a la postre, es la que ilustra el “alma” de las cosmovisiones, imaginarios, conceptualizaciones, razonamientos, etc., de la media del militante-masa, aun cuando tal “alma” no esté siempre y rutinariamente verbalizada.
Llegado a este punto conviene formular tres precisiones:
La primera es que la constatación del predominio de una cultura política tradicional al seno de los partido-masas no implica, de modo alguno, una reivindicación y valoración per se de la misma, en el sentido de considerarla con una calidad intelectual superior y más ad hoc a los requerimientos político culturales contemporáneos que las versiones discursivas construidas por las renovaciones.
El fenómeno que aquí interesa es la existencia en sí de ideologías tradicionales y de sus gravitaciones factuales dentro del PS y del PDC.
La segunda es que la persistencia del tradicionalismo ideológico es, en gran medida, responsabilidad de las elites intelectuales y políticas que encabezaron los procesos renovadores, básicamente, porque los condujeron de forma inorgánica o escasamente orgánica respecto tanto de los pasados culturales como de la militancia-masa culturizada por esos pasados.
Y la tercera es que en la permanencia y gravitación del tradicionalismo ideológico también le caben grandes responsabilidades a grupos de dirigentes partidarios que, en virtud de luchas intestinas, jugaron a la condición de contra-elite renovadora, para, desde esa condición, confrontar a las políticamente exitosas elites renovadoras.
En ese juego, las contra-elites abusaron de la manipulación política de las “ortodoxias” ideológicas, convocando a la militancia al resguardo de “principios” abstraídos de toda historicidad y realidad política.
El resultado fue una mayor inorganicidad entre los pasados culturales y los legítimos procesos de renovación política e intelectual.Ahora bien, la coexistencia en un mismo partido (y en una misma coalición) de una cultura política renovada y de una cultura política tradicional es causal evidente de conflictividades internas potencialmente mayores. Más aún si el conflicto político cultural se encarna en un conflicto entre elites partidarias y el partido-masa.Hasta hace poco los partidos de marras habían sorteado esa potencialidad conflictiva con relativa facilidad, aunque con algunas disrupciones y conatos de rebeldía.


Tres razones principales explican el porqué eso fue posible.
De un lado, porque durante bastante tiempo el tradicionalismo ideológico fue el más afectado por las derrotas o crisis históricas y, por ende, pasó por un largo periodo de “auto-exilio”, de cautelas y reservas, de interrogaciones sobre sí mismo, etc.
De otro lado, las culturas políticas tradicionales que habitaban en las almas de los partidos-masas chocaron casi violentamente con la cultura nacional de masas que se venía gestando y desarrollando como consecuencia de los cambios modernizadores. Es decir, la discursividad posible para el partido-masa no tenía acogida en los espacios sociales naturales a su desenvolvimiento: las masas nacionales.


Y, por último, se vivían los tiempos de las elites renovadas, elocuentemente exitosas en el plano estricto de la política y del poder institucional o estatal. Si bien habían fracasado en su misión de tornarse político-culturalmente hegemónicas dentro del partido-masa, se habían posicionado como liderazgos políticos eficientes con el reconocimiento del sujeto y de la masa militante. El poder y los liderazgos institucionales que acumularon no sólo le significaron el control político partidario con el consenso o anuencia de la masa militante, sino que también legitimaron ante ésta la eficacia racional-instrumental de su discursividad renovada.El retorno relativo de las “ortodoxias”Pero esos tiempos se acabaron.


Transición, restauración democrática, gobernabilidad, deuda social, modernizaciones, etc., ya no son los temas centrales del país.
Mundialmente, por su propio devenir, la globalización y la modernidad han sido desmitificadas en su imagen de grandes procesos y fines seculares y “técnicos” que asegurarían la felicidad humana y que reemplazarían la extemporaneidad y metafísica de las viejas utopías.Por doquier reaparecen los antiguos temas: La conflictividad social, política, cultural, etc., se re-devela cotidianamente. El “modelo chileno” perdió su cualidad de dogma y recibe cuestionamientos de todo orden y de todas partes. Ya no basta con que las “instituciones funcionen”. Se discute sobre calidad de la democracia. Pagar la deuda social ya no es suficiente.
En la palestra está el “salario ético”.
Que bien la estabilidad macroeconómica y las perspectivas de crecimiento, pero el asunto que preocupa es la distribución de la riqueza.En definitiva lo que se ha reabierto en Chile –y no sólo en los partidos socialista y democratacristiano- es un debate sobre imaginarios de sociedad a construir y que incluye inconformismos amplios y relevantes respecto de la sociedad vigente.
No es todavía una discusión sistematizada, rutinizada y siempre explicitada con todas sus letras. Se diluye en apreciaciones y propuestas focalizadas y se comunica, en más de un momento, a través de lenguajes elípticos y eufemísticos impuestos por una suerte de “ideología del estatus”. Pero el debate está, ronda sobre lo totalizador y, previsiblemente, irá in crescendo.Tampoco se trata de una moda pasajera o de simples ejercicios especulativos de intelectuales y bohemios. Se afirma, ante todo, en un criticismo social de indudable masividad.


Se ampara, a su vez, en críticas sociales que emanan de prácticas teóricas serias nacional e internacionalmente. Se trasluce desde diversos enunciados que provienen de mundos dirigentes distintos y que se resumen en calificaciones del estadio histórico como nueva etapa, nuevo ciclo, salto al futuro, etc. Y para los efectos de este escrito, lo que más importa es que se ha internado en ámbitos de la política y de los partidos.


La emergencia de este tipo de discusiones –que responden a realidades y necesidades socio-estructurales- es un acicate para que los partidos-masas aquí aludidos se sientan autorizados a desempolvar matrices y lógicas de sus culturas políticas tradicionales.Las elites renovadoras y las ideologías de las renovaciones ya no los inhiben. Ni unas ni otras tienen hoy la consistencia racional-instrumental que tuvieron y, por lo mismo, tampoco tiene la eficiencia de antaño. Pero, además, en tanto ambas lideraron los procesos que han culminado en una realidad criticable, se vuelven naturalmente motivo de crítica.En los últimos tiempos, muchas de las dificultades por las que ha atravesado -y por las que atraviesa- la Concertación, su gobierno y sus partidos están ligadas a este resurgimiento de las culturas históricas de los partidos progresistas.


Por supuesto que no es un resurgimiento íntegro y puro de las “ortodoxias”, sino más bien de retazos y de híbridos, pero que conserva esencias tradicionales suficientemente fuertes como para dar lugar a capacidades de orientación ideológica y conducción política.
Algunas prevenciones
Ahora bien, esta suerte de “retorno de los brujos” tiene un lado positivo: genera la posibilidad que en los partidos de la Concertación y, en particular, en el PS y en el PDC, se reabran –un tanto forzados por la “rebelión de las masas”- procesos de reactualización político-cultural, imprescindibles para desenvolverse en las nuevas realidades como centro-izquierda moderna y necesarios para reconstruir hegemonías ideológicas internas que superen la renovaciones elitarias.
Pero también representa riesgos y de tonalidades elevadas. A continuación se puntualizan algunos de ellos.a) Cabe la posibilidad –de expresiones ya en ciernes- que entre los militantes y adherentes que se sienten reencontrados con sus pasados ideológicos se incrementen las críticas y las subvaloraciones por lo obrado (o no obrado) en los gobiernos de la Concertación. Ante todo porque en las culturas políticas tradicionales del progresismo el ingrediente “anti-capitalismo” y “anti reproducción ampliada del capitalismo” es muy potente y ambos son premisas intelectuales muy decidoras de juicios sobre otra infinidad de materias.
Los gobiernos de la Concertación están muy lejos de haber actuado con lógicas de esa naturaleza. Casi por el contrario. Han sido eficaces en la consolidación y avance del capitalismo moderno y globalizado. Sin duda que merced a ello el país ha progresado, pero lo que valora la cultura de centro izquierda tradicional es el progreso transformador, reformador del estatus capitalista. Y puesto que esa no ha sido ni remotamente una impronta de los gobiernos concertacionistas (ninguna de las grandes y encomiables reformas realizadas se pueden considerar inmersas en esa lógica), toda sus actuaciones quedan “bajo sospecha”, de acuerdo a esencialidades del pensamiento histórico en etapa de reactualización.b) Es previsible que el despliegue entre los partidos-masas de lo político-cultural histórico se traduzca en discursividades, propuestas y gestos políticos radicalizadores y cuya radicalidad provenga, precisamente, de paradigmas tradicionales del progresismo y, por ende, deriven en demandas estatistas de viejo cuño y en tendencias a corporativizar “clasistamente” los debates y conflictos sociales y políticos. Por cierto que manifestaciones de ese cariz entrarían en contraposiciones con las líneas estratégicas y programáticas del actual gobierno, tensando a la Concertación en grado sumo. c) Siguiendo estas hipótesis existe también el riesgo de un reordenamiento maniqueo de los grupos conflictuados dentro de la Concertación.
Maniqueo porque los puntos en contradicción que se revelarían serían la adscripción a la culturas progresistas históricas o a las renovadas, la pertenencia al partido-masa o a la elites del poder, la disputa por la preeminencia de la política o la tecnocracia, etc. Es decir, pudiera ser un reordenamiento con ribetes de división “clasista” e intelectualmente sostenido sobre prejuiciosos e ideologizados “anti”. d) Por último –y esta es la amenaza mayor por lo sintética- es que la confluencia de varios factores, junto a la revalorización de las culturas políticas tradicionales , facilite el desarrollo de una suerte de movimiento relativamente masivo (en parámetros partidarios) cuya impronta sea la de una “renovación regresiva” que ponga en jaque no sólo a los cuerpos dirigentes de la Concertación sino también las reconstrucciones conceptuales de la centroizquierda que, por su rigor y organicidad, son efectivamente cimientos para la restauración de una centroizquierda moderna.
En definitiva, el temor es que grandes huestes de los partidos-masas salgan a cabalgar como en la historia del Mio Cid: guiados por ideas y personalidades célebres, pero ya muertas.
Para finalizar, una insistencia.
Estos fenómenos y amenazas tienen plena racionalidad político-histórica. En el progresismo, ni las culturas políticas tradicionales ni las renovaciones elitarias están dando cuenta cabal y eficiente al mundo y al país reestructurado y con dinámicas reestructuradoras. Hay un vacío político-cultural que está haciendo de la centro-izquierda lo que jamás puede ser: objeto y no sujeto de la historia. En las rebeliones del individuo-militante late esa percepción. Y caramba que es perceptiva de ese estado de cosas la “condición humana-militante”: la negación de ser objeto histórico está en la esencia del caudal subjetivo que lleva al hombre o mujer de centroizquierda a militar.(AP)

La opción es integrar. R.Fortunatti.

Mariano Ruiz-Esquide cree que la lista de consenso para las elecciones internas de abril debe integrar a "alvearistas", "chascones", "freístas" y "colorines". Además, en el tema de las subvenciones, recuerda que cuando "la Concertación y el Gobierno planteamos la necesidad de hacer un duro control de los sostenedores, la Alianza lo rechazó".

-¿Qué le parecen las gestiones que lleva Belisario Velasco para arribar a una mesa de consenso en la DC?

-Bien. Soy partidario de que ojalá se logre un acuerdo en ese sentido, porque creo que le hace bien al partido. La DC en el último tiempo ha pasado por variadas dificultades de convivencia y si eso ayuda a unir al partido para que podamos concentrarnos en llevar a cabo las resoluciones del último Congreso Ideológico, yo lo apoyo. De ese congreso surgió una serie de iniciativas que me gustaría que pudieran ser desarrolladas, pero no se ha podido porque, ya desde el mismo día de su término, salieron dirigentes a denostarlo y decir que no había servido para nada.

-Pero el mundo "chascón", al que usted pertenece, se encuentra dividido. Por su lado, Belisario apuesta por una mesa de unidad pero que, idealmente, no sea liderada por Alvear. Gabriel Ascencio señala que si la senadora insiste en la reelección él levantará una lista de competencia. Claudio Huepe, en las antípodas, no apoya esa competencia.
-¿Eso dijo Claudio? Pues yo estoy de acuerdo con él. Creo que hoy la opción es buscar una integración de todos los sectores y no profundizar las heridas que ha dejado la exacerbación de los caudillismos. Yo respeto las distintas posiciones, pero estoy mucho más cerca de Huepe que de Ascencio, que dicho sea de paso, hace mucho rato que no representa a nuestra tendencia.

-¿Y cree que Soledad Alvear esté por una mesa de consenso considerando que en la última interna fue apoyada por dos tercios del partido?-Tengo la impresión de que a ella no le desagrada la idea de una mesa integrada, pero es a su entorno más próximo a quien no veo muy entusiasmado con la idea. Además, la concepción que ella tiene de una dirección integrada es que ella debe elegir a quienes la componen de entre los dirigentes más cercanos. Yo, por mi parte, creo que como tendencia debemos tener el poder de decidir quién de los nuestros va a sentarse en esa mesa. Sólo así es posible que surja la unidad.

-Bajo ese prisma, ¿cuáles son las tendencias que debiesen participar de esa mesa?

-De partida, los chascones llevamos más de 40 años luchando por una línea de vanguardia en la DC y creo que nos hemos ganado ese espacio. También el freísmo que si bien es pequeño y un tanto disperso, tiene un gran poder al interior de la DC. Soledad dice que no cree en grupos, pero de que los hay, los hay. De partida gran parte de su lote se mueve políticamente en conjunto desde hace más de 20 años.

-¿Y los colorines que se quedaron en el partido? Ellos se reúnen hoy y están observando las negociaciones para decidir que harán.

-También podríamos decir que ellos tienen sus méritos como grupo interno. Adolfo ya tenía grupo cuando, a fines de los ochenta, estábamos en la discusión de si debíamos legalizarnos y hacer alianza con lo que después fue la Concertación. Los colorines hoy están en dos grupos: los que se fueron, que se fueron nomás, y los que se quedaron que creo que lo hicieron porque desean la unidad y no como quintacolumnistas. Nosotros hemos tratado de acogerlos pese a lo doloroso que fue el quiebre. Yo ya he vivido cinco quiebres en el partido y no pudo decir que recuerdo alguno que haya sido indoloro, pero espero que esas heridas finalmente se superen.
-¿Cree que finalmente la opción de Ascencio se concrete?

-Es que yo no sé qué quiere. Porque si es sólo para oponerse a la Alvear, no sirve de mucho. Y depende de quién lo apoye, porque dime con quién andas y te diré quién eres.

El tema de la semana fueron las subvenciones.

¿Por qué se produjeron irregularidades en la asignación de fondos?

-Ésta es una situación extremadamente lamentable que ha sido utilizada de manera inadecuada por la Alianza. Acá hay varias cosas de fondo. En primer lugar, el modelo de subvención se basa en el recto equilibrio entre los deberes y derechos del sostenedor, cimentado en una realidad de la educación que cambia a partir de 1985, desde una actividad donde sólo se gana lo necesario para vivir bien a un esquema de negocio con buenos y malos sostenedores, donde el modelo permite ciertas situaciones incorrectas. Por eso, creo que la discusión debe enfocarse en reparar la normativa para que no se produzcan nuevamente estas situaciones y judicialmente se debe llegar hasta la verdad y sancionar a los responsables.-El tema que está en el tapete es la falta de fiscalización que hubo en la correcta entrega de las asignaciones.-Ahí hay un punto clave y es que tanto la Concertación como el Gobierno planteamos la necesidad de hacer un duro control de los sostenedores y la Alianza lo rechazó.

-¿Por qué se opusieron?

-Ellos defienden la plena libertad de los sostenedores para hacer las cosas, pero "dentro de las normas", como dicen. Pero cuando pedimos mayor control se nos ridiculizó con asesores que hicieron una presentación absolutamente folclórica. Hay un modelo que corregir, pero la Alianza lo que ha hecho es rebajar el debate y hacer de esto una campaña política. No se puede partir de la base que todo lo público es corrupto y todo lo privado es un tema de emprendedores. Acá la derecha no ha hecho ninguna referencia a los sostenedores que han aprovechado el dinero maliciosamente. O sea, cuando decimos que el ministerio debe controlar se nos trata de estatistas y cuando no, se nos acusa de no controlar. Y eso es porque a ellos no les importa el tema, sino sólo sacar un provecho político, lo que es una pequeñez.
-¿No cree entonces que Yasna Provoste deba renunciar a su cargo?

-No lo creo. Primeramente por una cosa formal: en nuestro país, quien pide las renuncias es la Presidenta. Cuando Belisario Velasco renunció, todo el mundo lo criticó. No le pidamos entonces a la ministra que haga lo que se le criticó a Belisario. Y, en segundo lugar, porque acá debe haber un término y saber quién es el responsable. Hay personas que deben permanecer en el ministerio hasta que esto se aclare, porque si usted las expulsa, sanciona y echa, ya no está en condiciones de saber lo que realmente pasó.

-Se refiere al seremi Alejandro Traverso?

-Por supuesto.

-¿Y no cree que hubo falta de celeridad en la ministra cuando sólo vuelve de sus vacaciones cinco días después del estallido del escándalo?

-Eso es buscar el flanco pequeño y sin ninguna altura de miras para tratar el tema. Antes de que se haga un análisis más profundo, la derecha busca la caída de la ministra y el presidente de la UDI, Hernán Larraín, habla de pedir una interpelación. Yo hablé el viernes con la ministra y me dijo que a ella le parecía que, con los datos que había dado en su momento, era suficiente. Cuando se dio cuenta de que no bastaba, le pareció razonable venirse. Ella también me dijo que se vino de motu proprio, y que algunos personeros del partido que han dicho que la llamaron para que regresara, en realidad jamás lo hicieron.

-El diputado Jorge Burgos dijo por la prensa que debía regresar.-Es lógico siempre y cuando lo haya hecho antes en privado. En un partido político tiene que haber lealtades, si la llamó y le dice véngase y después lo señala, perfecto. Si no es así, eso deja de tener transparencia.

LA OBSESIÓN POR EL LÍDER. Andres Rojo.

De un tiempo a esta parte, me llama la atención el afán con que algunas personas cultas y con formación política de nuestro país se vuelcan a un virtual fanatismo por algunas figuras de la política internacional, casi soñando con la posibilidad de que esos personajes fueran parte de la oferta local.

Hoy es el turno de Barack Obama, como antes lo fue de Nicolás Sarkozy o incluso José María Aznar. Nunca es un político chileno el que despierta la admiración de los miembros de la elite pensante nacional, como sí ocurrió antaño aunque a un nivel no tan académico con personalidades como el León de Tarapacá Arturo Alessandri o Salvador Allende.

Hay una tendencia a mirar hacia fuera en la búsqueda de políticos inspiradores que puede deberse a la inexistencia de figuras atractivas en el terreno interno, aunque también puede haber cierto afán de pertenecer a ese mundo desarrollado que se nos viene prometiendo a los chilenos hace años y cada cierto tiempo, como un sueño mágico capaz de despertar adhesiones a la hora de votar.

Lo real es que todas estas personas están provistas de un glamour del que parecen carecer los políticos nacionales, lo que es un criterio subjetivo por cierto, pero tienen también el don de la oratoria que se ha perdido en los podios de los discursos nacionales y, sobre todo, tienen la oferta de un sueño que sí se ha dejado de lado con absoluta claridad en nuestro caso.

Chile vivió la promesa de la "revolución en libertad" de Frei padre a la "revolución con empanada y vino tinto" de Allende para caer luego en una interrupción del discurso político con Pinochet por 17 años y al pragmatismo desideologizado de la Concertación por los 17 años siguientes, y hoy vemos con auténtica envidia a un Sarkozy que se pasea por el mundo con su Carla Bruni o a un Obama asegurando que "llegó el momento" de la unidad entre blancos y negros.

Para los chilenos no hay más promesas que la mantención de los equilibrios macroeconómicos o la solidez de nuestras instituciones. Ricardo Lagos alcanzó a prometer la igualdad y Bachelet el acceso de los ciudadanos al poder, pero como ello no se cumplió se terminó de perder la fe en los sueños y nuestra clase ilustrada se ve obligada a declarar su admiración por líderes foráneos.

Lo peor es que las técnicas del discurso, la oratoria brillante, la poesía puesta al servicio de una causa política no solo no son aprendidas por nuestros políticos, sino que incluso existe la impresión de que no se consideran siquiera necesarias, y eso es un desprecio hacia el público, como si no se requirieran líderes que saquen a la gente de su letargo.

PARA PONER AL PARTIDO AL SERVICIO DE SUS IDEALES. ....

MANIFIESTO
Por una generación comunitaria

El pueblo demócrata cristiano, cuya historia deberá volver a ser bastión de la Esperanza de Chile, tiene el imperativo ético de levantar su voz y acción social frente a los profundos conflictos que amenazan gravemente la convivencia fraterna.Los que adherimos a este manifiesto pensamos que nuestro Partido debe superar la hostilidad y la desconfianza, acercándonos gradualmente a una verdadera comunidad de hombres y mujeres libres.

La comunidad es la única forma de vida que dignifica la democracia, la que se nutre de la convivencia fraterna y de los buenos y justos afectos.Nuestro aprendizaje en la acción política se desarrolló en el contexto de la Dictadura, donde no había doble lectura sobre los valores que debíamos promover y a que poderes debíamos oponernos con todas nuestras almas y corazones. Nuestra conciencia cristiana nos alentaba.Dijimos: "Nunca más en Chile alguien será excluido o perseguido por pensar distinto".

"Nunca más volveremos a sentirnos enemigos, ni ampararemos la vulneración de derechos de nuestros hermanos". Luchamos por la recuperación de la Democracia, que por el relato de nuestros padres supimos era la alternativa correcta para una convivencia pacífica.La negación entre camaradas es la pérdida de la comunidad, por lo tanto, la pérdida de la democracia. Hacemos un llamado al Entendimiento Nacional entre Demócratas Cristianos, que en base al respeto mutuo, nos dispongamos a llevar a cabo el proceso de consolidación democrática social-comunitaria que el 12 de Octubre determinamos en el Quinto Congreso Ideológico, lo que nos obliga a asumir el debate generado en dicha instancia, donde claramente existen grandes acuerdos que constituyen una motivadora agenda política, sin embargo, también debemos abrir la discusión en aquellos temas que por nuestro compromiso con la justicia social y el ideal humanista cristiano tenemos el deber ético de profundizar.
Esperamos que el documento final del encuentro, represente la riqueza y la diversidad democrática expresada en cada comisión.Es el momento que el esfuerzo de todos nosotros, nos conduzca a la conformación de una conducción política que consagre una institucionalidad partidaria, que respete y valore el sentimiento comunitario de nuestros camaradas, donde la amplia y rica diversidad del partido sea auténtica y proporcionalmente representada.

Un partido comunitario es un partido de vanguardia. Un Partido de vanguardia cuyo espíritu revolucionario proyecta nuestro ideal histórico concreto, no puede conformarse con la complacencia de los hechos acaecidos, sino que debe sorprenderse ante éstos, y luchar porque no se vuelvan a repetir. Es en definitiva, el retorno o reconstrucción de la amistad cívica, lo que nos da el sentido de ciudadanos y sobretodo de auténticos camaradas.

La ética demócrata cristiana nos inspira a una lealtad irrenunciable con Chile, la que no debe ser mal entendida y ciega ante los problemas sociales, problemas de los cuales, en algunos casos, nosotros como Partido también somos responsables.Los ciudadanos y ciudadanas empiezan a percibir que la democracia cristiana no debate asuntos de relevancia nacional, sino por el contrario, las discusiones se basan en rentabilidades al corto plazo, sin medir consecuencias. Alejándose inexorablemente de los principios que inspiraron la creación de nuestro partido.

Un PDC débil pierde, debilita a la Concertación y favorece las aspiraciones de la derecha para volver a La Moneda después de 50 años. Frente a esa realidad debemos movilizarnos con energía y convicción en las próximas elecciones municipales, y la razón no es simplemente por mantener o aumentar votación, sino porque creemos que aún quedan muchos temas por resolver, porque sabemos que a pesar del tiempo y de los momentos malos que hemos vivido, importantes sectores de la población siguen viendo en la Democracia Cristiana, la respuesta a sus grandes anhelos de Justicia y de Paz Social.
Nuestra generación siente un profundo orgullo que en los años ochenta, noventa y parte de esta década, desde distintos espacios, como el Partido, las organizaciones sociales y el ámbito público, hemos sido protagonistas aportando significativamente en la promoción de los derechos juveniles, el reconocimiento y validación de la diversidad, la equidad de género, la redistribución de la riqueza y la cultura de la paz.Camaradas, hermanos, hacemos un llamado a adherirse a un gran movimiento nacional comunitario, para hacer de nuestro partido una verdadera comunidad, a partir de la cual podamos entendernos y sobre todo luchar por la justicia social, dignificar y redistribuir el poder a los trabajadores, mujeres, jóvenes y marginados.

Recordando a nuestro Camarada Maestro Jaime Castillo Velasco, "en la medida que la persona humana se incorpora y participa en su Comunidad se acerca a la perfección espiritual, humanizando las relaciones sociales".ESTE MANIFIESTO ES UN COMPROMISO CON EL PARTIDO, LA CONCERTACIÓN Y CHILE.JUVENTUD CHILENA ADELANTE
José Sabat Eduardo Reyes Marcelo Góngora Paulina Reinoso Gonzalo Wielandt Cristian Cofré

Democracia Cristiana, estimada camarada Soledad Alvear Valenzuela. por Carlos Saavedra M.

Antes que todo, mis respetos y solidaridad a los 25 nuevos camaradas que han renunciado a nuestro partido (Todos Dirigentes DC), por el solo hecho de haber sido parte de una Democracia Cristiana, con principios y valores.
Renuncia, que no disminuye para nada su dedicacion partidaria de años, mis respetos a Uds., y sus familias.

CAMARADA SOLEDAD ALVEAR, LA CALIDAD EMPIEZA POR CASA.
“La Democracia Cristiana, es un movimiento de ideales que postula una visión del hombre, la sociedad y el mundo basada en el Humanismo Cristiano”.El flagelo de la corrupción destruye los fundamentos de los regímenes políticos democráticos.
Hay antiguas y nuevas modalidades de corrupción: cohecho, nepotismo, favoritismo, clientelismo, por citar algunos.Los partidos en el actual funcionamiento de los regímenes democráticos son irremplazables.
Los poderes ocultos o visibles del corporativismo y la tecnocracia, nunca pueden efectuar la tarea de mediación política de los partidos con transparencia y lealtad democráticas.Con todos los recaudos señalados, debe insistirse que los partidos son el espejo democrático de cada sociedad.La calidad democrática, se mide por la calidad del sistema de partidos.
Un civismo, fundado en una ética política consecuente, muestra sus exigencias en el reclutamiento y selección de los dirigentes, en las modalidades de adopción de decisiones internas, en la forma en que se práctica la amistad cívica con los otros partidos tanto los próximos como los lejanos.
En suma, solo la calidad ética de la convivencia política interna de los partidos puede prestigiar la vida política a los ojos de los ciudadanos que observan su quehacer cotidiano.Esta obra de inicios, por tanto, habrá de ser entendida como una invitación abierta y franca, para compartir fraternalmente una misma visión del hombre, la sociedad y el mundo que nos rodea, teniendo como destino final una nueva forma de organización humana, La Comunidad de Hombres Libres, basada en los ideales y aspiraciones de varias generaciones que se identifican a sí mismas como demócratas cristianos.
En función del bien común, pretende construir un mejor orden de las relaciones en sociedad, entre los propios hombres y entre éstos y el entorno que les rodea. Este nuevo orden, se construye sobre la base de algunas inspiraciones fundamentales que dan cuenta de una determinada concepción del hombre y su situación histórica, que ha considerado en sus principios el mensaje evangélico cristiano.
Finalmente, soy y seguire siendo partidario de una MESA DE CONSENSO, pero sin que Ud., sea su presidenta. No obstante, su opcion Presidencial es su legitimo derecho, en tanto su opcion como Presidenta Nacional nuevamente de la DC, no lo encuentro eticamente y dignamente recomendable, por todos los acontecimientos acaecidos.
Carlos Saavedra Martinez
Militante y Dirigente DC
Antofagasta.

Tomemos distancia...y preocupemos de nosotros...P.Sanhueza. ..Es una alternativa que esta circulando..cespinoza. y agradecido de tus elogios.

Estimado Carlos:

Sigo cotidianamente tu publicación y te felicito por su globalidad, imparcialidad y valentía. En estos tiempos en que algunos amigos abandonan el partido y otros son "transformados" degradados por el poder (y el dinero), no me queda más que pedir que, por favor, no tengamos ni como Concertación ni PDC la próxima presidencia de la República. De otra forma estaremos condenados a ser el PRI chileno y a vivir muy pronto de glorias pasadas. Necesitamos un tiempo para nosotros, de introspección y corrección.

Muchos saludos,

Pedro Sanhueza
La Serena

Carta al Director " La Discusion" Chillan. Mario Espinoza.

Estimado Carlos: Adjunto te envio un nuevo aporte, es la copia de una Carta que le envie al Director del Diario "La Discusión" de Chillán: la cual, no fue publicada como era mi deseo, desconozco las razones de esta negativa.- Atte. Mario N. Espinoza Riveros, Primer Vice presidente comuna histórica y cultural de Chillán
Señor Director:
RUSSEL CABRERA PARADA
Diario “La Discusión”
P R E S E N T E .
Estimado Señor Director:
Agradeceré a usted publicar la carta que envío a continuación, en el diario de su digna Dirección:
“REMOCIÓN INTENDENTA Y CAMBIO DE GABINETE”:
Con motivo de la renuncia del ex Ministro del Interior, Señor Belisario Velasco, al día siguiente se produjo la petición de renuncia de todos los Intendentes (tas), del país; a las pocas horas se tuvo conocimiento que la Intendenta de la Región del Bio-Bio, se le había aceptado su renuncia y que en su reemplazo asumiría la P:P:D: Abogada: MARIA ANGELICA FUENTES FUENTEALBA.- Al parecer esto no tendría nada de malo.-
El grave problema esta en que la Señora Presidenta hizo los cambios de Intendentes (tas), no habiendo nombrado a un nuevo Ministro del Interior, el actual, es solamente suplente, lo cual, significa que estaría por un tiempo limitado mientras se nombra el Titular.- Como es de público conocimiento, las Intendencias y Gobernaciones, corresponden al Gobierno Interior; por lo tanto, dependen directamente del Señor Ministro del Interior.- Entonces, la pregunta es: ¿cómo se pudo haber nombrado a nuevos Jefes Regionales sin conocer aún, cual será el nombre del nuevo Ministro del Interior?.-
Una vez más, la Señora Presidenta hace las cosas mal y al revez, primero debió haber nombrado el nuevo Ministro del Interior y después haber realizado los cambios en Gobierno Interior, con la anuencia del nuevo Titular.-
La Señora Presidenta esta demostrando que no capta como se maneja el País desde el Palacio de Gobierno; al parecer, cuando asumió el 11 de Marzo de 2006, no se percató que la blusa que iba a vestir era demasiado grande y le quedo como carpa de circo de 2 pistas.-
A la distancia, creo que lo mejor que le puede ocurrir a nuestro sufrido y subdesarrollado país, es que ella, también presente su renuncia al cargo de Presidenta de la República y le entregue el Mando y el Poder al Señor Presidente del Senado, para que este en un plazo no superior a los 90 días llame a nuevas Elecciones; tal como lo señala el art. 29 de la inconsulta Constitución Política del Estado Art.29.- Y de esta forma pueda hacerse cargo del País, alguna persona que tenga Liderazgo y sepa algo como se Dirige en forma eficiente y eficaz a todo el país.-
Por otra parte, le diría a la ex Intendenta de esta región; que lamentablemente, el llevar el apellido TOHA, no constituye una dinastía y todas las personas que tengan ese apellido deben ocupar cargos públicos o de representación popular.- Algunas tienen aptitudes y carismas para Liderar ciertas areas de la Política y otras lisa y llanamente deben dedicarse a otra cosa.- Su Señor Padre y sus tíos se ganaron en buena lid todo lo que ellos obtuvieron. o puedan obtener -
Por lo tanto, si usted fue mal evaluada en su gestión a la cabeza de la Intendencia de la Región del Bio-Bio; esto no la faculta para ser pre candidata a la Alcaldía de Chillán; por que esta Municipalidad no constituye ningún premio de Consuelo para una mala (desde el el punto de vista de gestión) Intendenta.-
Para usted también vaya un pequeño consejo, mejor se dedica al desarrollo profesional, para lo cual estudio y al cuidado de su familia; por que sus niñas están grandes y necesitan los consejos y la presencia de su Madre.- Su esposo durante el último tiempo ha tenido que cumplir ambos roles de papá y mamá, ahora es el momento que usted le dedique todo el tiempo que ellas tanto necesitan.-
MARIO N. ESPINOZA RIVEROS
C. I. N. 4,577,106 – 7
Señor Director, agradecido por la cabida que usted le pueda dar a la carta precedente, lo saluda
usted con particular atención, su fiel lector.

lunes, febrero 18, 2008

PARA PONER AL PARTIDO AL SERVICIO DE SUS IDEALES. Edgardo Ozimica.

El Partido ha vivido en los últimos años permanentes luchas de poder entre los grupos dominantes, que han privilegiado el interés personal, grupal, de poder, al interés del Partido y del País.

Quienes ingresamos al partido por ideales nos hemos visto sobrepasados por dichos intereses mezquinos, que hoy tienen al partido dividido, con un Senador expulsado, cinco Diputados renunciados, otros tantos militantes renunciados.

Hemos visto como tanto el Camarada Frei como el ex Ministro Belisario Velasco han hecho un llamado a la Camarada Alvear para formar una lista de unidad para las próximas elecciones del Partido, donde estén incluidas todas las parroquias capillas y grupos que existan, una directiva amplia y dedicada al Partido, que permita entre otras cosas recuperar los cuadros profesionales, sindicales, comunales que hoy están abandonados, y que siempre han privilegiado el interés partidario.

Queremos volver a ser el partido de propuesta y no el partido de peleas y rencillas internas que nos ha caracterizado en los últimos años, pero desgraciadamente el interés individual y de poder es más fuerte que el llamado del partido a no morir como digiera Gabriel Valdes.

Pero quienes entramos al partido por principios, quienes vivimos para el partido y no vivimos del partido, le pedimos al Camarada Gabriel Ascencio que encabece una lista de unidad, donde privilegiemos el interés del partido y no a personas o grupos, donde Alvear, Frei, Trivelli, u otro camarada que pretenda ser candidato, tenga garantías por igual de la imparcialidad de la directiva, donde siempre habrá un miembro de la directiva que los representará y como era antiguamente una vez elegido el candidato todos tras él, no como ocurre actualmente.

Para poner al Partido al servicio de sus ideales necesitamos que nos ayudes votando por Gabriel Ascencio, si estas de acuerdo envíanos tu aceptación.

En la confraternidad Demócrata Cristiana, se despide atentamente.

Edgardo Ozimica Parada

“Alvear me propuso participar de una mesa integrada”

El parlamentario hablará en los próximos días con la actual líder de la DC para comenzar a darle forma a la nueva mesa que integraría a todas las facciones del partido. De no prosperar, Lorenzini ya está conformando su lista: “La Tercera Vía”.
-¿Qué opina de la actitud de Belisario Velasco respecto de tener una directiva integrada en la DC?
-Nunca creí que Belisario Velasco, por quien tengo un gran respeto, iba a ser candidato. Siempre pensé que más bien estaba siendo utilizado por algunos grupos. Los hechos me han dado la razón.
-¿A quiénes se refiere?
-A toda esa gente que ve la posibilidad presidencial de Soledad Alvear y quiere estar ahí. Quienes con un poco de amenazas, de que voy a competir o voy a enturbiar, pretenden ganar cupos de poder. En esa lógica es posible que Belisario Velasco sea acogido en la lista de Soledad Alvear, pero él no iba a ser candidato. Eduardo Frei tampoco y Jaime Ravinet, menos. Para ser candidato hay que estar dispuesto a recorrer el país, juntarse con los militantes, escuchar críticas y pifias. Así son las campañas, nada fáciles para los políticos ministeriales y de salón.
-¿Cree que si la senadora Alvear liderara nuevamente la mesa DC se confunda su rol de presidenta partidaria con sus aspiraciones presidenciales?
-Aquí hay que separar las cosas: Soledad Alvear es la candidata presidencial de la Democracia Cristiana, le guste a quien le guste. Los políticos vivimos de los respaldos, y hoy Soledad tiene el respaldo de a los menos dos tercios del partido. Por lo tanto, su postulación no es discutible y nosotros vamos a pedir en junio, durante la Junta Nacional, que sea proclamada como candidata presidencial.
-Belisario en un comienzo pedía que no se mezclara el mismo nombre en la candidatura presidencial y en
-¿Pero cree que ambos roles son confundibles?
la dirección del partido, y una mesa de hombres buenos donde esté él, Andrés Zaldívar, Frei y Ravinet. Posteriormente, la posibilidad de una mesa de consenso, pero en la idea de somos todos amigos, abracémonos y pongamos a los que no sean conflictivos. Pero todo eso en un esquema en que hay otro par de candidatos presidenciales, como Marcelo Trivelli o Frei, que desean integrar la lista. De partida, Frei debiera decir abiertamente que es precandidato, sino a qué estamos jugando.
-¿Usted mantiene a pie firme su candidatura?
-Por supuesto. Hace un par de semanas conversé con Soledad y le plantee que íbamos a competir contra ella, pero de una forma fraternal, a diferencia de otras listas que van a buscar dañar su imagen. Ella me propuso participar de una mesa integrada, pero cuando se propone una mesa de hombres buenos, yo no voy a estar. Porque en este partido no estamos para hombres buenos y yo, por lo menos, no soy tan bueno. Me imagino una lista de grandes personalidades que están dando sus últimos estertores en la política y no me gusta. "¿Y en una lista de consenso, Pablo?", me dijo Soledad, y yo le respondí que tampoco, porque eso es para los "yesmen". Le dije que estaba disponible sólo para una mesa integrada.
-¿Cuál es la diferencia?
-Que quiero una mesa que integre a las minorías, a quienes representamos un porcentaje dentro del partido, aunque sea minoritario. Nosotros somos una minoría que en la última elección interna obtuvo el 5% de los votos y que hoy aspira del 8 a 10% de los apoyos. El mundo chascón es otra minoría, e incluso al mundo freísta, que no ha tenido buenos resultados y se ha diluido después de la presidencia de Eduardo, podemos considerarlo. Pero no hay más. Jaime Ravinet es un personaje muy capaz, pero que no representa una tendencia y de hecho en la última elección de consejeros salió último.
-¿Y si eso no deriva en una mesa integrada?
-Con Soledad quedamos de conversar en los próximos diez días. Ella iba a tomar vacaciones, a hacer contactos, y veremos en qué termina eso. Si no resulta, ya estamos conformando la lista de lo que hemos denominado "La Tercera Vía".
Muchos me dicen que para qué compito si sé que voy a perder, y yo digo que para eso es la democracia, para hacer debates constructivos sobre los distintos matices con que creemos se debe dirigir el partido. Pero siempre cuidando la opción presidencial que tenemos que es Soledad Alvear.
Yo creo que finalmente ella va a presentarse a la reelección y me parece bien, porque después de lo que pasó con los colorines tiene que validarse, demostrar que tiene pasta para ser presidenta. Soledad Alvear tiene que presentarse, ganar y arrasar, en caso contrario, creo que no tenemos chances de llegar con ella a La Moneda. LN

Burgos: "Sería bueno que Soledad Alvear encabezara por un período más la directiva DC"

El vicepresidente de la Democracia Cristiana (DC) Jorge Burgos manifestó su disposión a negociar con Belisario Velasco para constituir una mesa de consenso de cara a las próximas elecciones del partido, tal como lo había planteado el ex ministro de Interior. Sin embargo, para el diputado la nueva directiva debiera ser encabezada por la actual timonel de la colectividad, Soledad Alvear.
"Sería bueno que Soledad Alvear encabezara por un período más la directiva", afirmó el parlamentario, precisando que la mejor carta para una lista de unidad es la senadora por Santiago.
El parlamentario explicó en entrevista con Radio Cooperativa, que conformar la lista de unidad "no es obligatorio, pero puede ser útil en un momento difícil para la DC". No obstante, para alcanzar un acuerdo en este sentido, Burgos cree que será más fácil negociar con el ex jefe de gabinete que con el diputado Gabriel Ascencio, quien lanzó la semana pasada su candidatura para los comicios internos del próximo 6 de abril.
A juicio del diputado, Belisario Velasco tiene a su favor "una representación de un sector histórico del partido", además de su cercanía con el ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle.
"Distinto es el caso de una eventual candidatura del diputado Ascencio", agregó el vicepresidente DC, "porque él ha señalado que más bien la conducción de Soledad Alvear ha sido pésima, un desastre".
"Creo que la DC tiene tareas muy importantes a partir de su Congreso Ideológico, tiene que volver a ser un partido proactivo, que la gente lo vea no como un partido vinculado sólo al poder y a las 'pegas'".

domingo, febrero 17, 2008

GABRIEL ASCENCIO, el caudillo de Chiloé que enfrentará a Alvear por la presidencia DC.

El abogado de 54 años integró el grupo de diputados que acusó constitucionalmente a Pinochet en 1989 y que dos años después buscó presidir la DC. Del clan, sólo él pudo mantenerse en el Congreso, donde estrechó lazos con los parlamentarios colorines que abandonaron el partido en enero, Hoy se encuentra en busca de apoyo.
Recién el pasado jueves 24, el diputado Gabriel Ascencio, 54 años, pudo llegar a descansar a su campestre casa en la localidad de Llicaldad, 12 kilometros al sur de Castro, en Chiloé. Allí vive junto a su esposa, Marta Bayota, una periodista colombiana de 37 años, y cuatro de sus seis hijos.

Aunque salió a fines de enero de vacaciones, el parlamentario debió gastar gran parte de sus días de descanso en reuniones para afinar detalles de su candidatura a la presidencia de la DC, la que lo llevará a enfrentarse el próximo 6 de abril a Soledad Alvear, un desafió que rechazaron antes Eduardo Frei y Belisario Velasco.
Hasta ahora, Ascencio ya cuenta con el apoyo del ex intendente Marcelo Trivelli, quien integraría su lista, y el sector colorin que no abandono el partido.
Aunque la familia de Ascencio era originaria de Chiloe, la carrera militar de su padre, un suboficial mayor del Ejercito, determinó que el diputado naciera en Coyhaique y pasara gran parte de su infancia en Punta Arenas y Tierra del Fuego.
En 1968 llegó a Santiago, ingresó a la DC y, tras un breve paso por Ciencias Políticas y Administrativas, entró a estudiar Derecho en la Universidad de Chile, donde conoció a dirigentes como Guillermo Pickering y Eduardo saffirio.
En 1997 fue detenido por primera vez por repartir volantes contra el régimen militar, lo que obligó a su padre a elevar su solicitud de retiro después de 35 años en el Ejercito.
El asentamiento definitivo de Ascencio en Chiloé ocurrió en 1985, cuado llego al obispado de Ancud como coordinador del departamento de Derechos Humanos de la Isla Grande. Cinco años después asumió como gobernador de la provincia y, en 1994, como diputado.
Desde entonces, Ascencio cultivó un singular lazo con el básquebol chilote. Su hijo político Cristian (colombiano) juega en Deportes Castro y está esperando cumplir los 18 años para nacionalizarse y poder jugar por la selección nacional.
El diputado, quien jugó básquebol en Punta Arenas y también en el Liceo 10 de Santiago, ha presidido también varias veces Deportes Ancud.
En su entorno cuentan que otra de las pasiones del diputado en la isla es el cultivo de choritos que su familia tiene desde el año 2003 en Quetalco, comuna de Dalcahue.
“Esa es una empresa de mí señora”, aclara él cuando es consultado por la actividad. Según cercanos al parlamentario, la empresa, llamada “ Arco Iris”, es pequeña y factura $ 70 millones al año.
Cuando llego al Congreso, en 1994, retomó con sus compañeros del sector “chascon”, como Andres Palma y Tomás Jocelyin Holt, con quienes presentó la acusación constitucional para que Pinochet no asumiera como senador en 1998. Dos años después, el grupo presentó su lista para presidir la DC, pero perdió con Ricardo Hormazabal. Del clan, solo Ascencio fue reelegido.
Con el debilitamiento del “chasconaje”, el grupo se acercó a la directiva de Adolfo Zaldivar, lo que les valió el mote de “ chacolines” ( chascones colorines) , y Ascencio se unió a este sector hasta su retirada del partido, lo que volvió a dejarlo relativamente aislado en el Congreso.
Desde ahí se ha caracterizado por protagonizar sonadas disputas públicas con Michelle Bachelet (por el Puente Chacao), Camilo Escalona, Patricio Vallespin, Fidel Espinoza y Soledad Alvear.(LT)