domingo, noviembre 30, 2008

Opiniones de Aylwin . Gabriel Valdes.


Señor Director:

En una edad tan respetable y bajando de un pedestal histórico de Presidente, el señor Patricio Aylwin, en entrevista concedida el 23 de este mes, formula opiniones que no puedo aceptar. No hay razón alguna para que yo deba perdonar.

Está ya escrito en la historia que fue elegido presidente de la Democracia Cristiana en votación mayoritaria, pero también es cierto que poco tiempo después de esa votación se descubrió, por personas que merecen fe, varios miles de votos que habrían cambiado las cifras, porque estaban preparados en la oscuridad. Esto se llamó "Carmengate". A algunos les gusta esta operación para lograr controlar poderes políticos, y tienden a repetirla.

Invocando la verdad, debo referirme a la frase final que dice: "Además, con todo el respeto que me merece Gabriel, él estuvo la mayor parte de la dictadura en la ONU, mientras nosotros estábamos aquí en la pelea de todos los días".

Salí de Chile en 1971 designado subsecretario general de Naciones Unidas. Aunque tuve amenazas de muerte en ese país, traté con pasión de ayudar a los exiliados y buscar puntos de unión entre personas que pensaban distinto.

En 1981 vine a Chile. Sostuve largas conversaciones con Eduardo Frei, quien me pidió que volviera a hacerme cargo del partido porque estaba desecho y sin conducción. Llegué a Chile el día de la muerte del ex Presidente y poco tiempo después fui elegido presidente nacional del partido en votación universal y secreta.

En 1982 fundé el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED), viajé por el país, llamé a protestas, fui dos veces a la cárcel, en una de las cuales estuve incomunicado, sufrí yo y mi esposa malos tratos, organicé la Alianza Democrática, y así en los casi seis años de presidencia logré unir y movilizar a los que querían la libertad.

Terminé preparando en el CED el programa de gobierno y trabajando en el plebiscito.

Esos años no los olvido. Son la mejor parte de mi vida y, como siempre, la verdad tendrá su hora.

GABRIEL VALDÉS SUBERCASEAUX

[+/-] Seguir Leyendo...

Apuntes de una elección, Caso PDC.


Estimado Carlos, te adjunto Doc de la referencia, es un análisis detallado de los resultados de la reciente elección Muinicipal, en un contexto histórico y multipartidario. Aprovecho de contarte que hemos creado junto a otros camaradas el Centro de Investigación Electoral de Chile, CIECH. el que puedes visitar en www.ciech.cl .
Saludos,
Rodrigo Moraga Guerrero
Apuntes de una elección, Caso PDC
Los resultados de la elección municipal del 26 de octubre de 2008. El documento
que a continuación se presenta, es de carácter esencialmente estadístico electoral.
Tiene como propósito mostrar el resultado electoral reciente de pactos y partidos,
con un detalle especial para el PDC. Se incluye una mirada de la evolución
electoral histórica de los partidos y pactos durante las últimas 10 elecciones
(municipales y parlamentarias) realizadas entre 1989 y 2008.
Es materia de otro estudio, efectuar un análisis de prospectiva electoral.
Con este documento inicia su labor el Centro de Investigación Electoral de Chile.
Elaborado por Rodrigo Moraga Guerrero
Suscrito por Milenko Mihovilovic O.Palabras del Autor
La elaboración de este documento la inicie luego de la elección Municipal de
1992, hace más de 16 años. Luego de cada elección ha sido debidamente
actualizado, con el sólo fin de contar con una síntesis de los resultados y así
disponer de un seguimiento del comportamiento histórico de los partidos y pactos.
La ausencia de un documento similar nos hizo demasiada falta, cuando bajo la
dirección de Edgardo Boeninger y Eric Campaña (QEPD) el año 1989, debimos
reconstruir la historia electoral de Chile para abordar objetivamente la primera
negociación de la Concertación.
Poco antes de la reciente elección Municipal, con un grupo de democratacristianos
junto a los cuales constituimos la División Nacional Electoral del PDC, acordamos
constituir un Centro de Investigación Electoral, en el cual pudiéramos reunirnos,
sistematizar nuestros documentos y elaborar estudios que contribuyan al
desarrollo político de Chile. La concepción del CIECH, contempla reunir
especialistas vinculados a todas la corrientes de opinión política. Nuestro propósito
es que sea amplio y plural.
Este es un documento elaborado con información de amplia difusión pública,
acerca de hechos públicos que no sólo se refieren al PDC sino que a todos los
partidos políticos, también regidos por el derecho público. El documento se publica
con el fin de asegurar simetría en el acceso a la información.
Finalmente, deseo agradecer el gesto de amistad de Milenko Mihovilovic (Director
Nacional Electoral PDC 1994 – 1999 ) al suscribir este documento, aun cuando,
con anterioridad a la realización de esta última elección Municipal no estábamos
en todo de acuerdo. Lo concreto, es que hoy, a la luz de los resultados finales,
nuestra visión es común.
Rodrigo Moraga Guerrero
[+/-] Seguir Leyendo...

La ética del buen vivir y el espíritu de la acción política


Rodolfo Fortunatti
La Democracia Cristiana saldrá fortalecida de la junta nacional, sólo si se
resuelve a erradicar el nocivo germen del utilitarismo del poder que le
impide reconocer, y superar sus conflictos, a la luz de una genuina actitud
moral frente a la política. Todo habrá sido en vano, si falta la disposición
espiritual necesaria para restablecer confianzas y movilizar la voluntad
común.
Porque es el espíritu democratacristiano el que ha venido dando muestras
de cansancio. Son el empobrecimiento de las relaciones humanas, la
pérdida y debilitamiento de los lazos comunes, la desaparición de las
esperanzas colectivas, el desdén por el otro, las humillaciones y rencores
que cruzan su convivencia interna, los que han venido haciendo daño al
partido. Es todo aquello que palpan con desesperanza sus militantes. Todo
aquello que puede ser observado en la prensa, en las cartas, en las
declaraciones, y en los correos que se transmiten a través de las redes
digitales, dejando escaso lugar a la certidumbre.
El principal adversario del partido es su propia inmunodeficiencia. Su
mayor vulnerabilidad anida en sus propias defensas morales, que flaquean
ante la naturaleza rebelde y persistente de sus luchas internas. El utilitarismo político
Es difícil que se produzca un giro radical en la próxima junta nacional. El
imaginario colectivo del partido ha sido profusamente invadido por un
utilitarismo político que lo mide todo por el uso y la utilidad que preste.
Donde las personas valen como unidades intercambiables, sean éstas
votos, cargos o posiciones de poder. Donde la eficacia de una estrategia,
con independencia de los medios y fines, radica en su capacidad para
acumular poder, su resultado último. Donde se espera que las personas
busquen siempre el mayor beneficio, y sus opciones sean determinadas
por bien consolidadas e inmutables relaciones de fuerza.
El problema se vuelve crónico cuando una racionalidad política estrecha y
mezquina como ésta desafía sin cesar las tradiciones y valores del partido,
debilitando su cohesión y atemperando los sentimientos de pertenencia de
la colectividad. Por cierto, este utilitarismo puede resultar muy útil para
conquistar el poder, pero es absolutamente ineficaz para gobernar una
comunidad de hombres y mujeres libres.
Es difícil que esto cambie en la Junta, pero quizá la Junta ofrezca una
oportunidad para hacer un alto y, por un momento, permitirnos tomar
conciencia de nuestra condición. Darnos un respiro en medio de la lucha,
para preguntarnos ¿quiénes somos los democratacristianos? ¿Qué nos
une? ¿Qué queremos?
No son preguntas neutras. Son preguntas que tienen un sentido implícito.
Todas ellas hacen referencia a «nosotros», a la común humanidad que nos
reúne. Podrían por tanto fundirse en una sola: ¿Hay algo que no siendo
privativamente de ninguno, se extienda a todos? O más claramente: ¿Qué
es lo comunitario democratacristiano?
En una breve y ya olvidada publicación, «El socialismo visto por los
comunitarios», Percival Cowley escribió un día de otoño de 1971:
«La comunidad verdaderamente humana es aquella capaz de apreciar y
fomentar la libertad solidaria de sus miembros. Sabe que debe labrarse
un futuro y que él depende del poder creador que, naciendo de la
libertad de los suyos, sea capaz de construir el mañana.
«Si la comunidad ahoga al que la compone, va simplemente a la
desagregación y a la muerte. Carece de energías para el futuro
inmediato, es incapaz de ser crítica respecto de sus realizaciones
presentes, y no posee la imaginación capaz de inventarse una historia».

El texto cobra tal actualidad, que ensambla sin dificultades con lo más
contemporáneo del pensamiento personalista. Al examinarlo podemos ver
cómo la libertad de las personas —libertad solidaria, o sea, asociada a
una causa común— se eleva como principio esencial de la comunidad.
Pues, para crecer y vigorizarse, la comunidad necesita de la libertad.
Libertad para crear. Libertad para pensar el futuro. Libertad para hacer el
futuro. Libertad para sacar lecciones de la crítica a lo realizado. Libertad
para imaginar una historia.
Al fijar la vista con agudeza, podemos constatar que el común
denominador de tales libertades es la expansión de las facultades
imaginativas de las personas. Podría decirse que somos libres porque
somos capaces de crear imágenes mentales. Y estas imágenes, que
acompañan todo el proceso de formación de la política, nos procuran una
representación ficticia de la realidad con la cual construimos el nexo entre
la teoría y la práctica políticas.
Imágenes creadas, transmitidas y compartidas, son las que dan cuenta de
nuestros proyectos y programas. Imágenes de lo anhelado, son las que nos
impulsan a movilizarnos o, como diría Juan Pablo Terra, nos despiertan
esa poderosa motivación para la acción que es la mística. Imágenes del
qué, cómo y para qué hacer, empapan enteramente la obra política.
Todo esto parece demasiado obvio. Y sin embargo, todo esto es
precisamente lo que el utilitarismo político ha reprimido, relegado o
degradado hasta presentarnos como sospechosas las invocaciones a la
ideología y a la utopía, inhibiendo con ello las funciones que ambas
cumplen en la formación de la política. Pero la utopía y la ideología son
dos cosas distintas y necesarias para la vida de una comunidad. La
ideología proporciona a la comunidad el sentido de pertenencia y de
viabilidad histórica que fortalecen su cohesión. El sueño utópico —la
imagen de un país inexistente— ofrece, en cambio, el prisma a través del
cual la comunidad puede escrutar y criticar lo establecido.

La raíz del conflicto
¡Debemos poner freno a la racionalidad utilitarista! Debemos desterrar
este modelo de acción política que distorsiona la percepción del interés
colectivo y oscurece las causas del conflicto interno.
Las recriminaciones mutuas que han cruzado por estos días dirigentes del
partido, constituyen sólo los síntomas de esta pérdida de sentido y
orientación. Basta hojear los diarios o ver la televisión, para aquilatar la
virulencia de una guerrilla de acusaciones que la mayoría de la militancia
observa perpleja. La prensa interesada en nuestra desaparición se satisface
sólo con darle tribuna a una contienda que parece insoluble, y donde se
exaltan o denigran los atributos de unos y otros en un clima de crispación
e intolerancia. Hay malestar, qué duda cabe, pero esta insatisfacción es el
efecto, no la causa del problema.
El origen del problema trasciende a la coyuntura y a la propia Junta
Nacional. El problema arranca de la incapacidad del partido para integrar
las diferencias producidas por un proceso de modernización que impacta
crucialmente al centro político y social del país. Incapacidad de la
colectividad para procesar los conflictos de intereses generados por las
diferencias de poder, de acceso a bienes, de prestigio y de jerarquía social
que se expresan en la sociedad chilena, y que se reproducen en su seno
bajo la forma de exclusiones, discriminaciones y resentimientos de amplio
espectro.
En un reciente estudio sobre las capas medias y su creciente
desvinculación socio-política del Estado democrático en Chile, Ignacio
Balbontín concluye que la coexistencia de una clase media tradicional,
con cultura política y conciencia cívica organizada y meritocrática, y una
clase media emergente, con una lógica mercantil y tecnocrática, ha
impactado a los partidos políticos de dos maneras:
«Estos, por una parte, dejan de cumplir con su rol de instrumentos de
articulación y de intercambio de intereses entre lo social y lo político,
perdiendo fuerza convocante hacia la sociedad, y, por la otra, dejan de
arbitrar conflictos de intereses internos entre sus militantes o sus
dirigentes y los liderazgos representativos facilitando su
fraccionamiento. Dejan de cumplir la función ideológica de la
integración de las diversas demandas en proyectos y programas de
interés general, y pierden su capacidad creativa de reformulación
renovadora. El resultado es que tienden a dividirse en facciones o
grupos cerrados que superan los límites de la autoridad partidaria y, a
veces, afectan la transparencia y la pulcritud pública».
Es este conflicto, originado en la estructura social, el que aflora a la
superficie. Es esta lucha social y cultural —que a veces desnuda
prejuicios étnicos, y otras, jerarquías de cuna, tradición y estatus—, la que
produce segregación y fragmentación política. Una lucha de
sensibilidades e intereses que, está visto, no se resuelve exhortando al
respeto de las normas y prescripciones. Porque si así fuera, las
resoluciones del Quinto Congreso habrían tenido fuerza e imperio, incluso
frente a las tendencias cismáticas. Y no las tienen. Sabemos que el
manifiesto refundacional sólo ha servido para poner de relieve las
inconsecuencias de nuestra acción política y, por desgracia, mostrar no lo
mejor, sino lo peor de nosotros.
Dicho sin las vaguedades y eufemismos del estilo versallesco:
La lucha de clases que se ha visto en el partido, es inconsecuente con su
identidad de partido pluriclasista.
La lucha entre generaciones que se ha visto en el partido, es inconsecuente
con sus postulados en favor de los niños, de los jóvenes y de los adultos
mayores.
La lucha entre estilos de vida que se ha visto en el partido, es
inconsecuente con un partido tolerante y respetuoso de la diversidad.

La lucha entre dinastías que se ha visto en el partido, es inconsecuente con
un partido de méritos.
La lucha entre técnicos y operadores que se ha visto en el partido, es
inconsecuente con un partido de militantes.
La lucha entre facciones que se ha visto en el partido, es inconsecuente
con su vocación nacional y popular.
La lucha de vetos y descalificaciones personales que se ha visto en el
partido, es inconsecuente con un partido de camaradas.
Ninguna de tales luchas puede reclamar legitimidad en un partido que
profesa los valores esenciales de libertad, justicia y solidaridad que
orientan una sociedad democrática. Ninguna puede anteponer su interés
particular al postulado de una sociedad solidaria, fraterna, justa,
democrática, igualitaria y libertaria, en la que hombres y mujeres puedan
desarrollarse espiritual y materialmente. Ninguno de estos intereses
particulares, puede pretender imponerse al universalismo
democratacristiano.
Así y todo, la integración de las diferencias sigue siendo una asignatura
pendiente del partido. Y enfrentarla pasa por reconocer el conflicto, pero
crucialmente, pasa por un acto de confianza y de voluntad colectivas que
permita avanzar hacia un nuevo consenso moral y político.
Ello entraña una renovada disposición del espíritu. Supone ver en la ética
no un edicto de restricciones, deberes y coacciones impuestas para limitar
los excesos de la contienda, sino, como dirá Paul Ricoeur, «un anhelo de
vivir bien con y por los otros en instituciones justas».
Una interpretación generosa
¿Cómo hacer brotar este anhelo de buen vivir? ¿Cómo vivir bien con los
otros y por los otros? ¿Cómo crear instituciones realmente justas?
Ello se consigue a través de una mirada democrática, compasiva,
respetuosa de la complejidad, de la elección y de las diferencias. Se
consigue desplegando una imaginación creadora de ficciones para el buen
vivir. Imaginación metafórica llama Martha Nussbaum a esta facultad de
«ver una cosa como otra para ver una cosa en otra».
Ningún discurso se aleja más del utilitarismo del poder, y ninguno se
acerca más a la sensibilidad humanista del poeta, como el mensaje de
Eduardo Frei Montalva del 21 de junio de 1964. Se trata de la pieza
oratoria más sublime de cuantas produjo su fecunda imaginación, y la que
con fidelidad asombrosa testimonia el país de iguales y libres que sólo un
corazón sincero albergara.
«Ustedes han venido flanqueados por dos compañeros: la cordillera y el
mar, que nunca abandonan al chileno. Y ustedes nos traen una lección.
La lección de esta tierra, de este territorio chileno que nos ama, que
busca y espera nuestro amor como un gran amor, como un gran amigo.
¿Qué nos dice la tierra chilena? ¡Cuídenme, para que yo no me vaya
hasta el mar y se queden ustedes sin territorio que cultivar! ¿Qué nos
dicen los ríos? ¡Sujétenme, porque cada litro de mi agua es para
fecundar su tierra! ¿Qué nos grita el árbol? ¡No me quemen! No me
destrocen inútilmente, porque hay muchos años en mi corazón para
servirte, para traerte lluvia, para sujetar desiertos, para regular tus ríos.
Ustedes traen esta lección a Chile, que muchas veces empequeñecido
no se da cuenta de que tiene un territorio que amar, como un amigo
querido. Ustedes nos traen un mensaje. Vamos a construir una nueva
patria. Ahí está la tierra y el artesano. Ahí está nuestro Chile, en una
nueva expresión de solidaridad humana y de justicia social. Ese es el
mensaje de ustedes, mensaje que no nace de ningún mandato de afuera,
sino que resuena en los pasos de nuestros propios pies, sobre nuestro
propio suelo chileno. Por eso ustedes están aquí y han traído no sólo el
mensaje de la tierra, la montaña y el mar. Han traído también el clamor
de la gente de Chile».

Frei no describe caravanas de jóvenes desplazándose por el territorio, sino
que ve en la cordillera y el mar a compañeros y amigos inseparables del
habitante de Chile, y en el territorio, una presencia que lo ama y espera ser
amada por él. Frei no exhorta a los jóvenes a cuidar los recursos naturales
y el medio ambiente; Frei hace hablar a la tierra, a los ríos y a los árboles.
Son la tierra, la montaña y el mar quienes envían el mensaje. Y son los
pasos de los jóvenes marchantes, los que acreditan que sus sueños y
esperanzas no pueden sino ser los abrigados por auténticos chilenos.
Nadie podría dudar de la sensatez del discurso. Su secuencia es lógica y
psicológica, a la vez. Es claro y comprensible. Todos podemos entender
que el orador está viendo las cosas como otras, para mostrarnos otra
esencia latente: su amor por Chile. Sólo que el relato está impregnado de
imaginación y, por lo mismo, de generosidad y caridad. Porque, como
sostiene Martha Nussbaum, «dotada de imaginación la razón se vuelve
benéfica, guiada por una visión generosa de sus objetos; sin su caridad,
la razón es fría y cruel».
La mirada de Frei nos brinda una interpretación generosa del mundo. Nos
dona lo mejor, no lo peor de sí. Nos devuelve a la humanidad y, en lugar
de infundirnos temores paranoicos, nos prodiga su amistad. Con ello
introduce un cambio cualitativo en la vida moral, momento éste en que
podemos actuar con humanidad, podemos actuar con caridad, podemos
actuar con conmiseración.
[+/-] Seguir Leyendo...

Se escondieron los símbolos en la DC o ...se acabaron ?. Orson Corvalan


Carlos Dupré:

Acabo de leer tu carta y la encuentro dramática.¿ La DC reniega entonces de su pasado? Por eso me fuí camarada (porque comparto tu fidelidad a los principios doctrinarios aunque estemos en el Pri )
Carlos ,el tema como lo he reiterado múltiples veces es mucho más grave aún, si un partido esconde sus símbolos es porque siente que esos símbolos no son aceptados o, mejor dicho son rechazados o considerados inútiles por los ciudadanos. Me imagino a Chile sin su estrella o sin su azul, en fin!
Es como tener vergüenza de su familia o de su propia casa .
Pero absolutamente inaceptable!!
Qué ha pasado en el PDC para que hoy después de la última gran derrota de la falange ,ni el edificio central de Alameda coloque la flecha roja?
Ciertamente comprendo tu angustia, participo de tu crítica al 100%!
Pero si hace un año Alvear buscaba ya pretextos para sacar a Adolfo ZaldÍvar de en medio!!Hasta que la votación para premunir de fondos a la ESTAFA PUBLICA MÁS GRAVE DE CHILE SE HIZO PRESENTE!!
Ahí estaba la ocasión!!Si vota en contra se opone a la Concertación y lo acusamos de traidor y ya ¡Rápidos y secretos contactos y mensajes al tribunal supremo hicieron el resto ,a eso se agregó la subida de presión que tuvo a Alvear en la clínica y listo! Adolfo expulsado contra toda verdad, contra toda justicia ,contra toda razón!!
A la semana después ,Alvear , Provoste (de triste recuerdo)y Concerta, saltaban y bailaban en el legislativo cuando se aprobaba legislar para el cambio de la Loce por otra ley la LEGE, la que permite el lucro en la educación ,lucro que mi querida pingüinada nacional había rechazado en sus heroicos movimientos que tanto apaleo y pérdida de clases les diera.
Ahí si que no había traición en firmar con la derecha, AHÍ SI ESTABA BIEN ,Qué te parece!!??
Es esta la forma de hacer bien las cosas en la democracia cristiana! ?
Qué incongruencias, o no Monsieur Dupré ??!!
Para ser maquiavélicos y mentir frente a un país entero no había problema. Si eres tú el que lo hace, entonces como me haces sombra yo te acuso y te expulso con mi acción imbuida de DEMOCRACIA Y DE CRISTIANISMO. (Que Dios los perdone!!)No importa que yo mienta porque la mentira sirve para un fin determinado y que me sirve políticamente aunque sacrifique a un camarada que no miente!!
Pero si soy yo el que firma con la derecha entonces........... no hay NINGÚN PROBLEMA!!
Puesto que soy yo quien lo hace, no importa ,entonces yo no me traiciono a mi .!! .Sólo traiciono todos mis principios y a los alumnos y profesores ,trabajadores y apoderados, en fin traiciono al país entero pero como soy YO ,NO IMPORTA!!
Carlos Dupré, el país entero castigaría la expulsión de Adolfo ,las platas del señor Traverso quien anda librecito ( teniendo una tremenda responsabilidad en las platas extraviadas ), por la calle ,las platas del EFE del señor militante dc Luis Ajenjo , concuñado de la senadora Alvear a quién sólo le aplicaron una .....suspensión de la militancia!!!!!
Para llorar a gritos!!
Qué moral ni ocho cuartos,!!De tanto estar en compañía de los "amigos" socialistas y de izquierda, mi ex partido aplica los principios del marxismo clásico:"La única moral válida es la que sirve para la causa en el día y minuto oportunos"
Buenos alumnos lo dirigentes dc, han aprendido harto!!
Claro, que los votantes no lo aceptan porque el suelazo que se dieron fue atómico!!
De un 21 % a un 13% y algo hay un 8% de diferencia y hoy te lo digo Carlos, la pérdida que viene , si no se independizan del "Club de los amigos " va a hacer de la dc sólo un recuerdo y nada más ¡

Más tarde la gente castigaría esta mentira con ese 8% de merma de la dc .Ahí está matemáticamente la pérdida de los votos de la DC
Por supuesto que por 3 o 4 van todos al saco ,así es en política cuando las cosas se enchuecan o se salen de madre. Las pésimas acciones del grupo de Alvear terminaron como lo he dicho reiteradas veces con ella ,con el partido y sus posibilidades .Hoy el indefinido Jorge Burgos Alvearista –Freista ,el mismo que ayer ofendiera a la familia Zaldívar, cuando esta criticó al pdc por la expulsión de su hermano y renunciaran , tampoco sigue a cargo de la DC ,el mismo que dijera, a los que estábamos de acuerdo con Adolfo y la verdadera línea de la dc, que nos fuéramos , todos!!
Los camaradas dc están absolutamente desconcertados, se juntan en grupos sacan declaraciones ,las más llenas de recuerdos y divagaciones del pasado glorioso de la dc, época de ser la cabeza del León, hoy ya más bien una cola de ratón doliente con escasas posibilidades de mejoría, con buenas intenciones pero poca autocritica
Hasta aquí mi raciocinio, tienes razón en tu decir y tu actuar, las cosas que no son de uno terminan liquidándolo ,la DC necesita imperiosamente tomar el mando político con un Frei o....... morir par siempre. Necesita sacar la flecha roja a la calle ,tapar las banderas rojas del socialismo y comunismo y no seguir con ellos ,necesitan auto convencerse de su doctrina y no andar a la siga de los rojos.
Dramático pero cierto ,tan cierto que la vuelta a los principios de acción deben ser tomados ahora ,con fuerza ,convicción y decisión, Carlos , de lo contrario.......ni hablar
Fraternamente
Orson Corvalán Vera
Pri Talagante

[+/-] Seguir Leyendo...

LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS SI GANAN POCO. Pepin Reyes.

Estimado Carlos: Te remito respuesta que envié a mi hermana Pilar con respecto al artículo que publiqué en tu blog. Ignoraba que Pilar me hubiera respondido usando tu blog; por ello y para enriquecer el debate te solicito la publicación de mi respuesta a Pilar.
Querida hermana: Ya que de lamentos se trata, siento que sólo tomes el aspecto reivindicativo de mi opinión que, por lo demás deja clarísimo que LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS SI GANAN POCO, pero no tan poco como millones de trabajadores privados que sólo sobreviven con el mínimo.No vi en los petitorios que, aparte del dinero, se solicitaran infraestructuras adecuadas para las horas de la colación o el descanso. Sólo te pongo como ejemplo, por que lo veo todos los días, que los trabajadores de malls y supermercados, por ejemplo, hacen su colación en las calles cercanas a su fuente laboral. Al menos no me ha tocado ver funcionarios públicos en ésas condiciones, puede que existan.

Mucho menos estoy en desacuerdo con que hagan uso de su derecho a solicitar mejoras laborales; lo que me parece inadmisible es que hayan abandonado a su suerte a cientos de miles de compatriotas en todos los ámbitos de servicios del Estado o descentralizados. Tú sabes demás que esos servicios son generalmente de uso para los segmentos más humildes de nuestra población o, dicho en otras palabras, dichos sectores son los que más sufren cuando no existe atencion del Estado para ellos.

Ése era uno de los sentidos de mi opinión, pero el más importante es aquél que dice relación con la lealtad de los Parlamentarios con su Coalición de Gobierno; con ello le estamos entregando en bandeja el manejo del Estado, para el próximo período a la Derecha del DESALOJO. Hoy Piñera, no es el simpático que le ganó a Lavín, sino un instrumento de los poderes económicos que quieren hacerse del Estado Chileno. Allí esta o pretende estar el meollo de mi reflexión........no en si consiguieron reajuste o no los empleados públicos.

Cuento aparte es la necesidad que veo, en orden a ser creativos y apoyar las demandas, sin perjudicar a quienes son los más necesitados de nuestra Sociedad, todavía tan injusta, para públicos y privados.

En todo caso, ésto es lo lindo de la libertad de expresión y pensamiento; con afecto PEPÍN.-
[+/-] Seguir Leyendo...

Hoy Frei es mejor candidato que Lagos


Para el cientista político Carlos Huneeus el desorden en la Concertación es normal después de 20 años de gobierno, pero "anormal a un año de la presidencial". Y si bien admite que "mucho tiempo en el gobierno cansa a la gente", advierte que la dificultad para renovar los rostros de la coalición ha hecho mella en el apoyo ciudadano.
-¿Tiene que ver la bajada de Alvear con el actual desorden de la DC?
-Es difícil atribuirle todo a Alvear, naturalmente algo de responsabilidad tiene. Pero, los problemas de la DC empiezan antes; la conducción de Adolfo Zaldívar fue muy negativa.
-¿Y cómo evalúa al bloque progresista?
-Está con iguales o peores problemas. En los partidos hay gente que no está en primer plano pero con alta influencia, como Guido Girardi en el PPD que vetó la postulación de una figura joven como Carolina Tohá. El PPD está en una situación crítica y los problemas comenzaron cuando se expulsó a Jorge Schaulsohn y se dejó espacio para que se fuera Fernando Flores. Ahí empezó la estampida de la Concertación.
-¿Eso marcó un precedente para la salida de otros dirigentes de la Concertación?
-Si un partido cierra las puertas a la renovación y después se produce un esquema de competencia interna que termina con un senador fuera y uno de sus fundadores expulsado, la señal de pérdida de control es evidente. Esto fue confirmado por la directiva DC que presidió Alvear en su oportunidad.
-¿Cuál cree que podría ser la solución a este desorden?
-El Gobierno debe dar el ejemplo ordenándose. La negociación del reajuste de la ANEF fue un muy mal escenario, porque si el Gobierno aparece dividido los partidos más se dividen. La Presidenta Bachelet debe desenredar esto, es la única persona que puede llamar a la cordura.
-Bueno Bachelet ya lo intentó con el tema de las dos listas, pero no le resultó.
-Ella debe haber aprendido que ese fue un gravísimo error. Eso fue un punto de inflexión, hay un antes y un después en la Concertación tras ese episodio. Ella debe convocar a la gente, persuadirla y hacer que escuchen sus argumentos.
-¿Este desorden se reflejará en las parlamentarias y presidenciales?
-Claro, esta situación tiene costos. Con el sistema binominal que obliga a una competencia restringida probablemente el daño será menor, pero el costo presidencial sin duda que es alto.
-¿Qué opina de los apoyos cruzados del PS a Frei y de la DC a Lagos?
-Esto no es una secta que apoye rígidamente a alguien. Pero, no podemos dejarnos llevar por las antipatías personales a este o a aquel. La elección del candidato tiene que ver con la persona que puede derrotar a Sebastián Piñera y punto.
-¿Cuál es el candidato que le puede ganar a Piñera?
-Eduardo Frei tiene más posibilidades. Ricardo Lagos tiene una mochila: el Transantiago, tendría que dar demasiadas explicaciones durante la campaña y la elección presidencial sería un plebiscito del pasado basado en la gestión de su Gobierno y de la Concertación.
-También está la posibilidad de que Lagos y Frei se enfrenten en primarias.
-Un escenario de primarias entre dos ex presidentes sería absurdo. El país no entendería una competencia entre dos ex mandatarios de una misma coalición para ver cuál es mejor candidato. ¿Un foro de Lagos y Frei discutiendo quién es mejor?, ¡no! Hay que ser más imaginativo. Así como en 1989 Patricio Aylwin era mejor candidato que Lagos para derrotar a Pinochet, hoy Frei es mejor candidato que Lagos para derrotar a Piñera.
-¿Y José Miguel Insulza?
-Es que Insulza ha estado en Estados Unidos, no puede ser. Además fue la mano derecha de Lagos y no puede obviar el hecho de que fue ministro del Interior durante todo ese período.

[+/-] Seguir Leyendo...

Nadie sabe para quién trabaja. Por Javiera Olivares M. .


En medio del reordenamiento concertacionista, cada vez más cosas pueden pasar. Los díscolos proclamando sus candidatos, los príncipes DC bajándose del bote, los presidentes de partidos progresistas haciendo las paces y hasta un candidato fantasma que espera la CEP. Como si fuera poco parte de la falange está con Lagos y un trozo del progresismo se la juega por Frei. Haga usted sus apuestas.
Curiosamente el miércoles fue el único día de esta semana en que no hizo calor en la capital. Corría una brisa fresca y pasadas las seis de la tarde comenzaron a llegar los comensales a la reunión fijada en una oficina del centro de Santiago. Era una cita de príncipes del PDC, donde se planificaría un masivo encuentro para hoy con miras a la próxima junta nacional del 13 de diciembre. Sin embargo, de los 15 citados uno a uno comenzaron a excusarse: "No, esta vez no podré", rezaba el discurso de la mayoría de los inasistentes. A esas alturas, y con apenas un par de invitados, Clemente Pérez quien citaba al encuentro- dio por terminada la reunión y definió que la cita del domingo no podía realizarse. Y es que la decisión que anunciara el martes Jorge Burgos de no postularse a la reelección marcó fuertemente el entorno de los príncipes. Nadie se lo esperaba. De hecho, el encuentro masivo programado para hoy buscaba ser una muestra de apoyo cerrado a la reelección del timonel. Ante su abrupta bajada uno a uno sus apoyos se desligaron de la organización del evento y Clemente Pérez no estuvo dispuesto a asumir la derrota de organizar un encuentro sin invitados. Mucho menos asumiría la gestión de la cita si ésta podía ser interpretada como una muestra de fuerza dispuesta a competirle al mundo guatón. Después de todo, fue ese lote el que usó, una vez más, la fuerza de su maquinaria para bajar a Burgos, aseguran los príncipes.

"El partido está dividido entre los mercenarios de Gutenberg Martínez y el que tenga la opción presidencial, que ahora es Frei. Entre ambos se mueve el resto, los príncipes no van a enfrentarse a quienes controlan el partido", asegura un cercano al mundo del principado.

Y es que la pelea por encabezar la directiva en el fondo también define a quiénes negociarán la plantilla parlamentaria. Y si los guatones se quedan fuera de la mesa, amenazan con apoyar a Ricardo Lagos o incluso a Insulza en una primaria. Por lo tanto, si no hay directiva guatona, no habrá proclamación de Frei en la junta del 12 de diciembre.

Parece extraño, pero según los propios dirigentes de oficialismo el actual desorden es tal en la Concertación que los apoyos pueden ser cruzados en una primaria. El "eje progresista" tampoco se queda atrás y tanto en el PS como en el PPD algunos prefieren la opción de Frei que la de Lagos o el ex pánzer.

El neofreísmo PS-PPD

Uno de los comentarios más sabrosos de los pasillos del Congreso es el que alude a los apoyos torcidos que se están dando en los partidos oficialistas. Hay militantes de la tienda de Camilo Escalona y de la de Pepe Auth que no están a favor de ninguno de los candidatos del mundo progresista. De hecho, más de un parlamentario reconoce en privado que Frei es mejor candidato que Lagos.

Y existen distintos grupos neofreístas dispuestos a apoyar al ex mandatario bajo ciertas condiciones: los PS cercanos a José Miguel Insulza a quienes no les gusta Lagos, como el diputado Iván Paredes. También los PS y PPD, más pragmáticos que ven en Frei una posibilidad real de crecer electoralmente y vencer a Sebastián Piñera, como la diputada PPD Adriana Muñoz. Y los militantes del eje progresista que por antipatía personal no apoyarán a Lagos bajo ninguna circunstancia, menos con la actitud dubitativa que ha tenido en el último tiempo. Entre ellos, los socialistas vinculados al timonel Camilo Escalona y los PPD Jorge Tarud y Tucapel Jiménez.

Sorpresivamente el ex dirigente del Colegio Médico Juan Luis Castro respalda públicamente a Frei y participa de su equipo programático. También es neofreísta el PS Luciano Valle, miembro del comité central.

Lo que los une transversalmente es el pragmatismo, pues ven que la opción Frei podría captar más ampliamente la votación de centro derecha indecisa, logrando así restar ese apoyo al abanderado de RN. Otra razón "objetiva" para algunos neofreístas es que el ex Mandatario está en condiciones de captar a los colorines, encabezados por Adolfo Zaldívar. Y recuperar parte del 7% que obtuvo el PRI en el pacto ChileLimpio.

En esa línea, los progresistas también han barajado que Lagos tiene demasiados puntos débiles por los cuales ser criticado: EFE, el caso MOP, pero principalmente el Transantiago. "Hay un conjunto de materias que pueden ser extraordinariamente delicadas para Lagos, que la derecha va a sacar con fuerza y que pueden tener cierto eco en un segmento de la población", asegura un parlamentario PS neofreísta. De acuerdo a lo evaluado la mayor baja para Lagos sería en la metropolitana. "Está claro que Frei nos evitará una derrota en Santiago, pero el alto grado de rechazo de Lagos en la capital es irremontable; es su talón de Aquiles y es distinto perder dos puntos en Santiago que en Puerto Montt. Además, no me gustó su apuesta inicial de Luis XIV, de Rey Sol, él no puede exigir ser proclamado, debe respetar los mecanismos que acordamos históricamente", sentencia el diputado PS Iván Paredes.

Otro punto para Frei está en la izquierda. Sus declaraciones sobre lo poco generosa que fue la mesa directiva DC en el pacto por omisión fue un gesto hacia los comunistas que no pasó inadvertido en el sector. Además, las rimbombantes declaraciones sobre los derechos de los trabajadores, nueva Constitución o la estatización del Transantiago le han permitido ser un candidato que no genera anticuerpos en la izquierda y, por ende, asegura bastante más votos que Lagos en ese electorado. Por eso, diputados PS partidarios de la candidatura presidencial de Jorge Arrate, apuestan a llevarlo en primera vuelta con el apoyo del PC y en segunda creen que la mejor opción de la Concertación es Frei. En este grupo están parlamentarios como Sergio Aguiló y Marco Enríquez-Ominami.

Los DC de Lagos

Aunque ha trascendido la posibilidad de que Lagos se retire de la carrera en la reunión que tendrá mañana a primera hora con la directiva del PPD, lo cierto es que en su círculo más estrecho aseguran que se ha reunido con dirigentes del oficialismo para sondear la situación política de la coalición tras 28 días en el exterior, pero que aún mantiene su aspiración de ser candidato.

Mientras, en la falange analizan los pasos de Lagos y calculan buena parte de su estrategia basada en la candidatura fantasma. Los guatones lote que maneja al partido-, están decididos a exigir presidencia y vicepresidencia en la junta nacional de diciembre que nombrará una nueva directiva. Jorge Pizarro sigue siendo el nombre que más gusta para encabezar la mesa; cercano a Alvear, senador reconocido y fiel guatón. Hugo Lara, otro de los duros del alvearismo sería la cara nueva. El resto de los cupos se pueden negociar entre los sectores. "El mundo guatón tiene gran afinidad con Lagos y no estaría complicado en apoyarlo. Por eso Frei puede hacer gestos si quiere que hagamos campaña por él. Aunque su círculo no pesa mucho en la junta, sí podría hacer guiños comunicacionales y abogar porque un guatón duro quede en la presidencia", enfatiza un guatón histórico.

Con Insulza la situación es un poco distinta. En caso de que Frei haga las concesiones pedidas, la mayoría del partido incluidos los guatones-, se cuadrará tras él, aunque podría haber excepciones. El pasado MAPUdel ex pánzer resulta beneficioso para conseguir apoyos en el sector más histórico de la DC, que militó con él cuando el secretario general de la OEA era de la JDC. Figuras como Claudio Huepe y Carlos Mladinic que se reúnen los jueves a cenar junto al ex pánzer en el Centro Vasco, podrían apoyarlo. Habrá que esperar para ver si Frei hace los guiños suficientes y logra promover la instalación de una mesa de consenso con los guatones a la cabeza. Al menos así los dejaría contentos a todos. Sin embargo, hay un dato más que será decisivo a la hora de definir respaldos: la encuesta CEP. Lo más probable es que el sondeo de opinión se publique a fines de diciembre y, si es que hasta entonces ninguno de los candidatos concertacionistas ha depuesto su postulación, el que menos puntos obtenga en la encuesta perderá más de algún apoyo cruzado.
[+/-] Seguir Leyendo...

viernes, noviembre 28, 2008

ELECCIONES UNIVERSALES PARA LA NUEVA DIRECTIVA DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA. G.Ascencio


La renuncia de Jorge Burgos a encabezar una mesa directiva representativa de los diferentes grupos o lotes que hay al interior de la Democracia Cristiana, es una noticia esperanzadora, porque abre una oportunidad para mas democracia dentro del partido
Desde la última elección municipal hemos asistido a la pretensión de algunos, como dijera el alcalde Orrego, de “tomarse el Partido”, sin darse cuenta que, mas allá de las fronteras de la capital hay un partido que merece respeto.
Dos tercios de la votación de la Democracia Cristiana se origina en las regiones. Y algunos siguen pretendiendo que la dirección se puede constituir solo por la voluntad de determinados grupos de poder que cada vez representan a menos militantes.
El fracaso de Burgos por imponer esta forma de hacer política abre una gran oportunidad para más democracia al interior del partido. Los problemas de la democracia se arreglan con más democracia.
Hace tres semanas pedí que la próxima directiva de la DC y la totalidad de su Consejo Nacional fuesen elegidos en enero del próximo año, por votación directa de todos los militantes del Partido, aminorando así la intención de “tomarse el Partido” de cualquiera que lo pretenda. En un contexto así, cualquiera tiene derecho a ser el candidato, incluso el propio Burgos, pero cualquiera de ellos requiere de la legitimidad que sólo da la participación de todos los miles de militantes de todo chile
También afirmé que es necesario abrir el espacio a la discusión de los temas respecto de los cuales los chilenos nos reclaman definiciones.
No es posible que algunos se opongan a la legítima demanda de reajuste mínimo a los trabajadores fiscales, mientras le rinden homenaje al ideólogo de la dictadura. Esta no es la renovación que el partido necesita.
Preferí ayer, hoy y mañana un Partido como dijera Tomic, “siendo la espada y el escudo de los pobres”.
Los jefes de grupos o lotes, en Santiago no pueden seguir impidiendo la expresión de los militantes. Ya lo hicieron con los acuerdos del V Congreso Ideológico, que se han negado a difundir y a implementar, como era su obligación. Pero claro, en ese Congreso se expresaron los militantes, aquellos en los cuales estas cúpulas iluminadas no creen.
El 26 de octubre la DC no eligió sólo dos alcaldes, como se ha pretendido transmitir. Navarro en Los Andes recupera el municipio, que estaba en manos de la UDI, para la DC. Arriagada, Inostroza y Puyol siguen representando al Partido, con altísimas votaciones, en comunas pobres de la zona sur de Santiago.

Pereira en Coquimbo triunfa con los argumentos de la probidad, luego de tanto desorden que hubo en esa comuna. Aguila y seis camaradas más hacen lo propio en las 14 comunas que represento en el parlamento. Para que decir de los camaradas que, con mucho esfuerzo logran ser electos como concejales en todo el país.
Así en todo Chile, los democratacristianos hacen su tarea. Lamentablemente, ellos no existen, para la élite que se cree predestinada a dirigir el partido.
No hay dos opciones. El Partido tiene que ser convocado a elegir a sus autoridades, en un proceso universal, amplio y generoso, donde se discutan ideas y no edades; donde lo que importe sea la capacidad de representar los anhelos de justicia social de quienes seguimos la enseñanza de nuestros fundadores y no el tono del pelo o el color de los ojos de los dirigentes.
Una vez mas la Democracia Cristiana tiene una oportunidad. Si queremos seguir representando a alguna proporción importante de chilenos debemos solucionar nuestros problemas internos con más democracia y después entregar propuestas serias que apunten a tomar definiciones acerca de los principales problemas que afectan a nuestra sociedad.
Protección de los trabajadores y sus ahorros previsionales; fortalecimiento de la educación pública sobre el lucro privado; democratización de los gobiernos regionales; fortalecimiento de la estructura municipal del país; inscripción automática y voto voluntario; reforma tributaria que grave mas las utilidades de las grandes empresas y reduzca la carga de las personas; Estado activo a favor de políticas que mejoren la productividad de las empresas de menor tamaño, etc., son definiciones que hoy el país nos reclama. Hacia allá deben estar orientadas nuestras discusiones.
Para ello, nada mejor que una elección universal, que devuelva la soberanía a los militantes de todo el país, renunciando, ojala para siempre, a la pretensión de algunos, de ganar la dirección evitando la participación de las bases del partido. Una elección de esta naturaleza puede realizarse perfectamente, en enero del año 2009.
Fraternalmente,

GABRIEL ASCENCIO MANSILLA
[+/-] Seguir Leyendo...

Para una Democracia Cristiana con futuro. Claudio Arriagada


Estimados Camaradas:

En vista de los últimos hechos acaecidos en nuestro partido a nivel electoral y coyuntural, nos reunimos hace unos días junto a un gran número de camaradas de santiago y regiones, en un espacio abierto a la reflexión y la fraterna autocrítica, a objeto de compartir nuestras vivencias de campaña, para contribuir a mejorar el partido y para construir el PDC que todos soñamos.
Parte de nuestras experiencias, opiniones y anhelos quedó reflejado en el documento que adjunto a esta carta se envía.
Esperando la buena recepción del mismo, le saluda fraternalmente;

Claudio Arriagada Macaya
Alcalde de La Granja
Para una Democracia Cristiana con futuro
1.- Acontecimientos que contribuyeron a la derrota electoral

Los resultados de la elección municipal profundizan la crisis de la Democracia Cristiana.

La derrota nos lleva a mirar con ojos más agudos nuestra realidad partidaria, sabemos que esta no surge solo a partir de la gestión de la mesa que encabezó nuestra camarada Soledad Alvear. En 1992 obtuvimos un 28,93% de los votos, seguido por un 26,03% en 1996, un 21,62% en el año 2000, el 20,3% en el 2004 y un magro 13,9% en las elecciones celebradas recientemente.

Desde la fundación de la Concertación nuestro partido ha tenido un declive progresivo, que parte con la cesión de cupos en la primera elección democrática en favor de nuestros aliados, la que se profundizó con la estrategia de las dos listas y el pacto por omisión impulsado por el PPD y PR, y otra por el Partido Socialista. Otro factor de importancia en la fuga de electores DC, es el surgimiento del PRI
-partido que reclutó a ex militantes demócratas cristianos- el cual presentó candidatos en la mayoría de las comunas del país restándonos un importante porcentaje de votos.

Otros factores que han contribuido a agudizar la crisis:

• Senadores y Diputados que pusieron candidatos para sacar ventajas de su elección, pretendiendo privilegiar sus particulares estrategias electorales futuras. Algunos han visto en el nepotismo una válida estrategia de crecimiento personal ampliando grados de influencia y control de sus territorios y de la estructura partidaria. Esto ha contribuido al descrédito del partido, transformando a grupos o personas en enemigos al interior del mismo.

• Intendentes, Gobernadores y funcionarios de gobierno que más allá de la prescindencia razonable no se involucraron en la elección, sin prestar ningún tipo de apoyo a los candidatos de la Democracia Cristiana.

• Una inadecuada campaña comunicacional institucional, que se expreso en un mensaje tardío, de poca efectividad y penetración y de contenidos insuficientes. Además, con deficiencias en la distribución de materiales de propaganda y escaso apoyo logístico. Pese a los esfuerzos que reconocemos estos fueron insuficientes.
• Políticas públicas que no tienen homologación a través del tiempo. Por ejemplo, quien recibía un beneficio por su puntaje en la ficha CAS pudo perderlo al aplicarse el nuevo sistema de beneficios sociales. La gente que perdió beneficios castigó con su voto a los candidatos de la Concertación.

• Critica a Alcaldes y Concejales. La escasa vinculación de algunos Alcaldes y Concejales con la comunidad no permite validar el trabajo que ellos desarrollan, al no producirse retroalimentación entre comunidad y autoridad local, deslegitimando su gestión. Por otra parte, los Alcaldes no damos cuenta al partido del trabajo realizado, menos aun lo hacen los Concejales, por lo que se desvinculan de toda opinión externa a la de su propio entorno. Los esfuerzos de última hora con presencia en la calle y propaganda no sustituyen una ausencia de cuatro años. Alcaldes eficientes en sus oficinas, con buenos proyectos y gestiones pero sin vínculo permanente y estrecho con las personas, recibieron la respuesta negativa de sus ciudadanos, no son solo obras materiales lo que la gente espera de nosotros. Una buena gestión debe incluir a la comunidad; las personas quieren participar de los avances de sus barrios, quieren espacios para desarrollar sus sueños, quieren entornos amigables y seguros, gestiones dialogantes. Quieren obras y proyectos que los involucren desde el inicio, quieren ser protagonistas y opinar en torno a la solución de sus problemas, ser sujetos y no objetos del desarrollo. Desean una vida más feliz. Tenemos que humanizar nuestro actuar y a través de él la política.

Tal como ahora, los malos resultados electorales anteriores se resolvieron con la renuncia de nuestros representantes máximos. La creencia que la gente hecha de menos a los demócratas cristianos se terminó con esta elección, se acabó el cheque en blanco que teníamos con la ciudadanía, el pacto implícito de ser el partido reconocido por la gente como el principal representante de sus intereses, que nos acompañó desde el gobierno de Frei Montalva, finalizó el pasado 26 de octubre. Sin embargo, mientras cada uno no asuma la responsabilidad que nos compete en los fracasos, el partido no saldrá de la crisis en que está inmerso. Tal como la responsabilidad no es solo de algunos, la solución no será de unos pocos, nos debe involucrar a todos.

2.- La Democracia Cristiana y los cambios que nuestra sociedad requiere

La mayoría de los análisis plantean como uno de los problemas centrales el estancamiento del padrón electoral, en 20 años el padrón no ha crecido en forma significativa, mientras en 1988 estaba inscrito el 40% de los jóvenes del país, hoy solo representan el 8%, tenemos un padrón viejo que refleja la crisis de representatividad que afecta a nuestro sistema político. Debemos estar dispuestos a correr riesgos, una reforma que implique inscripción automática y voto voluntario refresca la política nacional, esta medida puede llevar a una baja participación en un proceso electoral, pero si somos capaces de movilizar a las personas con temas que los representen la democracia se fortalece.

La pasada elección no solo muestra un partido que desciende en su cantidad de electores, sino también, lo que es más importante, muestra la escasa capacidad de representación que hoy tiene la democracia cristiana en la sociedad chilena.

Esta crisis también es el reflejo de un sistema que no es capaz de dar cuenta de los cambios que nuestra sociedad requiere. Lo que produce que las personas no crean y sostengan que nada cambiará, lo que redunda en la desafección al quehacer político, que se agrava con la falta de sintonía del partido con los anhelos cotidianos de la gente.

Se deben buscar mecanismos que permitan el recambio natural de liderazgos, de manera de privilegiar el trabajo permanente, la inserción social, las capacidades personales y políticas del militante.

La clase política toda se ha desprestigiado, siendo La Democracia Cristiana por múltiples razones la más afectada. Para la percepción ciudadana, es esta la más fiel representante de los antivalores de la actividad política, ha saber; corrupción, amiguismo, compadrazgo, incompetencia, falta de rigurosidad. Piensan que todos son iguales y se continuará siempre con lo mismo, dándose una creciente tendencia a no distinguir entre las conductas personales y la institucionalidad partidaria, contribuyendo a lo anterior posiciones incomprensibles como es la defensa de camaradas involucrados en acciones reprochables, reaccionando con distinto criterio según sea la conveniencia electoral. En esto no cabe un doble estándar, debemos ser firmes y categóricos en denunciar y sancionar a quienes cometen ilícitos, sea quien sea.

Existe una desconexión entre lo que es la realidad territorial del partido y sus necesidades estructurales. Las bases no existen, la antigua estructura que se dio como fruto de la concepción comunitaria de la sociedad, que tuvo su cima durante el gobierno de Frei Montalva, se derrumba con la dictadura y la penetración de la economía de mercado. Se requiere una nueva orgánica que de cuenta de los nuevos fenómenos sociales, territoriales, funcionales y culturales.

3.- Para una DC con futuro

Para esto el partido necesita militantes conscientes, propositivos, libres de los grupos de poder interno, es decir sin doble militancia (militante partidario y de lote), que ejerzan su legítimo derecho a expresar sus ideas sin temor, con una mirada crítica a las distintas realidades. Esa libertad de mirar, entender e interpretar los complejos signos de los tiempos, a la luz de la doctrina cristiana más vigente que nunca producirá un militante soberano, conciente, libre, lo que permite a su vez una comunidad de ideas convergentes, respetables, dialógica, moderna, con sentido ético de la acción política.

En referencia al V Congreso

Como partido no hemos internalizado la riqueza del último Congreso Ideológico. No hemos dado cuenta del mandato que representaron los acuerdos de éste. No fuimos capaces de sobreponer y encarnar las definiciones tomadas, es decir, nuestra mirada de sociedad. Algunos no fueron aplicados con posterioridad en decisiones que contradicen la voluntad mayoritariamente expresada. Un ejemplo de esto fue la discusión que se dio en torno al financiamiento de la educación con el bullado “fin al lucro”. Debemos recuperar el V Congreso, para nutrirnos de ideas, para fijar posición frente al país, por eso es fundamental llevar a la práctica los acuerdos tomados en él, este es el norte que fija el rumbo que tiene que tomar la Democracia Cristiana en el futuro inmediato.

El presente debe ser un ahora de reflexión profunda, serena, de reencuentro, renunciamiento y reconciliación entre todos los actores de la política partidaria.

.- Reflexión, porque tenemos que meditar, identificar y reconocer las causas que nos llevaron a este lamentable estado.

.-Reencuentro, porque debemos ser capaces de compartir las distintas reflexiones que a todo nivel se están y deben desarrollar en nuestro país y darle un sentido refundacional.

.-Renunciamiento, porque debemos ser capaces de dejar de lado las ambiciones personales, cambiando esta por un gran proyecto partidario común, que nos permita con grandeza y humildad recuperar la confianza de los chilenos.

.-Reconciliación, porque tenemos que ser capaces de perdonarnos y comenzar a trabajar en conjunto por objetivos comunes.

4.- Nadie es más grande que el partido

El partido no debe ser un trampolín para aquellos que acumulan fuerza interna y se hacen elegir como nuestros representantes, debemos dar gracias por quienes nos quieran representar, más esto debe ser consecuencia, además de los méritos y capacidades personales, de una intensa vida partidaria, del reconocimiento y legitimidad social que proviene de la inserción y del trabajo prolongado.

Debemos implementar nuevas estrategias de reinserción social, reestableciendo el sentido comunitario de la política, poniendo a la persona como centro de nuestra acción. Desarrollando estrategias de mediano y largo plazo, con apuestas evaluables, con tareas misioneras, recuperadoras de espacio, que permitan conquistar el poder para ejercerlo en función del bien común, con un alto componente ético.

El partido debe realizar una reingeniería en los distintos Departamentos y Frentes de modo de hacerlos operativos, funcionales y representativos. Modernizar la estructura partidaria, crear espacios democráticos reales, significa que la pluralidad de la sociedad chilena debe estar representada en todas las instancias de decisión política interna.

La estructura de la Junta Nacional es una lata, una autentica feria de vanidad humana, donde los que vienen hablando hace 30 años impiden escuchar el latido de lo que nos quieren decir los jóvenes del mundo universitario, urbano pobre, rural, campesino, estudiantil (la Junta posterior a la revolución de los pingüinos, escuchó en una sala vacía, a las tres de la madrugada, a un pingüino D.C., pues en el primer tiempo hablan solo los más “importantes”). Escuchar al mundo de la cultura en sus diferentes expresiones y nuevas modalidades, a los trabajadores en su eterna lucha y esperanza de trabajos dignos y mejor salario, escuchar a la mujer en su dignidad plena, representada por destacadas camaradas.

Hemos perdido tantos Alcaldes y Concejales que estos dejan de ser una amenaza de reemplazo para los parlamentarios. Los Alcaldes y Concejales no pueden seguir siendo excluidos de cargos directivos del partido. Estos tienen iguales derechos y deberes que otros dirigentes partidarios que representan la soberanía popular. El partido no debe prescindir de nuestros más cercanos nexos con la Comunidad.

Con lo anterior, debemos tener un discurso público y privado inclusivo, coherente y representativo. Tener opinión en los temas nacionales emergentes como; Energías renovables no convencionales, transporte público para Santiago y regiones subsidiado por el Estado, Salud Pública, Crisis del Modelo Económico Internacional, propuestas hacia la infancia, políticas públicas de fomento del deporte y otros.

5.- Lo Mejor para Chile

Mejorar el partido garantiza y fortalece la opción del mejor de los nuestros como el candidato único de la Concertación, y en acuerdo parlamentario y propuesta programática tendremos un quinto gobierno de la Concertación encabezado por un democratacristiano. Este desafío irrenunciable, al que todos debemos contribuir con generosidad, no debe impedir la reflexión de nuestra realidad actual y los acuerdos para superarla. Dos tareas simultáneas y compatibles son un imperativo ético y el más grande desafío del momento.

Camaradas, hay opciones que determinarán el destino del partido; Una de ella es dejar todo tal cual como está, con algunas adecuaciones de intereses. Otra, es trabajar para producir cambios profundos a la agotada estructura del partido. Ambas opciones y según sean las decisiones que tomemos tendrán decisivas consecuencias en la patria. Nunca antes se nos ha demandado tener la mejor disposición, revelar nuestra mayor nobleza humana, para decidir la ruta a seguir.

Ante un mundo incierto, ante un ser humano vulnerable, ante un mundo injusto, el mensaje evangélico siempre eterno, trascendente, novedoso, moderno, señala y da certezas, seguridad, justicia. Que él nos guíe. Si no somos capaces… que Dios nos ampare.

Santiago, noviembre de 2008

PARTICIPANTES DEL ENCUENTRO:

CLAUDIO ARRIAGADA MACAYA
CARLOS INOSTROZA O.
JUAN PABLO DIAZ BURGOS
JOSE SOTO SANDOVAL
HECTOR GARATE
PATRICIA NUÑEZ
HECTOR MATURANA
JUAN DROGUETT G.
ANDRES PALMA IRARRAZABAL
MARCELO QUEZADA VERGARA
PEDRO ISLA
GONZALO DUARTE
MARCELO TRIVELLI
MANUEL ROMAN JIMENEZ
SERGIO PUYOL
JUAN TUDELA
RICARDO HALABI
JOSE ISLA
ZENAIDA VARAS
FRANCISCO MESIAS
XIMENA GONZALEZ SACARDIA
JAIME GUZMAN QUIROZ
HECTOR GOMEZ MACHUCA
HECTOR SOTO GALLARDO
FRANCISCO FERNANDEZ MUENA
CORINA CANELO GUZMAN
MANUEL LEON HUSCA
PATRICIA ITURIETA PIZARRO
ERIKA ARCIA MADRID
RUBEN VALENZUELA
RICARDO ORTIZ ROJAS
ANA MARIA CORREA
MIGUEL MOLINA
ALBERTO HARRIS
JOSE FRANCISCO SILVA CALDERON
GONZALO WIELANDT
MARIO GIAN
ANGELICA PINEDO CABRERA
CLAUDIO PARDO PONCE
CARLOS SALAS ASENCIO
ALEJANDRO VALENZUELA
NICOLAS CACERES
LUIS PLATON FLORES
PATRICIO ALARCON CASANOVA
SILVIA SALAZAR PARADA
[+/-] Seguir Leyendo...

Responden a Pepin Reyes:Cuatro Diputados Consecuentes. Pilar Reyes.


Lamento mucho tu impresión de los funcionarios públicos, de la cual yo soy parte.
Lamento tambien que no conozcas respecto de las precarias condiciones de trabajo de muchos de ellos, profesionales, administrativos o auxiliares que ganan bastante menos que profesionales, administrativos o auxiliares del mundo privado.
Sería súper interesante hacer un trabajo respecto de las condiciones de infraestructura en que laboran la mayoría de ellos, donde almuerzan (los que almuerzan), etc y te llevarías una triste sorpresa.Pero lamento mas aún, que creas que por ser funcionarios públicos, no tengamos el derecho constitucional de expresar nuestros derechos reivindicativos como lo son el aumento de sueldo de simplemente el IPC, porque como sabrás, finalmente el aumento real es del 0,1% del IPC. Es decir, sólo logramos recuperar el 2% de IPC perdido el año pasado, y para el 2009 mantener nuestro poder adquisitivo. Si eso te parece mucho, la verdad, a mi no.

Saludos

Pilar
[+/-] Seguir Leyendo...

jueves, noviembre 27, 2008

Burgos matiza decisión de no postular a mesa DC


La aclaración de Burgos se da a raíz de que tanto el consejero nacional Francisco Frei y como el saliente alcalde de Valparaíso, Aldo Cornejo, ya han expresado que no tienen intención de estar en la cúpula, a pesar de que tienen buenas relaciones con la corriente alvearista y el freísmo.
La rotunda negativa del diputado Jorge Burgos a extender su mandato en la DC más allá de la junta nacional del 13 de diciembre, tuvo ayer un decisivo matiz luego de que el otrora “chascón” falangista anunciara que, en un escenario de competencia interna, sí podría estar disponible para dirigir la tienda.
“Ojalá la DC tenga la capacidad de salir fortalecida, con lista de mesa unitaria y ojalá renovada”, aseveró el legislador que el martes anunció su resolución de dejar la testera debido al conflicto interno que generaba la idea de que pudiera mantenerse en el cargo, que asumió tras la renuncia de la senadora Soledad Alvear a la presidencia de la DC y a la carrera por La Moneda.
“Era obvio que para algunos mi nombre producía acuerdo, pero para otros producía todo lo contrario. Entonces lo razonable, pensando en la DC, era hacer lo que hice”, aseveró, para precisar que el escenario es distinto si se presentan listas.

“Si hay competencia, todos tenemos derecho a intentar ser candidatos y yo también lo tengo, no tengo ninguna decisión pero tampoco me voy a inhibir a esa posibilidad”, dijo.

La aclaración de Burgos se da a raíz de que tanto el consejero nacional Francisco Frei y como el saliente alcalde de Valparaíso, Aldo Cornejo, ya han expresado que no tienen intención de estar en la cúpula, a pesar de que tienen buenas relaciones con la corriente alvearista y el freísmo. Por ende la búsqueda de nombres en el conglomerado se ha acentuado.

En este sentido, el diputado y jefe de bancada Roberto León, manifestó que “si no hay un acuerdo que represente a todos los sectores, considerando la representatividad de cada uno, hay que ir a la competencia”.

En entrevista con La Segunda el secretario nacional de la DC, Moisés Valenzuela, refrendó esta idea de una contienda por la cúpula.

“Nadie entendería que renunciáramos a dirigir el partido”, afirmó en referencia a la condición mayoritaria dentro de la estructura de la colectividad de los partidarios de Alvear.

Valenzuela, junto con los jefes comunales de la corriente de “los príncipes” Claudio Orrego y Alberto Undurraga, suena como eventual sucesor de la representante de Santiago Oriente y es especialmente crítico a la hora de evaluar la discusión que se ha dado en la tienda.

“No imagino un escenario más patético que el que hemos protagonizado durante estas semanas. Si la DC no ha tocado fondo, es que estamos a escasos metros de hacerlo”, sentenció el portavoz.

[+/-] Seguir Leyendo...

Junta Nacional hacia la Síntesis Política del V Congreso.Gonzalo Wielandt


El logro definitivo de una directiva para la democracia cristiana después que Jorge Burgos renuncia a la posibilidad de postular a la presidencia del partido debido a la falta de consenso que existe en torno a su nombre y a la nueva matización que el mismo camarada Burgos a dado en relación a la posibilidad de encabezar una lista para competir en elecciones abiertas, presenta el desafío de definir en la junta nacional la síntesis política del V Congreso que orientará la lucha del partido en este nuevo periodo.Así, resulta imprescindible elegir una directiva por sufragio universal, de no lograrse un acuerdo en la junta respecto de una directiva de integración nacional y consolidación comunitaria, en la que obtenga la victoria la lista que represente de mejor manera la síntesis programática del V Congreso establecida en la junta nacional del 12 y 13 de julio.

El V Congreso de la democracia cristiana es la construcción de conciencia crítica mediante el pronunciamiento del pueblo militante, cuya síntesis política yace en “Democracia y Seguridad” para Chile como una sociedad de derechos. Nuestro pueblo se ha pronunciado por “Democracia” entendida como derecho del pueblo a ser poseedor de su soberanía. “Seguridad” entendida como derecho del pueblo a ser amparado por la responsabilidad social del Estado y por su capacidad de ser una verdadera autoridad a través de la comunidad organizada. En consecuencia, la democracia cristiana, a la luz del V Congreso, aspira en su actual lucha por un Chile más democrático y más seguro para hacer de nuestro país una efectiva sociedad de derechos.

Esta síntesis política del V Congreso es la que debe iluminar el camino político que debe guiar nuestra futura directiva nacional. Es por ello, que de no lograrse una directiva de integración en la Junta Nacional, el pueblo demócrata cristiano debe pronunciarse por quién representa mejor esta síntesis política de nuestro V Congreso.
[+/-] Seguir Leyendo...

La derecha no es tonta.Asuntos Publicos.Antonio Cortés Terzi


Mientras duró el régimen militar, en las tertulias de los círculos de
izquierda era frecuente oír mofas del dictador por su supuesta falta
de inteligencia y escuchar infinidad de anécdotas que supuestamente
ilustraban su estulticia. Puesto que esa inteligencia “faltante” lo
mantuvo en el poder durante 17 años, no cabe más que deducir que
la izquierda tenía un concepto un tanto peculiar acerca de lo que es
este concepto en política o que los cuentos y anecdotarios no eran
más que ingenuos mitos, construidos para nutrir esperanzas y superar
miedos.Más en la actualidad, pero desde hace tiempo, dirigentes y adherentes
de la centro-izquierda vienen repitiendo -ahora a viva voz- que ni
la derecha ni Sebastián Piñera ofrecen -ni pueden ofrecer- un proyecto
para Chile. Impedimento que provendría de una suerte de ADN que
circularía por la socio-cultura derechista.
Pues bien, aquí estamos, otra vez, frente a un nuevo mito o, tal vez,
ante la incapacidad de comprender que los proyectos político-históricos
no tienen por qué, para ser tales, tener los mismos contenidos,
formas e imaginarios que los desarrollados por la centro-izquierda.
Mito que, merced a lo coyuntural, crece y se alimenta de discursos
e ideologismos. En efecto, ya ha derivado en una cantilena el pregonar
que la crisis actual “demostraría” el fin de la esencialidad de las ideas
de derecha y que Barack Obama vendría a ser algo así como el
“exterminador” del neoliberalismo.
La crisis mundial potencia a la derecha
En este artículo se parte desde una perspectiva analítica distinta y
muy fácil de explicar: es una perspectiva anti mítica, historicista y
“cínica”. Pero también se parte desde una “hipótesis de trabajo” que
contraría las mencionadas y que se puede sintetizar de la siguiente
manera: si se compara el cuadro político y político-intelectual que
hoy lucen tanto la Concertación como la derecha, es dable conjeturar
que esta última no sólo está en condiciones de levantar un proyectopaís
sino que, además, cuenta con facultades para elaborarlo y
ofrecerlo con más consistencia que el que finalmente enarbole la
Concertación.
Para argumentar a favor de esta hipótesis de trabajo, permítasenos
un pequeño rodeo a través de algunas excogitaciones de carácter
1. Probablemente, Chile es uno de los países latinoamericanos más estructurados bajo parámetros típicamente capitalistas y más homogenizados (social y nacionalmente) por pautas dictadas por la modernidad globalizada.
2. Ni la actual crisis mundial ni sus efectos en el país, insinúan la emergencia de interrogaciones y respuestas radicales que hagan suponer la apertura de procesos que vayan a lesionar la consistencia del tipificado capitalismo criollo. ni cambios significativos en las sólidas lógicas y dinámicas que imponen las
prácticas y contenidos de la modernidad globalizadora.
3. Sin duda que el estado de la economía internacional y sus embates sobre la realidad interna generan(o generarán) estremecimientos sistémicos lo suficientemente fuertes como para que surjan decisiones y políticas correctivas y readecuadoras del funcionamiento del estatus mundial. Sin embargo, la conducción
de tales decisiones y políticas ya ha sido férreamente asumida por los poderes hegemónicos del capitalismo globalizado y no existen atisbos de encontrar competencias alternativas y viables.
4. Resuelto el asunto de la fuerza hegemónica que se hará cargo de la crisis universalizada y que proviene del propio stablishment, los cambios que se pueden esperar estarán bajo la impronta de un mayor y mejor despliegue de las leyes esenciales del capitalismo y de reimpulsos a la modernidad globalizada.
5. Lo anterior es tanto más factible, puesto que, a diferencia de algunas opiniones que ven en la crisis vigente una suerte de anuncio de agotamiento del dinamismo capitalista, lo cierto es que éste cuenta con grandes “reservas” expansivas, entre otras cosas, merced a la acumulación de avances científicotecnológicos
que todavía no se traducen plenamente en los sistemas productivos y merced a los enormes espacios de integración dinamizadora que ofrecen países como China e India, entre otros.
6. Siguiendo el orden de ideas de este último punto, cabe pronosticar que el período posterior que se inaugure con la superación de la situación crítica, estará caracterizado por una revitalización del capitalismo moderno y por una acentuación de su capacidad expansiva e integradora, que temporalmente volverá a
ocultar sus irracionalidades y sus lados más oscuros.
De lo dicho, se pueden desprender algunas conclusiones para efectos de lo que aquí interesa analizar.
En primer lugar, es falso -o al menos una exageración- deducir que la crisis económica y su devenir afectarán histórica y sustancialmente los pensamientos económicos y políticos de las derechas. Tal vez, por el contrario. Las respuestas a la situación crítica se encaminan hacia mayores liberalizaciones y potenciaciones del comercio mundial, hacia un retorno de la lógica del “crecimentismo”, hacia
perfeccionamientos del funcionamiento del capital financiero y los sistemas de crédito, hacia la introducción de “paquetes” de nuevas tecnologías, hacia reordenamientos macroeconómicos, etc. Es decir, en lo grueso, el terreno no sólo es fértil para las ideas libremercadistas y globalizadoras en términos generales, sino,
incluso, para ideas “re-reformadoras” de cuño neoliberal(2). Si las alternativas a la crisis son más tipificación capitalista, más modernidad y más globalización, no hay razón para anunciar la obsolescencia de las políticas económicas de raigambre derechista.
En segundo lugar, tampoco tiene mucho asidero el pregonar que los tiempos que vienen serán de reivindicación “natural” del papel del Estado, “devolviéndole” facultades y funciones semejantes a las quele asignaron la cultura socialdemócrata tradicional o el “desarrollismo” en América Latina.
Es cierto que la crisis dejó en evidencia las fragilidades de los sistemas e instituciones políticas para anticipar y corregir dinámicas económicas que se mueven con gran autonomía. Y no es menos cierta la creación de fuertes consensos en cuanto a la necesidad de reforzar las capacidades de las institucionalidades
políticas (y/o económico-políticas, como, por ejemplo, el FMI y el BM), para los efectos, precisamente,de evitar extremas autonomizaciones de subestructuras o procesos económicos.
Pero las tendencias que se visualizan en ese campo -y que, por lo demás, no son nuevas- poco o nada tienen que ver con las nociones subyacentes que originaron los estados de corte socialdemócrata. Seinspiran, más bien, en ciertas derivadas de la “filosofía” del Estado que ostenta el neoliberalismo y que no se reduce al concepto de “Estado subsidiario”.
La utopía libremercadista y, más aún, la neoliberal, consisten en imaginar una sociedad autorregulada por el mercado, organizada natural o espontáneamente en torno a libres e individualizadas relaciones mercantiles. De ahí sus intrínsecas reservas hacia la política y de ahí también sus reticencias hacia el Estado. El objeto de la política (“tradicional”) y del Estado son lo público y el vínculo societario. Es decir,lo opuesto al mundo ideal del mercado y, por lo mismo, perturbador de la autorregulación mercantil.
Desde hace algunos años, el neoliberalismo ha morigerado sus apreciaciones ortodoxas sobre el Estado y la política, porque ha descubierto que ambos momentos también aceptan grados de mercantilización,por supuesto, previas readecuaciones.
Ahora bien -piensa el neoliberalismo- si el Estado y la política internan lógicas mercantiles, aunque sea parcialmente, eso quiere decir que sus nexos con el mercado no tienen por qué seguir siendo de distanciamiento y conflicto, sino que pueden serlo de cooperación orgánica y hasta de complementariedad.
La hipótesis que aquí se sostiene es que las reacciones “estatistas” que ha desencadenado la crisis van a plasmarse en cambios institucionales más afines al neoliberalismo que a otras corrientes políticoculturales.
En otras palabras, en cambios que signifiquen una mayor imbricación, dentro de las instituciones,de las lógicas políticas con las lógicas mercantiles y, por lo mismo, con políticas menos independientes de las esferas e intereses que maneja la gran empresa privada.
Esta hipótesis tal vez se torne más asimilable tomando en cuenta que mucho antes que se desencadenara la actual crisis, Alvin Toffler ya aventuraba la siguiente propuesta: “Debiera reconocerse a nivel internacional que estas empresas, les gusten a uno o no, son jugadores de mucho poder en la arena global, y que si queremos tener paz o una política global de alguna clase, no se les puede ignorar. Así, a menos que
creemos una ONU que invite, integre a estas otras nuevas fuerzas, pienso que la ONU va a morir(3) .
Más allá de las consideraciones que se tengan de las apreciaciones de Toffler, la preocupación que refleja su “insólita” propuesta es enteramente válida, pues no hace otra cosa que constatar el poderío fáctico alcanzado por el mercado en las sociedades modernas y el decreciente poder que lucen las instituciones
políticas. Precisamente, merced a estos desequilibrios, es dable presumir que la salida a la crisis difícilmente tendrá una marcada orientación progresista.
Facilidades para un programa de derecha De todo lo anterior -retomando el propósito principal de este Informe- se desprende que el escenario internacional de crisis -y, previsiblemente, de post crisis-, lejos de contradecir u obstaculizar las posibilidades de un programa derechista creíble de gobierno, lo facilita, al menos en algunos de sus ejes sustantivos.
Y tanto más lo facilita puesto que esos ejes sustantivos estaban en las cabezas programáticas de la derecha antes de que apareciera la crisis económica mundial.
Los diagnósticos sobre la realidad chilena, previos a la crisis, nos hablaban, consensuadamente, de una pérdida de dinamismo del crecimiento económico y de las modernizaciones. Antes del destape de la situación crítica ya había coincidencia en la necesidad de abrir una nueva etapa de desarrollo. El propio gobierno de la Presidenta Bachelet tuvo entre sus emblemas inaugurales la oferta de transitar hacia un “nuevo ciclo”.
Por razones que no es el caso analizar aquí, ese “nuevo ciclo”, en el gobierno actual, se concentró en sus aspectos sociales, quedando en deuda en materias de dinamización económica y modernizadora.
En otras palabras, si la crisis mundial y sus consecuencias en Chile se van a constituir en factotum orientador de programas de gobierno, ello no sólo no perturbará los atisbos programáticos preexistentes en la derecha. A la inversa, le darán más consistencia y vigencia puesto que se insertan natural y fluidamente en los planes que se venían fraguando para la instauración de una “nueva etapa”.
Planteado aún más categóricamente: el momento crítico internacional y nacional y la legitimada idea de que Chile necesita poner el acento en políticas de crecimiento y modernizaciones, crea un contexto casi óptimo para un programa gubernamental de derecha. De un lado, porque son tópicos o áreas en los que la derecha se mueve con más holgura y con muchísimas menos conflictividades que las que le despiertan
al progresismo. Y segundo, porque las circunstancias críticas favorecen políticas y discursos justificatorios de proyectos o medidas socialmente ingratas que, en otras circunstancias, encontrarían más dificultades y oposiciones.
Siguiendo la lógica de lo aquí analizado, es dable conjeturar que el Programa de Sebastián Piñera –que no es un neoliberal “ortodoxo”- tendrá tres líneas matrices: subir las tasas de crecimiento económico, reimpulsar modernizaciones y reformar la Administración Pública tras la finalidad de una mejor y más ágil gestión.
Ahora bien, en esos tres campos, la derecha posee ventajas comparativas respecto de la Concertación.
En los dos primeros planos, o sea en el del crecimiento y en el de las modernizaciones, sus ventajas se encuentran en dos aspectos claves.
En primer lugar, a diferencia del progresismo, la derecha tiene una comprensión cabal y una aceptación total de las leyes que rigen el desarrollo en una sociedad capitalista. Ergo,el definir políticas de crecimiento no le acarrea problemas ideológicos ni menos pudores éticos. En tal sentido, puede elaborar y aplicar estrategias de crecimiento de relativo largo aliento sin temor a frenazos
por discrepancias internas de peso.
Y, en segundo lugar, por socio-cultura la derecha tiene una aproximación orgánica e inmediatacon los fenómenos y procesos nuevos, especialmente productivos, que entrañan las céleres dinámicas transformadoras y modernizadoras que acompañan al capitalismo moderno. Por lo mismo, le es posible leer en la realidad tangible, y no en los textos o coloquios internacionales,los cambios económico-estructurales y las tendencias de la modernidad. Dicho de otra forma, por la composición social y funcional de sus elites, la derecha cuenta con dispositivos de procesamiento
de la información que atañe a lo económico y a las modernizaciones, muchos más fluidos, rápidosy eficaces que los mecanismos que, por lo general, dispone el progresismo para los mismos efectos. En consecuencia, posee allí una nutriente formidable para los fines programáticos.
En el área de la reforma de la Administración Pública también se pueden contabilizar dos ventajas.
De un lado, su visión del Estado, del poder y de la política le permite concebirla como una subestructura básicamente “despolitizada” y “técnica”, virtualmente sustraída de los circuitos de toma de decisiones políticas. En consecuencia, sus proyectos reformadores se simplifican política y técnicamente y se restringen a fórmulas inspiradas en modelos y experiencias modernas de gestión.
En el progresismo, en cambio, conviven conceptualizaciones distintas del Estado, de sus alcances y roles, cada una de las cuales aprecia, a su vez, de manera diferente la organización y función de la Administración Pública.
Por otra parte, es innegable que la Concertación tiene fuertes vínculos político-corporativos con la Administración Pública, que intervienen negativamente en la elaboración e implementación de proyectos modernizadores. Situación que explica, en gran medida, por qué, en el curso de casi veinte años de gobierno, la modernización de la Administración Pública sigue siendo un problema abordado con timidez y parcialmente.
Un eventual gobierno de derecha, virtualmente no tendría compromisos corporativos. Por lo mismo, está más facultado para postular medidas reformistas en ese campo y no sin cuotas importantes de audacia y de aceptación social.
En suma, en el orden de la elaboración programática la derecha cuenta con contextos y antecedentes que tienden a otorgarle superioridad en cuanto a la calidad de los programas que se pondrán en competencia. Máxime si se agregan a los análisis otro par de elementos que le son favorables.
Uno tiene que ver con las políticas sociales. La verdad es que ahí la Concertación ya le hizo el trabajo a un hipotético gobierno de Sebastian Piñera. Con sólo mantener, en lo grueso, lo ya existente en ese ámbito, más algunas rectificaciones y perfeccionamientos, la derecha dispondría de líneas programáticas que le acomodan, especialmente si, además, no plantean problemas de financiamiento.
El otro tema alude a las intelligentzias programáticas, a los cuerpos intelectuales y técnico-políticos encargados de diseñar, innovar, argumentar, comunicar, etc., los programas. Y aquí las ventajas de la derecha son enormes, resumidamente por tres razones:
- Por la formidable red de recursos humanos y materiales que controla en el ámbito de la intelectualidad y de la tecno-política y que se distribuyen entre potentes Think Tank y universidades.
- Por el reclutamiento que ha hecho Piñera de un gran contingente de profesionales jóvenes y tecnopolíticos que trabajan desde fuera de la política y sus contingencias.
- Por el agotamiento y anquilosamiento mental que pesa sobre los tecno-políticos concertacionistas y que les dificulta enormemente pensar más allá de lo que ya han pensado programáticamente en el pasado.
Para finalizar, cabe una última reflexión. El mundo progresista tiende a suponer, prejuiciosamente, que la popularidad y respaldo a programas y gobierno depende casi exclusivamente de los beneficios sociales y corporativos que ofrecen a los distintos estamentos de la sociedad. Ese prejuicio conduce a falsas o simplistas expectativas, pues de él se deduce que los programas derechistas -salvo los populistasestarían
siempre por detrás de las opciones programáticas progresistas, hipotéticamente más sensibles a lo social.
Por supuesto que la “cuestión social” gravita contundentemente en las popularidades y respaldos masivos a las alternativas de gobierno en juego. Pero en las sociedades modernas gravita también, y competitivamente, un imaginario de país que le asigna al crecimiento económico y a las modernizaciones más tangibles
una valoración relevante y colectivamente compartida. Que el país se enriquezca y se modernice es una oferta altamente atractiva para el ciudadano-consumidor, aunque no tenga garantías de acceso a esos avances. Aun sin dinero, el ciudadano-consumidor disfruta visitando el mall.
En otras palabras, un proyecto-programa derechista que acentúe en crecimiento y modernidad encuentra (o puede encontrar) ecos masivos, pues sintoniza con cambios culturales modernos que se expresan en valores y conductas masificadas. Sebastián Piñera y su previsible programa va a simbolizar y catalizar esos cambios de alcances sociales significativos.
[+/-] Seguir Leyendo...

UN MES. Santiago Robles. yanky1000 no tijeretea nada, usa la nueva herramienta, seguir leyendo, cespinoza.


Ha transcurrido un mes desde las votaciones de concejales y alcaldes. En este tiempo, han pasado cosas que es necesario, aparte de recordar, exponerla desde un punto de vista diferentes. Vayan algunos comentarios.
1.- DC: Renunció a la presidencia DC la senadora Alvear. Con ella se me fue mas del 90% de mis dardos. Aparte de eso, el yanki1000 está aplicando unos tijeretazos como de censura.. Así, me queda poquito para escribir. Pero no importa , hay que aprovechar bien lo poquito. En la DC se han presentado toda una serie de ideas, adhesiones a esa ideas, ataques a esa ideas, y todos felices. El diputado Burgos, pasó a ser el personaje mas importante de la política. Blindado por E. Frei, pocos se atreven a decirle que se vaya. Es dueño del 15% de los votos chilensis, y todos quieren pactar con él. ¡Cómo nos cambia la vida! Ayer vapuleado, y hoy, el hoyo del queque político. Quiere ser senador.
La DC, llamó a una Junta Nacional para Diciembre 2008, para poder arreglar el manso lío en el que están metidos. Los que hemos participado en la Juntas Nacionales DC, sabemos lo que pasa en ellas. En ellas no hay reflexión, no hay tiempo para analizar ni discutir problemas. Cuando uno llega a estas juntas, aparecen los buitres, que quieren tu voto a cambio de pegas fiscales, de candidaturas a concejales u otras promesas,. Generalmente hay elecciones de algo, y entre rechiflas, se aprueban posturas, declaraciones y se aprueba un voto político. Para qué hablar de las maquinarias que se ponen en funcionamiento. ¿Será así esta nueva junta?. Está claro que en ella, lo mas probable es que los problemas DC, pasen a segundo término. Primero están las candidaturas presidenciales. ¡Uf!, ¿cuando aprenderán?
2.- PS Se les fue un senador; también apareció un gato de chalet, gordo y perfumado. Da la impresión que por el momento, la política no les interesa. A lo mejor se están rearmando, después de la debacle, para encarar las presidenciales con Lagos.
3.- PRI Al poco tiempo de pasadas las elecciones, se juntaron unos 500 militantes, y decidieron que harán mas adelante. Muchos abrazos, muchas risas, muchas felicitaciones. Por ahora, están muy preocupados de manejar bien su 7,7 % y organizar bien este naciente partido. Reciben piropos de todas partes. Bien
4.- Alianza. La verdad es que no me interesa lo que hagan
5.- Comunistas ¿Se habrán dado cuenta que la gente no vota por ellos?. Conservaron su votación, y eso gracias a los pactos.
6.- PPD Son los únicos felices de la Concertación. Con Pepe Out, alias el camaleón, (que cambia de colores según la ocasión), han apoyado a cuanto político existe, para candidatearlo a la presidencia de la república. Son verdaderos care palos.
7.- Gobierno Aquí sí que hay problemas. Se acabaron las vacas gordas; la Bachelet sigue viajando, pensando mas en los problemas de los bolivianos que en los problemas chilensis; nos hicimos famosos internacionalmente con los problemas de salud: en Chile 512 chilenos no saben que tienen SIDA y siguen contagiando al resto; el paro de la ANEF demostró que los trabajadores están hasta mas arriba de la coronilla con el gobierno; el parlamento le puso la pata encima al gobierno con el 10% de reajuste de sueldos y la luca que le pasó a Cortázar para el Transantiago. ¿Alguien sabe algo del cambio de gabinete?
Ojalá en un mes mas, tengamos noticias mas agradables.

[+/-] Seguir Leyendo...

miércoles, noviembre 26, 2008

Sugieren pacto desde el PRI hasta el PC


El diputado de la Concertación Gabriel Ascencio, el ex parlamentario Andrés Palma y otros militantes democratacristianos pidieron apoyar una reforma al sistema electoral para que los futuros legisladores sean elegidos proporcionalmente y, si esto no prospera, impulsar un pacto contra el neoliberalismo que abarque desde el Partido Regionalista Independiente (PRI) hasta el Partido Comunista (PC).En un documento titulado "Manifiesto por una auténtica renovación de la Democracia Cristiana", el grupo menciona diversos errores recientes de su partido y advierte que "es el momento de tomar definiciones", por lo que es "imprescindible" que la colectividad se pronuncie cuanto antes sobre temas "respecto de los cuales ha mantenido una permanente indefinición".

Plantea una reforma a los sistemas de AFP e Isapres, una política económica más activa por parte del Estado, definición en favor de la educación pública, autonomía relativa de las regiones, apoyo activo al desarrollo de organizaciones de consumidores, una reforma tributaria que aumente progresivamente el impuesto a las empresas y rebaje progresivamente el impuesto que pagan las personas, normas que limiten la concentración económica en áreas de interés general (servicios básicos, banca y otras), inscripción electoral automática o, si esto no se logra, una campaña de inscripción de jóvenes, y "apoyar la modificación del sistema electoral para que se corrija proporcionalmente la elección de los parlamentarios. En caso que ello no se consiga, impulsar un pacto electoral entre todos los que se oponen al neoliberalismo, es decir, desde el PRI hasta el PC".

Firman el diputado Gabriel Ascencio, el ex diputado Andrés Palma, Raúl Donckaster, Manuel Tobar, Gonzalo Espinoza y Juan Claudio Reyes.
[+/-] Seguir Leyendo...

Parlamentarios chilenos proponen una nueva Constitución .Por Julio Frank Salgado


A través de un “Decálogo para el futuro”, doce legisladores de partidos de la Concertación, junto a ex ministros, concejales y dirigentes sociales, exigen a los candidatos presidenciales cambios profundos al sistema político y definen bases para una Carta Fundamental auténticamente democrática. Un plebiscito para votar una nueva Constitución Política del Estado, así como iniciativa popular de ley, inscripción electoral automática y sistema de elección proporcional, derecho a voto para los chilenos residentes en el exterior, reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas, nacionalización del agua y una política nacional para el cobre incluye, entre otras propuestas, el denominado “Decálogo progresista para el futuro”, presentado públicamente el 8 de noviembre por doce parlamentarios de la Concertación y orientado a promover un “Estado social de derecho”.
En el grupo -llamado “díscolo” por la prensa debido a su posición disidente de la línea oficialista- figuran los senadores Carlos Ominami (PS) y Nelson Avila (PRSD), y los diputados Pablo Lorenzini (DC), Marco Enríquez-Ominami y Sergio Aguiló (PS), Tucapel Jiménez, Ramón Farías, René Alinco y Guido Girardi Briere (PPD), Alejandro Sule y Fernando Meza (PRSD) y el independiente Alvaro Escobar. Entre los 30 firmantes se cuentan también el ex canciller Enrique Silva Cimma y el ex rector de la Universidad de Chile Luis Riveros, además de concejales, dirigentes partidarios locales, dirigentes sindicales y otros adherentes.
El documento, presentado en el Centro Cultural Palacio de La Moneda, pretende asentar las bases para un “programa nuevo” de gobierno de la Concertación y, en definitiva, de una nueva Constitución Política. Será entregado a los diferentes precandidatos presidenciales concertacionistas con la intención que lo consideren en su respectivo programa y condicionar así el apoyo.
“Si enfrentamos el próximo desafío presidencial sin una propuesta ampliamente renovada, que aporte respuestas creativas a los nuevos desafíos del siglo XXI y que integre liderazgos nuevos, las posibilidades de triunfo de una opción progresista y modernizadora son más que escasas”, advierte. “Tampoco la dirigencia de derecha tiene un proyecto que proponer a Chile. Su gran ambición es transformar todas las actividades en un gran negocio y responder a los problemas de la sociedad con autoritarismo e intolerancia”.
Denuncia, asimismo, que se ha impuesto una democracia y una sociedad de mercado, cuya lógica de la rentabilidad y el lucro domina en todos los planos. “De hecho, en Chile todos los servicios básicos pueden ser fuente de enriquecimiento para reducidos grupos económicos que muy a menudo abusan en contra de consumidores prácticamente indefensos. Por ejemplo, la educación pública, pilar de la integración republicana y del acceso a las oportunidades sobre la base del mérito y no de los privilegios de cuna, hoy día ha llegado a ser relegada en todos los niveles y enfrenta una crisis de graves dimensiones, coartando su misión de movilidad social en medio de una creciente privatización”.
Sostiene también que el Estado debe asumir “sin complejos” una función orientadora del desarrollo y de representación del interés general. “Enfrentaremos con fuerza las tentativas sistemáticas de la derecha y de los neoliberales de todo el espectro político para deslegitimar su acción y jibarizar su tamaño, con grave perjuicio para las mayorías que necesitan de un Estado sólido que cautele su bienestar”, agrega el texto.
“En suma, no ha sido posible el reconocimiento a nivel constitucional y real de ‘un Estado social y democrático de derecho’, que constituye definitivamente todo el sentido de justicia que permita que nuestra sociedad entera, sin diferencias, tenga el justificado derecho a lograr su felicidad”.
El decálogo postula cambios profundos destinados a dar “mayor energía” a la democracia a través de la promoción de distintas formas de participación ciudadana y ampliar el espacio de las libertades, además de enfrentar “en serio” las desigualdades sociales, territoriales y de género, y recuperar un dinamismo económico ambientalmente sustentable.
Adelantado por El Mercurio una semana antes -aunque después omitido por la prensa en general-, el documento consta de proposiciones sobre derechos humanos, transparencia política, educación, salud, riquezas naturales básicas y otras áreas. Reclama, por ejemplo, un defensor del pueblo, elecciones primarias reguladas por ley, derogación de la ley de amnistía, despenalización del aborto en determinadas circunstancias, sistema nacional de educación de calidad y equitativa, un proyecto nacional para el cobre, nacionalización del agua y término de las concesiones indefinidas en minería y pesca, entre otras propuestas.
(Hace un mes, cinco diputados de la coalición se pronunciaron públicamente sobre este tema, entre ellos los mismos Jiménez, Farías, Sule y Girardi, exigiendo una asamblea constituyente que redacte lo que llamaron “la Constitución del Bicentenario”).
“Decálogo progresista para el futuro” (extracto)
“1. Un modelo económico solidario y progresista
Del modelo neoliberal actualmente en vigencia habrá que transitar hacia uno de solidaridad social, que no implique regresar a un pasado de estatismo, pero que sí anteponga el interés común al desarrollo de la actividad económica, sin negar la retribución justa a la iniciativa privada. Este nuevo marco de desarrollo implicará una nueva política tributaria para apoyar los esfuerzos redistributivos y una política efectiva de apoyo a la mediana y pequeña empresa, con un Banco del Estado, una Corfo y un Sercotec que se constituyan en los pilares para el apoyo financiero y técnico a este sector.
2. Revitalizar la democracia
Aspiramos a un régimen semipresidencial regulado con la consulta directa a los ciudadanos, para que garantice el equilibrio democrático de poderes y el control popular.
Este nuevo sistema, basado en un concepto de Estado Social de Derecho, implicará la inscripción electoral automática a los dieciocho años y con derecho a sufragio de los chilenos que residen en el extranjero. También asumirá que los ciudadanos, sobre la base de un número determinado de firmas, podrán proponer proyectos de ley que deberán ser tratados con carácter de urgencia por ambas cámaras.
Asimismo, todas las autoridades que emanen de la soberanía popular tendrán que someterse a un plebiscito revocatorio, que podrá ser solicitado por un número exigente y determinado de ciudadanos por una única vez en la mitad del mandato.
Defendemos un cambio en el sistema electoral, por uno proporcional, y el pendiente reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, y por ello insistiremos en reformas que permitan su participación política.
Por todo lo dicho, es necesario un plebiscito donde se vote una nueva Constitución y un renovado pacto social.
3. Gobernar con transparencia y defensa irrestricta de la probidad
Queremos un Estado capaz de efectivamente garantizar la probidad, que regule drásticamente el lobby y prohíba a los ex funcionarios públicos ocupar cargos directivos en empresas privadas que hayan fiscalizado, durante dos años a partir de la dejación de su cargo.
El Defensor del Pueblo y cualquier ciudadano podrán denunciar malos tratos o actos punibles perpetrados por los funcionarios, incluidos los funcionarios municipales.
Se debe establecer por ley el mecanismo de primarias para designar candidatos y, por otra parte, dentro de las reformas a la ley de partidos se debe crear una autoridad pública externa que deberá garantizar el cumplimiento de los estatutos partidarios.
4. Proteger los derechos humanos y ampliar los derechos civiles
En materia de derechos civiles postulamos reforzar la igualdad de género, despenalizaremos la interrupción del embarazo en caso de violación y en caso de peligro en la salud de la madre con la debida supervisión médica, tal como existió hasta 1989. Somos partidarios de establecer el Pacto de Unión Civil para terminar con la discriminación a las minorías sexuales en temas patrimoniales y otros derechos.
Sostenemos que la actual institucionalidad para atender los desafíos infanto-juveniles no da cuenta de las reales necesidades de los jóvenes y de los niños y niñas; por eso creemos que se debe terminar con el Injuv y el Sename, y crear una Subsecretaría de la Juventud que, además, contenga un defensor de los derechos juveniles.
Lucharemos por la aprobación de todos los tratados relacionados con los derechos humanos, el predominio de los tratados internacionales de derechos humanos sobre la legislación nacional, la adhesión de Chile al Tribunal Penal Internacional, indemnizaciones justas a las víctimas de la dictadura y la derogación de la Ley de Amnistía.
Estamos convencidos de que la seguridad cotidiana de las personas y el retroceso de la delincuencia se reforzará en un clima general de respeto a los derechos y a la ley, y con una acción decidida de ampliación de las oportunidades para los jóvenes. De esta manera se podrá actuar con gran firmeza contra la delincuencia y las causas que la provocan.
5. Avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo con una educación de calidad, amplio acceso a la cultura y un sistema público de salud fortalecido para asegurar el cumplimiento de garantías
El Estado debe garantizar a todo ciudadano a partir del próximo gobierno el derecho a una educación de calidad y el acceso a las diversas expresiones de la cultura. La labor del Estado en estas áreas no puede ser subsidiaria y constituye un eje central de las garantías en la nueva Constitución que se propone, pudiendo todo ciudadano recurrir a los tribunales de justicia para su cumplimiento.
El canal estatal debe ser el motor de la revolución que significa la televisión digital y la audiovisualización de la Web.
Creemos que hay que entregar medios para que cada niño chileno pueda ingresar al uso efectivo de la tecnología digital y al mundo de la información.
Queremos terminar con el IVA al libro, implementar una ley de propiedad intelectual que proteja la creatividad, multiplicar por 10 veces los fondos concursables retornables y no retornables en cultura, agregando discriminación positiva a favor de las regiones.
6. Derechos reales para los consumidores
Creemos en el aumento sustancial de las facultades fiscalizadoras del Estado respecto a las actividades económicas que generen riesgos para el medioambiente, para la estabilidad económica, para la protección al consumidor y del trabajador.
Los bancos y empresas privadas, en especial las grandes, tienen ganancias monopólicas excesivas y son deficientemente controladas por las superintendencias respectivas. Las AFPs ponen hoy en peligro los ahorros de los trabajadores con comisiones usureras e inversiones de alto riesgo, mientras que las Isapres han logrado utilidades enormes discriminando a los usuarios, en especial las mujeres en edad fértil y la tercera edad. Muchas empresas violan las leyes que protegen el medioambiente y muchas empresas eléctricas, de telefonía, de carreteras concesionadas, de Internet, han logrado regulaciones ampliamente favorables a sus intereses, obteniendo utilidades inaceptables a costa de los usuarios. Esta situación demanda nuevas y estrictas regulaciones, diseñadas con espíritu moderno y efectivamente proteccionista y social.
Los órganos de fijación tarifaria deberán cautelar únicamente los intereses de los consumidores, bajo control de los usuarios y del Parlamento. Se debe crear una Superintendencia de Medio Ambiente y el Sernac deberá tener más facultades normativas y de control en la protección del consumidor. Asimismo, el sistema bancario deberá someterse a mayores controles, poniendo límite al cobro de intereses y comisiones en el crédito de pequeña escala, terminando con la discriminación al pequeño empresario.
Es imprescindible contar con una AFP estatal, solidaria, que baje las comisiones, termine con los abusos en los cobros y entregue una pensión digna a nuestros trabajadores.
7. Cautela efectiva de nuestros recursos naturales
El Estado debe defender nuestras riquezas naturales y considerar un nuevo catálogo de delitos medioambientales. En ese contexto, se debe desarrollar una revisión crítica del manejo de nuestros recursos naturales así como la necesaria y urgente nacionalización del agua.
Promoveremos terminar con las concesiones indefinidas en minería y pesca, estableciendo un sistema de licitaciones cuando sea útil incorporar a privados en la explotación de recursos naturales. Los derechos de explotación variarán con el precio del recurso, hasta alcanzar un 100%. No debemos permitir proyectos que destruyen el medioambiente de modo irreversible. La inversión extranjera puede ser útil en determinadas condiciones, pero no al precio de paraísos y excepciones tributarias y de destrucción de la naturaleza.
Chile debe realizar una gran inversión en energía solar, eólica y geotérmica, en centrales hidroeléctricas de pasada y en biocombustibles no agrícolas (especialmente de celulosa y biomasa).
La justicia distributiva está directamente relacionada con obtener que los abundantes recursos naturales con que cuenta el país se coloquen en función de los intereses nacionales y de la mayoría de la población. La demostración más elocuente de ello se produce con la explotación del cobre entregado nuevamente al control de unos pocos intereses privados, mayoritariamente extranjeros, que lo exportan en la forma más primaria, sin incorporar en el país trabajo agregado. Ello exige establecer una política para el cobre chileno que considere tanto su explotación, producción, exportación e inserción dentro de un proyecto nacional de desarrollo, que tenga presente que se cuenta en el territorio nacional un porcentaje muy elevado de las mejores y mayores reservas de metal rojo que, de acuerdo a la Constitución, pertenecen a todos los chilenos.
8. Modernización del Estado
Necesitamos una profunda reforma en las cargas públicas y un Estado más allá del concepto de Estado Subsidiario establecido en la Constitución de 1980. Los que tienen más deben pagar más, principio elemental que hoy día no se cumple. Por todo ello es que reclamamos la consagración del Estado Social en nuestra Constitución.
9. Proteger los derechos de los trabajadores, asegurar pensiones y garantizar ingresos universales
Una nueva legislación laboral debe facilitar la formación de sindicatos, ampliará la negociación colectiva, fortalecerá la posición del trabajador frente a los despidos injustificados y hará obligatorios los planes de reinserción, fortalecerá el seguro de desempleo y creará una Agencia Nacional del Empleo que promueva la inserción y la capacitación. Toda familia chilena debe tener derecho a que al menos uno de sus miembros en edad de trabajar acceda un empleo, mediante programas de inserción en las empresas y, en última instancia, empleos de servicio a la comunidad.
Las pensiones básicas y las asignaciones familiares aumentarán además sustancialmente con la meta de que todo hogar disponga de un ingreso mínimo equivalente al doble del costo de la canasta de alimentación.
Las pensiones contributivas no pueden seguir sujetas a la ruleta del mercado y a la economía de casino y deben regirse por un sistema cierto en el que los trabajadores sepan qué pensión van a tener de acuerdo a su historia previsional mediante una cotización obligatoria del reparto y una cotización de capitalización complementaria voluntaria.
El Estado debe reconocer el derecho al trabajo a nivel constitucional.
10. Una opción decidida por la región en materia de política exterior
Una política internacional que privilegie las relaciones de amistad con los países latinoamericanos supone fortalecer Unasur y una política de independencia de EE.UU. Chile no tiene una política suficientemente nítida hacia Latinoamérica y mantenemos relaciones a veces erráticas con nuestros vecinos. Debemos normalizar nuestras relaciones con Bolivia, incluyendo una solución mutuamente satisfactoria a su reivindicación marítima”.
Firman:
Tucapel Jiménez, diputado PPD
Carlos Ominami, senador PS
Guido Girardi B., diputado PPD
Enrique Silva Cimma, ex ministro PRSD
Alvaro Escobar, diputado Independiente
Pablo Lorenzini, diputado DC
Marcel Claude, economista
Nelson Avila, senador PRSD
Roberto Pizarro, ex ministro PS
Fernando Meza, diputado PRSD
Sergio Aguiló, diputado PS
Luis Riveros, ex rector de la Universidad de Chile
René Alinco, diputado PPD
Alejandro Sule, diputado PRSD
Marco Enríquez-Ominami, diputado PS
Ramón Farías, diputado PPD
Rubén Darío Díaz, secretario general Juventud Radical
Ana Bell, vicepresidenta de la ANEF
Filomena Navia, concejal PS de La Cruz
Claudio Heine, director del diario El Impacto
Maya Fernández, concejal PS de Ñuñoa
Patricio Mery, miembro Comité Central PS
Diego Cabezas, presidente JS de La Granja
Ismael Calderón, concejal de Santiago
Lorenzo Martínez, presidente regional JS de Maule
Sebastián Rojas, dirigente nacional de la Confederación General de Trabajadores
Alexander Linford, dirigente universitario U. Andrés Bello
Luis Cabezas González, secretario Sindicato Número Uno de Nestlé
Julio Muñoz, encargado nacional JS universidades privadas
Juan Valdés, concejal de La Granja
[+/-] Seguir Leyendo...