jueves, octubre 30, 2008

Renacer. Myriam Verdugo.

Todo lo sucedido desde el domingo 26 en la tarde, cuando de a poco se desgranaban resultados electorales malos para la Concertación de partidos por la Democracia, pero especialmente para la DC, se asemeja a esas películas vertiginosas, donde no se le da un respiro al espectador con una seguidilla de hechos y situaciones cada una más impactante que la anterior.
Perder más de 300 mil electores, más de 40 alcaldes y más de 100 concejales. Desaparecer prácticamente de algunas comunas (Huechuraba, Cerrillos, Iquique, San Miguel, Pudahuel); la derrota emblemática de algunos de los “titulares” o “generales”, fue mucho para una alicaída Democracia Cristiana, en franco declive desde hace varios años.
Tras la derrota se escucharon voces que pedían escuchar el rumor de la calle o la voz del pueblo. ¿Qué es esto? ¿Por qué se afirma como si fuera un gran descubrimiento? ¿No es exactamente eso lo que deben hacer cada día las organizaciones que pretender representar a la gente? ¿No es exactamente esa su razón de ser? A mi juicio sí, porque de otro modo estaríamos actuando como iluminados y por nuestros propios intereses.
¿Y qué nos decían esas voces, esos rumores? Hartas cosas, como por ejemplo:
que el gobierno lo está haciendo mal al no preocuparse de la gestión en los diversos servicios y ministerios; que llevamos más de un año y el Transantiago sigue siendo la pesadilla de los habitantes de la capital; que desde mayo los habitantes de Chaitén sufren la lentitud e ineficiencia en la entrega de soluciones al drama que desató en sus vidas la erupción del volcán;
que una pareja murió porque no se les diagnóstico de VIH; que otra mujer perdió su trabajo y su familia al ser erróneamente notificada de Sida, error que el Estado pretende tapar con 20 millones de pesos; que la educación pública sigue siendo mala y un negocio para algunos; que nuestra juventud ve hipotecado su futuro al entrar a la Universidad, porque hoy -cuando el país es harto menos pobre que hace 30 o 40 años (cuando Alvear, Bachelet y Lagos estudiaron gratis)- deben endeudarse por largo tiempo debido a los altos costos de los aranceles;
que nuestros viejos y viejas no pueden jubilar porque la crisis mundial tocó sus ahorros obligados, ahorros que manejan los grandes grupos económicos que -no les quepa duda-, al finalizar el año volverán a mostrar utilidades; que seguimos siendo regidos por una Constitución autoritaria, que muestra temor a la participación del pueblo, que seguimos gobernando para los grandes conglomerados económicos, favoreciendo la concentración y relegando a nuestros pequeños y mediano empresarios; que seguimos pensando que con el asistencialismo vamos a lograr la promoción de las clases más desprotegidas y pobres, que se está sobrecargando a la clase media con alzas y más alzas que estamos contribuyendo día a día al fortalecimiento de una elite política y empresarial que se reparte Chile de forma transversal y generosa.
Eso por nombrar sólo algunas de las perlas que marcan la gestión de los últimos años.
Eso es a nivel de gobierno, de Concertación, pero ¿qué pasa en la casa DC? Además de lo ya mencionado, ya que somos parte del gobierno, debemos sumar algunas “joyitas” propias:
Consentir que el nepotismo se apodere del partido al dejar que regiones, comunas o distritos “pertenezcan” a una familia que permite el traspaso cariñoso y amable de cargos a sus retoños aunque éstos no hayan demostrado nunca su valía; consentir que algunas “figuras” impongan a “rompe y raja” sus candidaturas, aunque éstas hayan perdido su conexión con la gente y la realidad hace tiempo; permitir la reelección perpetua de gente que nunca demostró un trabajo efectivo en sus comunas, pero que eran fieros defensores del sistema y sus representantes; permitir la persecución de los camaradas que no pensaran igual y que no eran obsecuentes con el poder.
¿Qué hacer ahora, cuando la senadora Soledad Alvear asumió la responsabilidad de la derrota presentando su renuncia a la presidencia de la DC y declinando su opción presidencial? Lo inmediato: prepararnos para la Junta nacional de diciembre, instancia en la que tenemos dos opciones: perseverar en los errores o aprender de ellos.
¿Qué significa para mí aprender de los errores? Bueno, significar iniciar un proceso de recomposición interna; aprender de nuevo a vernos como camaradas; comenzar a preocuparnos de los temas que realmente importan al pueblo chileno y, muy importante, analizar nuestra política de alianzas.
Si nuestra preocupación en esa Junta va a ser quién es candidato a la presidencia de la república, cómo se va elegir y quiénes serán nuestros/as aspirantes al parlamento, significará que nada aprendimos. Esto último lo digo, porque en los medios aparecen nombres de camaradas que ya se repartieron Chile, de Arica a Magallanes.
También lo digo porque en otros medios se habla de la “sucesión” en la DC. ¿Desde cuando somos monarquía? ¿Somos o no un partido democrático, pluriclasista, que debería promover la representación de todos los sectores: profesionales, trabajadores, jóvenes, indígenas, emprendedores? Camaradas y amigos, en la DC, o nos ponemos de acuerdo entre todos, o vamos camino al precipicio si creemos, y aprobamos, “sucesiones” dirigenciales. Así de claro.
El ave Fénix renace de sus cenizas cada cierto tiempo. La DC también puede hacerlo, pero también puede naufragar en el intento. Nosotros, quienes desde hace años persistimos en el discurso que reconoce nuestro alejamiento de la gente; que insistimos en la revisión del modelo de desarrollo impuesto; que demandamos una nueva constitución política; que insistimos en promover la verdadera participación de las organizaciones sociales en el diseño del país, vamos a poner nuestro grano de arena. Es nuestro compromiso.
Myriam Verdugo
Consejera nacional PDC

Gracias, Muchas Gracias....Andres, Francisca, Cocke,Alejandro Pato.America, Cristian.....

Estimados camaradas, pasados unos días del 26 de octubre, he querido escribir un par de líneas, primero saludarlos porque el esfuerzo que realizo el partido ( los mismo 50 que opinan , que van a reuniones y hacen su aporte en el PDC, ni los 2000 o 3000 del padrón ) no fue en vano, hoy sabemos que lo nos prometen los electores no siempre es así, que no sólo bastan los recursos, ni los equipos técnico y profesionales, sino no hay sintonía con los militantes y el pueblo, que no basta con ser DC cuándo quienes deciden sobre políticas públicas no escuchan y términamos siendo nosotros los que damos explicaciones o pagamos los platos rotos, en fin hay muchas lecciones que sacar de este evento electoral, que pronto reflexionaremos en un Consejo Provincial.
Pero también es necesario señalar que aún estamos a a tiempo de revertir está situación, pero hay trabajar mucho, y en un largo plazo, hay que entender que lo que estamos viviendo no se revierte con una candidatura presidencial, ni con lotes más, ni con lotes menos, ni con caudillos o apellidos más o apellidos menos........... hoy no tienen sentido ni las tendencias , ni los lotes, ni las opciones presidenciales internas.......... hoy hay que entender que debemos aprender escuchar y observar que pasa en Chile que le preocupa al pueblo....nuestro pueblo ( no más gente o cuidadanos), y volver a nuestra raíz comunitarista y social cristiana retomar nuestra forma primaria de hacer política tanto en el discurso cómo en la acción.......unir al partido........no más peleas por pelear o por temas personales, renovar ideas, caras, discursos, voces...pero de verdad.............hacer nuestro el pensamiento y sentir del pueblo, de la clase media e intentar que hagan suyo nuestro sentir y nuestro pensar... , construir un nuevo relato y reflotar de una vez por todas las propuesta de nuestro congreso ideológico, yo sé que algunos dirán que hay muchas cosas más que analizar que las podemos compartir o no, pero estás líneas sólo quieren dar el primer paso ....... para generar un dialogo real.............. no artificial o para esconder otras intenciones o intereses ...... por lo prontro les cuento que hay camaradas de Independencia y Recoleta que me han contado que han decidido trabajar más en terreno y están armando ong's en ambas comunas, por otro felicitar y desearle éxito en su gestión y sumarnos con la mayor fuerza a nuestro dos concejales electos Patricio Lobos y América López.
Agradecer a nuestros candidatos Francisca, América, Pato, Coke, Alejandro, Cristian, Abraham y Andrés por haber hecho todo lo posible y a todos los militantes de Recoleta e Independencia que trabajaron y apoyaron cada una de sus candidaturas.
Para finalizar sólo contarles que les adjunto la Carta de Renuncia de Soledad Alvear y los acuerdos del Consejo Nacional del día de ayer. Durante la próxima semana retomaremos nuestra reuniones de mesa y en el más breve plazo citaremos a Consejo Provincial y esperamos que lo mismo ocurra en ambas comunas. Fraternalmente ( y de verdad, no como una frase cliche)
Mauricio Castro Jara
Presidente Provincial PDC
Santiago Centro Norte

Democracia Cristiana: La hora de mirarse al espejo.Mario Penailillo

Escribir algunas líneas sobre el momento de la democracia cristiana puede ser, para alguien que se ha alejado como yo y que hoy la mira con distancia y lejanía, un ejercicio donde los prejuicios operen con fuerza y lleven a escribir desde la lógica del árbol caído.
Espero no caer en esa tentación.
Dos son a mi juicio los grandes elementos que llevan a la DC al momento que vive hoy; uno se sitúa en el ámbito de las emociones, el otro en el espacio de la razón.
El de las emociones tiene que ver con el espacio de la convivencia, con aquello que alguna vez fue definido como la fraternidad democratacristiana. Ese espacio, tuvo su origen en el propio nacimiento del pensamiento humanista cristiano en Chile y de su operacionalización política con el nacimiento de la Falange y después con la constitución de la propia DC. Quienes dieron origen a ese movimiento fueron hijos del rigor de su propio contexto histórico, se necesitaban y necesitaban relacionarse, independiente de sus propias realidades individuales. El ejercicio de caminar por el desierto político forjó en ese grupo humano condiciones especiales que obviamente cambiaron al momento de llegar al poder. La izquierda cristiana y el MAPU son la demostración más clara de esa situación, pues mas allé del momento vivido al calor de una situación de alta ideologización, lo que hizo crisis en esa circunstancia fue el desarrollo de una dinámica que dejo de reconocer al otro como parte de un mismo proyecto, estableciendo entonces la lógica de la desconfianza hasta llegar al extremo de ver en el otro al enemigo, aquel que se debe destruir. La dictadura, es decir el ejercicio de experimentar el dolor y la derrota, fue una nueva posibilidad de resignificar el espacio de convivencia de la DC, fue en la lógica del terror y del miedo que se enfoco ese espacio, en la necesidad de supervivir al momento que vivíamos, de asumir que nuestra única posibilidad de seguir caminando era en la perspectiva de estar juntos, y se hizo, con la complejidades siempre obvias de la naturaleza humana, pero se hizo.

Una vez recuperada la democracia, se tuvo que comenzar a convivir con un nuevo elemento el poder, y no sólo el político, también el económico. Pienso que una parte importante de nosotros no supo hacerlo, algunos por la ambición del tiempo perdido, otros por la inmadurez emocional de vivir ese momento. Raya para la suma: el precario espacio de convivencia obtenido se diluyó en nuestra incapacidad de darnos cuenta que el otro siempre era necesario, independiente de las diferencias. Se nos agotó el diálogo interno, dimos paso a la tentación de aquellos que creen sólo en su propia verdad. La corrupción ayudó en los suyo, la lógica del vencer colaboró en la tarea, el pragmatismo a diestra y siniestra remeció la estabilidad interna…todo estaba dicho, la (con) vivencia interna sería resuelta a través de otros mecanismos, la fuerza y la imposición; la descalificación y el otro como un objeto de consumo político…los dados estaban echados, el resto de la historia es conocida. La gran mayoría de nosotros fue responsable, algunos más y otro menos, pero todos fuimos pecadores tanto de acción como de omisión.

El segundo elemento, el ligado a la razón, tiene un claro enfoque: la ideología humanista cristiana, entendido como un paradigma que nos permitía entender la realidad entró en crisis, una crisis khuniana, una crisis de modelo donde por más que intentáramos encajar en el espacio de subjetivización que vive nuestra sociedad, no había por donde entrar. ¿Significa esto que los elementos sustanciales a dicho patrón de ideas como la solidaridad, la democracia social o la opción por los más pobres ya no servían? Creo que no, pienso que ese no es el centro de lo sucedido. Lo que pasó fue que ese constructor ideológico que sostuvo a la DC hasta los años sesenta y que iluminó su andar el la década de lo setenta y los ochenta no fue capaz de resignificarse con las profundas modificaciones sociales, económicas y culturales que no sólo nuestra sociedad vivía, sino que también el mundo entero experimentaba. No era un tema del soporte inicial el que estaba en cuestión sino que del andamiaje que se construyó en la búsqueda de hacer lecturas pertinentes de la realidad que existía el que no funcionó. Como tal la DC siguió moviéndose en el viejo lastre de ideas pensadas para otro momento sin darse cuenta de los significativos cambios que las personas y los grupos de nuestro país experimentaban. La brújula desapareció y cuando eso ocurre uno sólo se mueve a tientas, buscando encontrar en los recuerdos espacios de sustentabilidad que permitan seguir en pie.

¿Por qué no se puede hablar de pobreza e injusticia social en nuestros días?, ¿o la violencia social que ocurre a diario no es un tema que tiene que ver con el respeto de las personas?, ¿o la fragmentación que vive nuestra sociedad no es caldo de cultivo de un nuevo discurso que resignifique la solidaridad?, ¿o es pecado apuntar al tema de la distribución de la riqueza en el país y lo injusto de la mantención de dicha situación?, ¿o la necesaria opción popular por una educación de calidad y de fuerte componente público no es un signo de cambio social profundo?, ¿o la precariedad del trabajo y su tendencia a la tercerización no son una situación que atenta contra la propia dignidad humana? En fin, serían muchos los temas que vive el país de hoy donde el discurso socialcristiano podría dar luces siempre y cuando ese discurso asumiera el desafío de iluminarse a partir de la propia realida(des) que se viven, en una relación dialógica y dialéctica sincera y constructiva.

No esta en el ánimo de estas palabras dar enseñanzas a nadie, por que no soy quien para hacerlo, sólo esta la mirada de un adulto que mira con distancia aquello que alguna vez fue tan importante para su vida y que hoy ve con tristeza como sigue cayendo en el despeñadero de un pozo sin salida: la Democracia Cristiana.(Giro Pais)

Integración Nacional y Consolidación Comunitaria. Gonzalo Wielandt

La necesidad de reconstituir el Partido Demócrata Cristiano en una comunidad requiere de la voluntad política de propender al bien común partidario. Nuestro camarada Jorge Burgos ha asumido la presidencia del partido en momentos de gran riesgo e incertidumbre. Es de profunda responsabilidad, por lo tanto, de todos los actores internos tener la disposición de lograr en la próxima junta nacional del 5 de diciembre, un acuerdo en el que la diversidad partidaria sea representada en base a un diseño político eficiente y de emergencia.

Mi camarada y amigo Jorge Burgos, con quien he tenido grandes diferencias políticas, resulta una gran alternativa para conducir el partido en estos momentos, por cuanto representaría una transición de la dirección nacional saliente a una nueva de integración nacional, en la que él debería tener la responsabilidad de conducir al partido en un proceso de consolidación comunitaria. Sé que pueden haber habido en el pasado fricciones política e incluso personales, pero la buena voluntad política que requiere la salvación del partido debe imponer la generosidad por sobre el rencor y la sospecha.

Una nueva dirección de integración nacional es un requisito fundamental de salvación partidaria en la que la diversidad demócrata cristiana esté representada. La integración nacional surge del proceso de consolidación de comunitaria primario que debe llevarse a cabo este mes, antes de la junta nacional, en la que el diálogo sincero, abierto y respetuoso debe acaecer.

Es de justa necesidad que una dirección de integración nacional se base en un diseño político que represente dicha diversidad, expresada en una composición en donde los sectores que apoyaban a la camarada Soledad Alvear, los que apoyan a los camaradas Eduardo Frei y Marcelo Trivelli estén representados. Asimismo, es imprescindible la presencia de los jefes de bancada tanto del Senado como de la Cámara de Diputados y la de un representante de los alcaldes y concejales electos a nivel nacional, cuyos méritos están expuestos de sobremanera como por ejemplo: Claudio Arriagada, Jaime Bertin, Alberto Undurraga, entre otros. Si bien, es antiestaturia la presencia de un alcalde en la mesa nacional, la ley está al servicio de la persona y no al revés, lo que la junta por lo tanto, lo puede resolver en un momento. El resto de la diversidad tendencial también es importante de considerar de acuerdo a la representación democrática y la voluntad de bien común partidario.

Camaradas, con la generosidad y humildad de nuestros aciertos y errores, tenemos la oportunidad de lograr en la próxima junta nacional una dirección nacional de integración y de consolidación comunitaria que tiene el desafío de salvar nuestro querido partido, recuperar nuestra identidad y ponerlo nuevamente en el centro político como un partido de vanguardia social y comunitaria.

Fraternalmente
Camarada Gonzalo Wielandt

DESPUES DE LA DEMOLICIÓN. Pepin Reyes.

DESPUES DE LA DEMOLICIÓN A 72 horas de habernos sacudido los escombros y ya levantado el polvo del derrumbe político de nuestro Partido, estamos en la ardua tarea de comprender como enfrentaremos el futuro. La renuncia que, con coraje político, ha presentado la camarada Soledad Alvear a su cargo y candidatura es sólo el primer paso a la solución de nuestro dilema. Pero no el único y, sin duda, no el que más importancia tendrá en nuestros resultados electorales futuros. Ha quedado patentemente claro el fracaso de aquella famosa comisión de selección de candidatos. Dicha instancia solo funcionó en la óptica de transacción entre lotes. La "meritocracia" o trayectoria social y arraigo comunal de muchos candidatos no fueron tema. Había más posibilidades de ser nombrado, si se era "amigo de". En el caso concreto de nuestra comuna La Florida me tocó, representando a un grupo importante de dirigentes, solicitar urgente una audiencia para hacer presente a ésa Comisión Seleccionadora lo débil que era el elenco de candidatos que se estaban postulando. Luego de prometérsenos una reunión, ésta nunca se llevo a cabo, pese a que en la solicitud fuimos capaces de adelantar el mal resultado que finalmente se concretó para el PDC en nuestra comuna. Lamentamos, en nuestra alma DC, haber tenido razón y el c. Burgos quién se comprometió a escucharnos es corresponsable de la debacle que hoy enfrentamos en La Florida:....UN SÓLO CONCEJAL ENTRE LOS 10 ELECTOS. Pero eso ya es agua pasada. Ahora el desafío es el como llegamos al electorado que ungirá al proximo(a) Presidente(a) de la República para explicarles por que la DC y la Concertación merecen otra oportunidad. Ése mismo desafío enfrentarán quienes quieran elegirse como Parlamentarios. A mi juicio una modesta receta que puede aportar a volver a pararnos, es el regresar A PISAR LAS VILLAS Y POBLACIONES, en cada una de las comunas de Chile, escuchar a sus habitantes con respeto solucionarles los problemas "macro" y también si es posible, los problemas particulares. Así se construyó la Falange y su sucesor ideológico el P.D.C.; además de todo el acervo ideológico y los muy buenos Gobiernos de Frei Montalva, Patricio Aylwin y Eduardo Frei R-T. Los Senadores, Diputados, Alcaldes y Concejales en compañia de todos los militantes que se quieran comprometer en ésta verdadera cruzada deben ser los primeros fiscalizadores de los Servicios Públicos en cuánto a que atención brindan a los usuarios. Debemos ser asimismo capaces de articular redes de cooperación para agilizar, en las Instituciones en que trabajen militantes nuestros, los trámites que día a día nuestra población más modesta está obligada a realizar para subsistir en mínimas condiciones, cualesquiera sea su posición política. Todos son Chilenos y por supuesto, VOTAN. Seguramente no faltarán los teóricos de siempre que priorizarán los "grandes programas", los "acuerdos del congreso", la "estrategia tal o cual". Es cierto que todo lo señalado anteriormente, es el andamiaje práctico en que debe descansar cualquier acción política, pero se torna inútil si no TENEMOS QUIENES NOS QUIERAN ESCUCHAR. Para encontrar a éstos, DEBEMOS VOLVER A LAS UNIDADES VECINALES, tomarle el pulso a todo lo que nos cuenten esos humildes militantes de base y también sus vecinos. Sólo así sabremos que tal lo estamos haciendo como Partido y como Gobierno. Al parecer y por los resultados, NO MUY BIEN QUE DIGAMOS.....
José "Pepín" Reyes
Consejero Provincial
Comuna de La Florida

Estimado Pepin:
De sus palabras " En el caso concreto de nuestra comuna La
Florida me tocó, representando a un grupo importante de dirigentes,solicitar urgente una audiencia para hacer presente a ésa ComisiónSeleccionadora lo débil que era el elenco de candidatos que se estaban
postulando." creo leer en ellas que efectúo cabildeos para bajar alos candidatos seleccionados, debo reconocer que no conocia laposibilidad que uno tenia para arrogarse la representación de un grupode dirigentes e ir a plantear quien debia ser o no candidato. No lolei en las instrucciones enviadas por el partido sobre losprocedimientos, además lamento que a espaldas de la directiva y delconsejo se efectuaran esas acciones.
Eso si, fue evidente que en el caso de la Camarada Ricon aquelloocurrio en la comuna de Santiago
Le pido que tenga el valor de decirnos que candidatos, al parecer deustedes, no lo debian ser y quienes reunian las cualidades para siserlo, además de identificar a su grupo de importantes dirigentes quedeciden aquello, olvidando que existen dirigentes electos y bases quepueden opinar.
En mi opinión : los cabildeos, el trafico de influencias para sacar oponer candidatos, la falta de respeto por las directivas partidariasdemocraticamente electas, el paralelismo partidario y la formación degrupos de iluminados han ayudado a colocar al partido en la actualsituación y creo que hay que hacerse cargo de ello y de una vez portodas unirnos para lograr servir al pais.
Atte.
Pedro Hernández



Apreciado camarada Hernández:
A veces cuesta entender la democracia plena. Ella implica el derecho de petición de varios o cualquiera ante las instancias adecuadas de la estructura partidaria. Nadie se arroga representación alguna si la intención es sólo entregar a una comisión resolutoria, como era aquella, OPINIÓN FUNDADA PARA MEJOR RESOLVER. Si la comisión antes dicha hubiera dado oportunidad a quienes querían hacer observaciones, es altamente probable que se hubieren evitado varias derrotas y desilusiones. Ello no sólo en la Florida sino a lo largo de todo el país. No se trata, nunca, de personalizar en uno u otra candidato(a) las desventajas. Todos aquellos quienes ejercemos responsabilidades directivas tenemos no sólo el derecho, sino el deber, de adelantarnos a las situaciones si nuestros análisis arrojan distintas visiones para una misma situación. Ante éso nadie puede dejar de hacer todos los esfuerzos posibles para cambiar decisiones, si ellas favorecen, en última instancia a la causa común. Por lo demás ésa era la labor de la Comisón en comento, EVALUAR LAS CANDIDATURAS. Nada mejor para ello, que recibir libremente las más diversas y plurales opiniones. Es precisamente para evitar que "grupos de iluminados", amparados a la sombra del poder manejen las diversas nominaciones de candidaturas, el Partido creó la Comisión Evaluadora. Lamentablemente los hechos, los porfiados hechos nos han señalado que algo falló en el proceso y quienes se equivocaron no fuimos quienes, en el uso del irrenunciable derecho a expresarnos, solicitamos ser escuchados; erraron quienes prefirieron no escuchar. Hay que felicitar, por supuesto, el gran esfuerzo que hizo cada uno de los candidatos. Pero en política, las mas de las veces, el entusiasmo no basta, menos en una comuna populosa y con decenas de miles de electores como es nuestra La Florida. Quedamos claros que no bastó. Para la próxima, espero, habremos aprendido la lección. Sin otro particular, lo saluda en la confraternidad D.C.,
José F. Reyes S.
-Consejero Provincial.-

Estimado Camarada Reyes:
Creo entender la democracia y creo entender que en ella se respetanlos procedimientos y organicar establecidas.
Me hubiese gustado escuchar esa OPINION FUNDADA en el concejo dondelos precandidatos expusieron sus propuestas y tuvimos la oportunidadde votar por uno de ellos. Yo vote por uno de ellos, pero no tengodudas que todos los seleccionados podrian haber sido un gran aporte alConcejo, mucho mejor de varios de los si electos.
Creo que los problemas no son los candidatos sino que las estrategiaselectorales
Le insisto en mi pregunta ¿quien no debio ir y quien si?
Pedro Hernandez.

Estimados Camaradas:
Entiendo muy bien la desazón que los embarga, pero creo que es demasiado tarde para todas estas recriminaciones absolutamente estériles a estas alturas, quizás si revisáramos las actas del Consejo, nos encontraríamos con varias opiniones vertidas en ello precisamente apuntando al tema de una estrategia electoral del Partido sin importar los nombres..........etc., pero saben lo que hoy nos ocurre es demasiado grave con para mirar sólo este aspecto, la realidad es mucho más dura y compleja, sólo quiero decirles camaradas que espero podamos debatir este desastre mirándonos de frente, en un diálogo sincero y franco, sin ánimo-adversidades, sin apetitos antropófagos, estamos en un momento de inflexión muy grande y decisivo y lo único que no necesitamos es este sentimiento tan propio del ser humano de culparnos los unos a los otros, el no ser capaces de reconocer cuando nos equivocamos o cuando es el otro quien tiene la razón, si éste es el ánimo creo que aún nos falta mucho y que no entendemos nada de nada.Por último los invito a participar activamente en el próximo Consejo del día martes 4 de noviembre a las 19:00 hrs, pero mirándonos las caras y de frente, y ahí "el que esté libre de culpa que lance la primera piedra" o bien nos dispongamos con todas nuestras fuerzas a enmendar el rumbo.

Fraternalmente,
Carmen Conejeros Sánchez

Delegada a la Junta Nacional


Estimados camaradas:
Me parece que una vez mas estamos llorando sobre la leche derramada y no es lo que se necesita hoy, creo que ya basta de cuestioner si los candidatos eramos buenos o no, porque si es por eso les recuerdo que mucha vece hemos fabricado lideres dentro de nuestras filas y fuera de ella, el ejemplo lo tenemos muy serca por si no se han dado cuenta y nada menos y nada mas que el alcalde electo. Aqui fallo una vez mas la estrategia de campaña a nivel nacional y local frenta al concertacion al interior de nuestro partido, yo les pregunto a los consejeros cuantos de uds. estaban en campaña junto a algunos de nosotros los candidatos ,quien de uds. nos invito a su sector a un puerta a puerta , una reunion? quien de uds, nos invita a conversar con los camaradas de su base o sector y sin contar con sus vecinos, es que aun hay odiosidad del pasado en nuestras almas? hay envidia? si eso se llama querer al partido que poco se quieren uds mismo,lamento decir esto para ya basta de llorar ruego a dios que la reunion sea un encuentro de aprendisaje, de tolerancia, y muy fraterna y que solo tratemos por una vez de ser realmente politicos de altura.con el cariño el respeto que cada una de uds se merece. fratermalmente
Carmen Guerra.

RESISTENCIA. Manuel Roman.

Estimados Camaradas:
Las dificultades que enfrentamos son serias y criticas, pero siempre existe una salida. No hay situación que no se pueda superar, cuando esta de por medio la voluntad de personas en que así sea; creo que sólo la muerte no la podemos cambiar. Debemos reconocer que lamentablemente hacemos nuevamente gala de nuestra condición de chilenos, dejamos que las cosas pasen, no ponemos atajo a las situaciones que tenemos frente a nosotros, dejamos que la proseción siga su curso y esperamos los resultado; si el resultado es bueno nos sumamos y somos todos ganadores: “buenos futbolistas”, “buenos tenistas”, “buenos políticos”, y si no hay buenos resultados damos un paso al lado y desde la vereda del frente solamente observamos, criticamos y dejamos que la proseción siga su curso; sin embargo, si alguien plantea que dejemos las cuatro paredes y volvamos a preocuparnos de las personas de la comunidad; que nos insertemos en la sociedad civil; que profundicemos la democracia con más democracia; que no dejemos de soñar la política; que la militancia elija toda la dirigencia por voto directo; que se invite a recuperar las raíces cristianas y humanistas base fundamental, fuerza y sustento de nuestro rol; que retomemos el camino perdido; en tanto, mientras exista la posibilidad de poder real tanto los que tienen el poder como quienes creen merecerse el poder, la expresión normal será “es un loc@”, esta fuera de los esquemas, le anulan y cierran todos los espacios posibles. Mientras tanto, otros aprovechan el instante para manifestar sus éxitos y algo más, evitando en todo momento que los relacionen con los afectados que han caído en desgracia y con los loc@s e invitan a ser el ungid@.
Si tenemos conciencia, consecuencia y coherencia con los postulados humanistas y cristianos, ante la posibilidad de morir, debemos reflexionar profundamente si la opción es resistir o rendirnos. Mi particular opción y la invitación que me permito hacer es no rendirse, RESISTIR y esta situación tomarla como lección de vida, recoger los mensajes que estamos recibiendo de la ciudadanía y de nosotros mismos; el camino es el equivocado: nos encerramos entre cuatro paredes; cada cual opto y comenzó una guerra entre hermanos por el poder; el poder por el poder nos dejo prácticamente ciegos; abandonamos las calles, las poblaciones, el caminar junto al pueblo. ¿Como RESISTIR?, una masiva y pronta auto convocatoria de los militantes en todos los niveles de base política especialmente en los niveles comunales y espacios gremiales, estudiantiles de mujeres y otros, para reflexionar, no acerca de quien fue más o menos responsable, sino más bien “el como retomar el camino perdido”, del mismo modo que se respete el estado de derecho interno y no aprovechar esta coyuntura para hacer lo que no se debe hacer y menos aprovechar de hacer sucumbir a otros con maquinarias políticas desleales, porque nuestra mirada hoy es como rescatamos el PDC, por tanto: lo que le corresponde a las directivas que lo hagan, lo que corresponde al Consejo Nacional que lo haga y lo que le corresponde a la Junta Nacional que lo haga, que ninguno de los espacios de la estructura se arrogue definiciones que no le corresponden, y lo más importante que no sigan aplicando el criterio de definir entre cuatro paredes porque en definitiva de esta forma de hacer política, los resultados los tenemos a la vista, quienes si deben arrogarse el derecho a convocar es la militancia quienes dan vida a esta comunidad política. Poner en marcha con fuerza el V Congreso como lo definió la militancia y sus representantes conjuntamente con los anexos como era la revisión de los estatutos y reglamento interno que se suponía estaría trabajado en el primer semestre de 2008. Pensar comunitariamente y ser claros, esta situación no nos exime de: hacer todos nuestros esfuerzos para salir de esta situación porque el PDC somos tod@s; romper con los esquemas de enclaustramiento político y proyectar nuestra salida definitiva a la calle, la Revolución en Libertad, la reforma agraria, la promoción popular, etc. se hizo porque el PDC estaba en terreno y cada militante con o sin representación pública tenia un rol, donde todos en nuestra condición de militantes éramos iguales; elegir una nueva directiva amplia y representativa de todas las sensibilidades con carácter de provisoria que dirija el itinerario político ya trazado evitando tomar desiciones entre cuatro paredes; abrir puertas y ventana para que nuestros pasos inmediatos sean de cara a la militancia y la ciudadanía, entre otras materias. La RESISTENCIA permitió fundar la Falange, la RESISTENCIA permitió fundar la DC, la RESISTENCIA permitió que la ciudadanía nos llevara al poder y hacer la Revolución en Libertad; la RESISTENCIA permitió terminar con la dictadura; la RESISTENCIA permitió los grandes avances del país; es decir la RESISTENCIA nos permite avanzar, más aún cuando esta RESISTENCIA es para recuperar nuestro PDC su camino y sus raíces; la RESISTENCIA permitirá a todos los loc@s que creemos profundamente en el humanismo cristiano y queremos servir a través de la política hacer el rescate.
Si no somos capaces de RESISTIR unidos; mantener el estado de derecho interno; respetar la palabra empeñada; dar cumplimiento a nuestros itinerarios, ya trazados; si no somos capaces, podemos terminar RENDIDOS lo que significa agonizar y morir. Por último, quiero recordar una de las fabulas de Esopo: “ una señora tenia una gallina que le daba un huevo diario.... pensó que dándole más comida podría aumentar a dos huevos diarios... fue tanta la comida que la gallina no pudo poner ni uno..... por querer tener más, perdió todo lo que poseía”

Animo, fuerza, esperanza, fe, trabajo nuestra comunidad política nos necesita, la comunidad somos nosotros mismos.

Alvear: se acabó el show. Camilo Feres.

Que Soledad Alvear haya renunciando a la presidencia de la DC y a sus aspiraciones presidenciales no es más que la formalización de una tendencia que ya se había manifestado mucho antes. El declive de Alvear es parte de la larga agonía de la política de la transición.
Si bien es cierto que Soledad Alvear es hoy víctima del retroceso electoral sufrido por la DC en las municipales, no es la coyuntura la que está definiendo su destino. De hecho, Frei, encuestas, impugnaciones, derrotas y abandonos podrían no haberle costado el cargo al interior de la falange. La maquinaria “gutista” que la sustenta podría haber ganado las elecciones internas de su partido y ella habría podido continuar –si así lo hubiera querido- encabezándolo como presidenciable. Pero la magnitud de la crisis que lleva consigo se demuestra en que ganar esas nominaciones no le habría servido de nada.
La generación que ha dominado la escena política desde 1990 es, en lo fundamental, la misma élite política que se formó en los 70’. El paréntesis dictatorial de los 80’ hizo las veces de criopreservante de ésta y permitió que retomara la conducción política y las riendas del proceso de retorno a la Democracia 17 años después de su estreno en política. Dicho proceso –exitoso por cierto- marcó la pauta de lo que sería la transición: los acuerdos.
Acuerdos que de forzosos pasaron a sistémicos, que se normalizaron a tal grado que se convirtieron en la forma y fondo de la política nacional. El primer presidente de la Transición chilena llegó a tal nominación gracias a la “astucia” de Gutenberg Martínez y su oscura intervención en las elecciones internas de la DC a fines de los 80’. Se dice que dicha “astucia” estaba fundamentada en un arreglo previo, entre representantes del polo laico de lo que hoy es la Concertación, con sus colegas más confesionales de la falange. Más bien, era un acuerdo entre facciones de ambos mundos, un arreglo que se dio luego en llamar el Mapu-Martínez.
El grupo sujetó los hilos del poder de forma clara y nítida en los tres primeros gobiernos de la Concertación. Su primera derrota importante (pero parcial y transitoria) la sufrió en manos de los desplazados de ese pacto fundacional (los grupos de la Nueva Izquierda del socialismo y la facción de la DC burlada por Martínez y sus maniobras: los colorines) que se unieron temporalmente bajo el alero de la candidatura de Michelle Bachelet.
Ceñidos a la lógica de esos años y de ese grupo, la coyuntura de hoy sería fácil de manejar “poniendo paños fríos”, pactando algunas renuncias y reorganizando las cuotas de poder. Desde ahí, el asunto sería cuestión de pericia y cálculo, un problema que podría solucionarse en una mesa y entre cuatro paredes. Pero la realidad es más porfiada y tiende a hacerse presente aún cuando no se la invita: los acuerdos y cálculos se tronaron en derrota y los iluminados de la transición pasaron a ser, uno a uno, los derrotados del Bicentenario.
Como aquellos artistas que se retiran más tarde, menos famosos y más desgastados de lo que debieron, los líderes de la transición chilena comienzan a hacer abandono de la escena por la fuerza, sorprendidos y perplejos; notificados, sin decoro, que aunque la música sonaba y las luces parpadeaban, el público se había retirado hace rato de su show.(E.Mostrador)

miércoles, octubre 29, 2008

Eduardo Frei se reúne con Burgos y llama a trabajar “espalda con espalda” por unidad de la DC

"Aquí no sobra nadie. Hay muchos militantes que hoy día están en su casa, que no se han ido a ningún otro partido y que están esperando que los llamemos. Toda esa gente tiene que estar activa y participando como siempre ha sido en la vida de nuestro partido", manifesto el parlamentario.
Un llamado a los militantes de la Democracia Cristiana a trabajar “espalda con espalda” por la unidad de la colectividad lanzó este miércoles el senador Eduardo Frei Ruiz-Tagle tras reunirse con el presidente en ejercicio de la tienda falangista, diputado Jorge Burgos."Yo siempre he trabajado en el partido con un claro signo unitario. Así entiendo mi misión como democratacristiano y en este momento difícil que estamos viviendo hay que ponerse espalda con espalda y trabajar todos en conjunto",indicó Frei.El encuentro entre el ex mandatario y el diputado Burgos tuvo lugar en las oficinas de la bancada de diputados de la Democracia Cristiana en el Congreso, en Valparaíso y se prolongó durante casi una hora.Asimismo Eduardo Frei señaló que "Jorge Burgos sabe que cuenta con todo mi apoyo y respaldo y ojalá que en la Junta Nacional del 5 de diciembre podamos dar un paso adelante".Añadió que "hay que darle un mensaje a todos los militantes de que estamos trabajando, que estamos unidos y que tenemos claro cuál es nuestra responsabilidad: darle un mensaje de optimismo y de confianza es muy importante en este momento. Queremos que sepan que estamos restañando heridas y que estamos superando un momento difícil". "Aquí no sobra nadie. Hay muchos militantes que hoy día están en su casa, que no se han ido a ningún otro partido y que están esperando que los llamemos. Toda esa gente tiene que estar activa y participando como siempre ha sido en la vida de nuestro partido", concluyó.

Jorge Burgos: "Orrego y Undurraga tienen la obligación de asumir un rol muy importante en la DC"

Tras la abrupta caída en porcentaje de votos obtenidos por la Democracia Cristiana en las elecciones municipales del domingo pasado, ayer la timonel del partido, Soledad Alvear, decidió renunciar a la conducción de la falange, pagando de esta forma el costo político de lo que se ha catalogado como un fracaso.
El hasta ayer vicepresidente de la tienda, y hoy presidente interino, diputado Jorge Burgos, analizó en entrevista con La Tercera.com el futuro que le espera a la DC en los próximos meses, en donde tendrán que escoger una nueva directiva y elegir un candidato presidencial para presentar a la Concertación. A su juicio, hay que dar paso a una nueva generación -representada por el reelecto alcalde de Peñalolén, Claudio Orrego- a quien catalogó como "lo mejor de lo nuestro".
¿Cómo se toma la mesa de la DC, ahora que usted es presidente interino, la renuncia de Alvear a la presidencia del partido?Nosotros lo tomamos como un gesto generoso, con un juicio muy profundo de realidad que tiene por objeto contribuir a buscar fórmulas de entendimiento dentro del partido democratacristiano.
¿Era necesario asumir el costo político de la derrota en las elecciones para lograr la unidad interna del partido?Asumir un costo individual siempre es una decisión personal. Nadie en su sano juicio puede decir que lo que nos pasó estaba radicado en la responsabilidad exclusiva de Soledad Alvear, eso sería lo más injusto que hay. Ella obviamente, como presidenta del partido, tenía una responsabilidad igual que la directiva nacional, pero las responsabilidades de lo ocurrido están extendidas en el tiempo y en muchas personas, pero ella por el rol que tenía asume una actitud eminentemente generosa y desprovista de todo egoísmo y eso es valorable.
¿Cuáles son los pasos a seguir dentro de la DC?El partido tiene una directiva que fue elegida democráticamente, y la normativa interna establece que cuando hay una renuncia indeclinable, se produce un orden sucesorio, asumiendo el que habla la presidencia.
La directiva y el consejo nacional de la DC resolvió ayer varias cosas, de las cuales dos son fundamentales. En primer lugar, por unanimidad suspender el proceso eleccionario de nuestro precandidato, que estaba fijado para el 15 de diciembre. Y la directiva nacional ha convocado una junta nacional, que es la máxima instancia del partido, para el próximo 6 y 7 de diciembre en donde una de las cosas que tendremos que decidir es quiénes y de qué manera van a conducir el partido para el año que le resta a esta actual directiva (...) Tenemos claro que esta directiva sigue sólo hasta el 5 de diciembre. Yo espero que la nueva directiva tenga los conceptos de mucha integración y mucha unidad, también de renovación, pero esa no es una decisión que pasa por mí, si no que de la junta nacional.
¿Los recién reelectos alcaldes Orrego y Undurraga son una de las alternativas para comandar el partido?Personas como Orrego y Undurraga creo que tienen por un lado el derecho a formar parte de las futuras conducciones del partido, pero más que un derecho tienen una obligación de asumir un rol muy trascendente en el futuro del partido. Gente como ellos, toda esa generación, tiene la obligación.
¿Se debe dar paso a las nuevas generaciones?Claro, pero también a una acción muy unitaria que no sea sólo de títulos, si no que en la cotidianidad, en los actos, en las palabras, hasta en los silencios."FREI TIENE UNA MUY BUENA POSIBILIDAD"Con la bajada de Soledad Alvear de la carrera presidencial, ¿se abre más la puerta para la opción de Eduardo Frei?Sin duda que la renuncia a la legítima opción de Soledad Alvear abre perspectiva a todas las otras personas que han insinuado o manifestado su interés, específicamente el caso de Eduardo Frei. Sin duda lo pone una posición aún más preeminente como una posible carta de la DC, pero eso lo resolverá la junta nacional bajo el procedimiento que se establezca. Pero él no es el único, porque personas como Marcelo Trivelli, más allá de lo que digan las encuestas, hay que respetarlo, porque ha señalado que tiene interés en competir y tiene todo el derecho a hacerlo.
¿En caso de que Frei salga electo como la carta de la DC, se formará una red de apoyo transversal del partido hacia su candidatura?Si el partido democratacristiano resuelve llevar a alguien de sus filas a competir en la Concertación, no cabe otra actitud que apoyar esa decisión. No hay otra actitud posible, pero el partido también puede decidir eventualmente no llevar un candidato y hay que respetar esa decisión.
Buena parte del mal momento que vivimos y del castigo electoral que sufrimos, tiene que ver con que muchas veces las decisiones de la DC son materia de discusión pública permanente de sus propios militantes.
Yendo por esa vía, vamos a seguir fijándonos cada cuatro años de las bajas del partido, yo no quiero que pase eso, en consecuencia hay que hacer exactamente lo contrario de lo que se ha venido haciendo.
¿Es posible que surja una carta presidencial del alvearismo en la junta de diciembre?Yo no puedo descartar que sucedan cosas así, pero hoy los eventuales candidatos son Eduardo Frei y Marcelo Trivelli y creo que Frei tiene una muy buena posibilidad, a partir de los apoyos ciudadanos y de los propios apoyos partidarios, pero tampoco puedo descartar otro nombre, eso lo tiene que resolver el partido, y lo que resuelva el partido tiene que ser una decisión de todos y no de algunos.
¿Orrego puede ser una carta para esta elección o para la próxima?Yo soy camarada de partido de Claudio y muy amigo de él. Tengo la mejor de las opiniones de Claudio y creo que él forma parte de lo mejor de lo nuestro y de un liderazgo actual y de mucho futuro. En consecuencia, Claudio va a tener que decir algo en la DC y en el país en el futuro y eso es absolutamente válido.
¿Eventualmente podría ser una carta para más adelante?

Miembros del Consejo Nacional .Carta Renuncia.

Estimados Camaradas:Desde el domingo 26 del mes en curso, he estado analizando los resultados de la elección municipal, escuchando al Comité Político Municipal conformado por los Ex -Presidentes del Partido y la Mesa Nacional. He recogido diversas opiniones y he dialogado con muchos amigos y camaradas sobre lo sucedido.El resultado de la elección no es satisfactorio, perdimos alcaldías importantes y nuestro porcentaje en la elección municipal aunque correspondió a lo esperado, refleja una baja relevante respecto a la última elección.A mi juicio, varios son los factores que explican lo sucedido: las dos listas de concejales, que representó el término de la máxima histórica de unidad de la coalición; la dispersión producida por la duplicación del numero de candidatos y las personas que cambiaron de bando y se pasaron a la oposición. Además es impresionante la cantidad de candidaturas paralelas, algunas de las cuales fueron respaldadas, en forma pública y ostensible por parlamentarios de la Concertación.. Análisis preliminares indican que hay alcaldías que obtuvieron menos votos que los logrados por los candidatos a concejales, lo que debe ser estudiado con mayor profundidad.La Concertación y la DC han perdido en la elección de Alcaldes una cantidad significativa de éstos y por primera vez, la Alianza obtiene mayor votación que la Concertación. Esto se ve compensado por el diferencial de más de 9 puntos, que se mantiene en las cifras de los concejales. Pero es un hecho que la elección deja sinsabores para el Gobierno, la Concertación y nuestro Partido.La designación de nuestros candidatos fue plural, participativa y democrática. En nuestra Comisión de Selección estuvo presente un amplio abanico de dirigentes muy representativos del Partido, lo cual permite observar con extrañeza que algunos de los ahí activamente representados, después de la elección marquen distancia crítica con este proceso interno.Desgraciadamente en paralelo a la campaña municipal, se cuestionaron públicamente aspectos importantes de nuestro procedimiento electoral interno, con lo cual se mostró a una DC nuevamente dividida, lo que resulta grave en tiempos de definiciones electorales municipales.De igual modo no se contó con la presencia y colaboración de todos los miembros de la Comisión Política Municipal, sin perjuicio de lo cual debo destacar la colaboración de don Patricio Aylwin , de los Ex-Presidentes Ricardo Hormazabal, Andrés Zaldívar , Alejandro Foxley , Gutenberg Martínez, el Jefe de la campaña Gonzalo Duarte y los miembros de la Mesa Nacional.
Hace poco mas de 2 años, fui elegida Presidenta de la Democracia Cristiana en una elección democrática de las bases del partido. He intentado responder a esa confianza, entregándome por entero. He desplegado todos mis esfuerzos junto a las Mesas Directivas que me han acompañado, para renovar las estructuras del PDC, realizar el Congreso para el Cambio que significó un gigantesco esfuerzo de un año y medio, que hoy nos permite contar con una Carta de Navegación, entre otros logros. Pero también como Mesa, hemos debido enfrentar momentos muy difíciles. Luego de la partida de ex camaradas, pensamos que podríamos retomar el camino de la fraternidad y el entendimiento. Lamentablemente, no ha sido así.Queridos camaradas. Cuidemos la política y a nuestro partido. Nos castigan si ven públicamente descalificaciones o difusión de temas internos, completamente alejados del interés público. Quiero llamarlos y si es necesario suplicarles, CUIDEMOS A LA DEMOCRACIA CRISTIANA. Debemos respetarnos unos y otros. Toda la democracia interna y el debate al interior del PDC, que siempre es enriquecedor, pero tomadas las decisiones, UNA sola posición de nuestro partido. Que nos vean constructivos, propositivos, fraternos, comprometidos, aportando al debate público. Mostrando lo que fuimos capaces de construir juntos en nuestro Congreso Ideológico por El Cambio.Camaradas del Consejo Nacional: en Democracia las responsabilidades políticas no se esconden, ni se traspasan a otros. Esa es mi enseñanza y mi norma de conducta. Por ello, con el fin de viabilizar una candidatura presidencial democratacristiana para la Concertación, vengo en DESISTIR de mi postulación a esa candidatura.Con la misma lógica y el mismo compromiso, vengo en RENUNCIAR INDECLINABLEMENTE a la Presidencia Nacional del Partido. Les solicito encarecidamente al resto de los integrantes de la Mesa Nacional, que se mantengan en sus cargos. Propongo a este Consejo Nacional, que convoque a una Junta Nacional del Partido para el 5 de Diciembre próximo, para los efectos de modificar, ajustar o ampliar la Directiva Nacional. Y si eso no fuera posible hacerlo de un modo unitario, proceder a convocar a elecciones de una nueva Directiva Nacional.. Además pido al Consejo que se suspenda la primaria interna para elegir a nuestro candidato presidencial, fijada para el 14 de Diciembre.Me he sentido muy orgullosa de representar en estos años los ideales del Humanismo Cristiano. El paso que estoy dando lo hago por el bien de la Democracia Cristiana y para facilitar las cosas. Quiero testimoniar que estoy en política y en la Democracia Cristiana por proyectos colectivos y por ende no individuales. Agradezco a los miembros de la Mesa y del Consejo su colaboración y respaldo. Y agradezco especialmente a nuestros militantes y simpatizantes del pais entero, su afecto y compromiso tan generoso. Al recorrer todas las Regiones de Chile y una gran cantidad de Comunas, apoyando a nuestros candidatos a Alcaldes y Concejales, he recibido tantas muestras de cariño, que agradezco de corazón.Un reconocimiento especial a todos nuestros candidatos(as) al Alcaldes y Concejales. Saludo con alegría a quienes ganaron y nuestra gratitud a quienes perdieron, y a sus equipos de trabajo, quienes contribuyeron al éxito de otros(as) y aportaron con sacrificio a la campaña municipal.
Una campaña municipal de la Democracia Cristiana, está conformada por la Presidencia del Partido, la Mesa y el Consejo Nacional, por todos los parlamentarios, por la dirigencia del Partido de todo nivel y por los candidatos que representan nuestra causa. No analizaré situaciones en particular, ni menos usaré la prensa para referirme a aquello. Ha sido una constante que mantendré como democratacristiana, que jamás responderé por la prensa descalificaciones o ataques personales. Aunque alguno no lo comprenda, si es necesario pondré cien veces la mejilla, si con ello evito dañar al PDC.El resultado en la elección de Alcaldes debe implicar un análisis profundo en el Gobierno, en la Concertación y en el Partido. No es un tema de casos individuales, siempre algo habrá, pero a mi entender aquí hay cuestiones políticas más globales y generales.Nuevamente la DC es la que paga buena parte de los costos en una elección nacional, y esto debe ser analizado por nosotros. Siento que estamos llegando a un límite en esta situación.Por primera vez esta Directiva asumió con fuerza el principio de la no exclusión y por ello facilitó el acuerdo por omisión de la Concertación con el Partido Comunista. Lamentablemente lo que fue un gesto político de esta dirección, se transformó en una supuesta falta de generosidad por parte de la DC, en circunstancias, que hemos sido precisamente nosotros los que, por primera vez en estos veinte años, hemos dado este paso, para mostrar en los hechos nuestro rechazo a la exclusión.El Partido me eligió para velar por el bien común del país, de la Concertación y de la Democracia Cristiana. Me formé en tiempos duros, donde el valor del trabajo político comunitario era y es esencial. No tengo proyectos personales y eso me hace caminar tranquila en los derroteros de la vida política y ciudadana.En mi vida personal, profesional y política, he sido hija del rigor. Pertenezco a una familia cuyo padre, partiendo de bodeguero en una empresa, luego dirigente sindical y deportivo, llegó a desempeñar altas responsabilidades. Junto a mi madre nos enseñó a mis dos hermanas y a mí, los valores de la honradez, lealtad, compromiso con el servicio público, generosidad, solidaridad y amor a la Patria.Soy hija de la Educación Pública (Liceo 1 y Universidad de Chile). No tengo apellidos especiales. Soy mujer, de clase media, que vive en Ñuñoa y que con esfuerzo he intentado en mi vida de estudiante, como madre, esposa, profesional y política, ser consecuente y coherente con los valores que me entregaron. Nada me ha sido regalado. He hecho parte de mi vida aquel mensaje que dice "Vive sencillamente, para que otros puedan sencillamente vivir".Ingresé muy niña a la Democracia Cristiana, sumándome a los 13 años a la convocatoria que el gran estadista y Presidente de Chile Eduardo Frei Montalva, nos hiciera con la Marcha de la Patria Joven. Y su llamado a trabajar por la justicia social en Chile. Permítanme una última licencia. Como Presidenta de la DC, me correspondió encabezar en el Salón de Honor del ex -Congreso Nacional, la ceremonia de celebración de los 50 años de nuestro partido. Allí renové nuestro juramento y prometí frente a la memoria de Gumucio, Walker, Irureta, Leighton, Palma, Orrego, Castillo, Tomic y Frei Montalva,que pertenezco a la Democracia Cristiana, que acepto sus principios, programas y Estatutos.Allí y hoy, juro por Dios, lealtad al Partido Demócrata Cristiano. Ahora y Siempre. !Por eso seguiré trabajando muy activamente en el Partido, con el mismo compromiso y perseverancia con que asumo mis tareas y responsabilidades.
Fraternalmente les saluda con cariño,Soledad Alvear Valenzuela
Senadora.

DECLARACIÓN CONSEJO NACIONAL.

Concluido el proceso electoral municipal, y ante la renuncia indeclinable presentada por la presidenta de la Directiva Nacional, este Consejo declara:

1.- Respetar y comprender el gesto moral de Soledad Alvear, quien ha asumido personalmente una responsabilidad política compartida. Esto la engrandece y la integra a la mayor tradición partidaria.

2.- Convocar a un proceso nacional de reflexión partidaria acerca de la línea política ha adoptar en el partido, en la Concertación y respecto del Gobierno.

3.- Citar a Junta Nacional partidaria y elegir una nueva directiva nacional, o adoptar el procedimiento para ello.

4.- Suspender por unanimidad el proceso electoral interno convocado para el 14 de diciembre de este año, hasta la decisión que adopte la Junta Nacional.

5.- Acordar que en el intertanto y por expresa solicitud de Soledad Alvear, la Directiva Nacional en ejercicio continuará en sus funciones hasta la Junta Nacional por este consejo convocada, y

6.- Finalmente agradecer a los miles de abnegados militantes por el trabajo realizado, felicitar a los alcaldes y concejales electos y los que no fueron elegidos, porque en su conjunto, han servido a nuestros ideales.

Santiago, 28 de octubre de 2008

martes, octubre 28, 2008

Caída Y Recuperación DC. Rodolfo Fortunatti.

Superando incluso los pronósticos más pesimistas, la Democracia Cristiana obtuvo el 13,8 por ciento de las preferencias para concejales en la elección del domingo. Se trata de la adhesión más baja que recibe el Partido en sus últimos 48 años de vida. Sólo es comparable a la votación conseguida por la tienda en las municipales de 1960, cuando logró capturar el 12,77 por ciento de los sufragios.
Pero no es la primera vez que el partido sufre una merma tan significativa. Precisamente la votación de 1960 representó un descenso de siete puntos respecto de la adhesión captada por el ex Presidente Frei Montalva en 1958 cuando, compitiendo con Alessandri, Allende y Bossay, logró el 20,8 por ciento de los votos. En la elección municipal de 1971, y tras la escisión del Mapu, el partido cayó más de diez puntos. Si en 1967 llegó a empinarse al 36,87 por ciento, en el primer año del gobierno de la Unidad Popular, bajó al 26,15 por ciento.
Mucho más pronunciada fue la pendiente que medió entre la elección parlamentaria de 1965 —cuando consiguió el 43 por ciento de los votos— y la parlamentaria de 1969 —cuando descendió al 31 por ciento—. En 1973 la Democracia Cristiana subió dos puntos respecto a la votación obtenida en la elección de regidores de 1971. En la elección parlamentaria de aquel año conquistó el 28 por ciento de los sufragios, no obstante la ruptura del Mapu y de la Izquierda Cristiana que, juntos, no captaron más del 3 por ciento.
¿Cuál fue la clave del fortalecimiento democratacristiano? ¿Cómo se recuperó el partido a principios de los sesenta y a inicios de los setenta? En los sesenta, bajo el último gobierno de derechas elegido en las urnas, la incipiente colectividad política buscó alianzas estratégicas y se volcó a la base social, al campo, a las poblaciones, a las fábricas, a las universidades y a las escuelas. Su consigna del año 1963 fue: El gobierno del pueblo comienza en el municipio. Y con esta convocatoria obtuvo el 22,88 por ciento del respaldo ciudadano y, al año siguiente, el gobierno.
En los setenta, esta vez bajo el primer gobierno de inspiración marxista elegido por sufragio popular, la fórmula fue la organización social. La presencia de la colectividad se hizo sentir en todos los frentes sociales, especialmente, en los sectores juveniles y estudiantiles.
Es cierto que en ambos momentos históricos la Democracia Cristiana actuó desde la oposición. Quizá por eso haya quienes piensen que la renovación partidaria sólo será posible con el alejamiento de la colectividad de los centros de poder. Sin embargo, la experiencia de muchos líderes locales demuestra que la permanencia en el poder puede convertirse en un activo potencial para la modernización de las prácticas y estilos políticos. Acaso ésta sea la vía inédita de la recuperación democratacristiana.

PDC 2008 - 2013: Unidad, integración, propuesta y liderazgo. Nucleo MINSAL

Un sentimiento de frustración se ha instalado en la mente de miles y miles de Democratacristianos. La DC ha sufrido un mal resultado en la elecciones municipales: de 99 alcaldes en ejercicio, solo logro reelegir 51, perdimos en 48 comunas la alcaldía en ejercicio. Y en las comunas que aspiraba a recuperar alcaldías para la concertación, solo ha ganado 8, es decir, hemos pasado de tener 99 alcaldes a tener 59. En los concejales no solo se ha disminuido el numero de concejales y perdido 5% de la votación, sino que además hay importantes comunas en las que no tenemos ni siquiera un concejal, ejemplo de ello las comunas de La Reina, Pudahuel, Cerrillos, Aysén, Coyhaique, Iquique y tantas otras. Estos resultados se instalan en una tendencia mantenida a obtener votaciones decrecientes, claramente establecida durante los últimos 15 años.

Pero lo relevante para la DC en este proceso inicial de campaña presidencial no es solo el resultado de la municipal, sino la necesidad de reorganizar nuestras fuerzas internas y levantar el estado anímico de nuestros militantes y adherentes. La única forma de posicionar el protagonismo de nuestro partido en la Concertación, será la capacidad que tengan sus principales lideres de no desencadenar un escenario de batalla por cuotas de poder interna y por la candidatura presidencial. En este sentido, es clave el llamado que hagan Frei y Alvear en términos de evitar cualquier grado de conflicto transmitiendo un clima de unidad e integración, relevando las propuestas para generar un verdadero liderazgo. Imperiosamente necesitamos un partido unido.

Una tarea pendiente es asumir los acuerdos del 5to Congreso del PDC, difundirlos y convertirlos en propuestas programáticas que den sentido a nuestro actuar político, no es cierto que carezcamos de propuestas, nos ocurre que no están siendo debidamente resaltadas. Por cierto, al momento de competir ambos candidatos será muy importante el cuidado de las formas, porque cualquiera de los que gane necesitará el apoyo del otro para después superar a Insulza en primarias o a Lagos en las encuestas.

El liderazgo de la Democracia Cristiana y de la Concertación pasa por entender todo lo que ha cambiado Chile y, por tanto, una sintonía con las nuevas preocupaciones de la ciudadanía que en buena medida son subjetivas. Y esta dimensión subjetiva de la política chilena, no es otra cosa que un nuevo sentido común, un cambio de paradigma que nos lleve a estar de nuevo al frente del cambio social. Por tanto, ambos candidatos deberán evitar cualquier tipo de diferencias por temas procedimentales, pues será muy difícil controlar el escalamiento del conflicto, de lo que de seguro terminaría con una DC muy debilitada.

Aún es determinante para la Concertación lo que pase con la DC, ya que nuestro partido continuará siendo un eje clave de la coalición y además retomará fuerza la idea de que abarcar el centro político es una estrategia donde la DC debe tener un protagonismo importante frente a Piñera.

Cualquiera sea el candidato de la Concertación deberá ser muy respetuoso de los rituales políticos que se deben hacer para legitimar el liderazgo de toda la coalición. Tanto para ordenar las bases de la Concertación como para potenciarse con la nominación parlamentaria en una lista única, los criterios de unidad, integración y competencia virtuosa con los pares del mismo partido y bloque, serán ejes claves para el triunfo. Tanto para la DC como para la Concertación, cualquier actitud contraria a estas conductas no será más que una suerte de autoflagelación de la oportunidad para continuar siendo gobierno.

El escenario post municipal, más que una amenaza, surge como una oportunidad para la DC y la Concertación en la medida que nuestro partido sea capaz de aunar fuerzas y revitalizarse con urgencia y rapidez. Se requiere pasión, mística, con apego a la doctrina y la misión, solo así los camaradas y la ciudadanía de a pie se interesarán por participar de las decisiones públicas y apoyaran nuestros liderazgos. Frei y Alvear deben ponerse de acuerdo por el bien del PDC de la concertación y por Chile.

Los nuevos liderazgos que surgen con más fuerza luego de la reciente elección municipal, representados mayormente por los Alcaldes Orrego, Undurraga y Arriagada, entre otros, representan un camino de trabajo serio y comprometido que le da nuevos ánimo a la Democracia Cristiana. A partir de estas experiencias, de su estilo y su raigambre social podemos encontrar un mejor camino para todos. Estos triunfos nos demuestran que la Democracia Cristiana y la concertación tiene una sólida base electoral, por tanto depende más de lo que hagamos y como lo hagamos que del debilitamiento de nuestros adversarios.

Para asumir la urgencia de estos desafíos, proponemos convocar a la Junta Nacional del PDC en breve, la que deberá canalizar el debate y construir los acuerdos necesarios para refundar y revitalizar nuestro proyecto político. Solo ahí, con la más alta participación, podremos encontrar la fuerza para reconstruir nuestra base social desde la comunidad, las organizaciones sociales y los barrios, para poder así reencantar a la gente de nuestro país.

Santiago, 28 de octubre del 2008.

Gabriel Ascencio: "Si Alvear renuncia, hay que aceptar de inmediato"

Asegurando que "la directiva de la Democracia Cristiana ha perdido toda legitimidad para seguir conduciendo el Partido", y, a través de una declaración pública, el diputado Gabriel Ascencio agregó que "tal como lo hiciera la Directiva, cuando Andrés Zaldívar perdiera la primaria con Ricardo Lagos, esta mesa debe reconocer su fracaso. Por eso, no es posible aceptar una farsa en el Consejo nacional.
Si la mesa renuncia, hay que aceptar de inmediato".El parlamentario, agregó que "el desastre electoral de la elección municipal es de su exclusiva responsabilidad: designación de candidatos por criterios grupales sectarios; abandono de la campaña por la pretensión presidencial de su presidenta; porfía para ampliar el acuerdo electoral y posibilitar con ello la mantención de una docena de comunas que pasaron a ser dirigidas por la derecha, etc. son algunos de los indicadores de la derrota provocada por la Directiva Nacional.
"Ascencio precisó, además, que "no es el momento de hablar de candidaturas presidenciales; lo que corresponde es recuperar una conducción al servicio del Partido y no de las pretensiones personales. Tampoco es el momento para acuerdos cupulares; hay que oír al partido".
En la declaración redactada, Ascencio agrega que "la Democracia Cristiana ha retrocedido alarmantemente en sus resultados: un senador menos, cinco diputados menos; 113 concejales menos; más de 40 alcaldes menos; y, hay regiones, donde prácticamente hemos desaparecido. Este es el resultado de la mesa que preside la senadora Soledad Alvear."Por lo anterior, y refiriéndose a las responsabilidades, señala que "no es posible aceptar que una vez mas los mismos que provocaron esta derrota pretendan esconderse tras la vieja frase de que "todos somos responsables". Ello no es así. Los responsables son los que administran con criterio sectario, de lote, los asuntos colectivos. Llegó el momento en que asuman su responsabilidad y, si aún les queda algo de cariño por el Partido, den un paso al costado. Ello es lo ético y también lo estético."

Ignacio Walker: "El PRI es la mitad de la DC... aquí nos ponemos las pilas o esto se acaba"

Un duro análisis de los resultados obtenidos por la DC en las elecciones municipales fue el que hizo esta mañana el ex canciller Ignacio Walker.
A juicio del militante falangista, "el PRI es la mitad de la Democracia Cristiana, eso es muy impresionante. Aquí nos ponemos las pilas o esto se acaba", graficó Walker a radio Cooperativa.
En esa línea, agregó que "no hemos sido suficientemente claros en la DC: fue un mal resultado, porque (el partido) bajó de un 20 a un 15 por ciento, perdió 50 alcaldes y hemos perdido 113 concejales" .

Trivelli emplaza a Alvear y Frei a respetar acuerdo DC para elegir abanderado presidencial

Trivelli llamó a la presidenta del PDC y al senador a respetar el acuerdo para elegir el 14 de diciembre al abanderado presidencial de la tienda en elecciones internas y a no temerle a la competencia.
El candidato presidencial Marcelo Trivelli llamó hoy a la presidenta de la Democracia Cristiana, Soledad Alvear, y al senador Eduardo Frei a respetar el acuerdo de la Junta Nacional del pasado julio, que determinó elegir este 14 de diciembre al abanderado presidencial del Partido, a través de una elección interna, con la participación de 100 mil afiliados a la tienda, de acuerdo al padrón del Servicio Electoral (SERVEL).“Alvear y Frei votaron en la Junta Nacional en contra de la propuesta de primarias abiertas que impulsamos junto a Pablo Lorenzini, Mariano Ruiz Esquide y Andrés Palma, entre otros. Ahora, tras el fracaso en las Municipales, ellos están adecuando la situación, para mantener sus cuotas de poder y porque le tienen pavor a la competencia en democracia. A ambos los emplazo a respetar el acuerdo adoptado por la Junta en julio pasado y a no cambiar las reglas del juego para su propio beneficio”.Trivelli manifestó además que tanto la presidenta de la DC como el senador “deben reconocer y asumir su responsabilidad por la caída del Partido en las elecciones municipales y por ser líderes de un proceso fracasado, fruto de una política añeja, excluyente y lejana a las necesidades de las personas”, indicó.El ex Intendente manifestó que “el Partido Demócrata Cristiano debe recuperar sus valores fundacionales y dejar de pelear por cuotas de poder. La DC tiene que volver a mirar a los chilenos a la cara y comprometerse de verdad a realizar aportes para una mejor educación, a una mejor salud, a un mejor Chile”.“Hoy, la DC es un Partido lejano a los problemas reales de las personas, un Partido que lleva años peleando, en vez de discutir los temas importantes para Chile. Actualmente, la DC es de unos pocos que se juntan a puertas cerradas y que se ponen de acuerdo sólo para repartirse el botín del poder”, agregó.Trivelli llamó a la militancia demócrata cristiana “a hacer respetar el acuerdo adoptado de elecciones internas para elegir el 14 de diciembre a su candidato presidencial y a trabajar unidos por el bien de Chile. Los antiguos líderes de la DC deben respetar el Estado de Derecho, porque sólo así se abren posibilidades de competencia, para que pueda haber recambio”.

Encuesta CERC: Lagos y Frei son las mejores cartas presidenciales de la Concertación

Entre los votantes DC, Frei aventaja ampliamente a Alvear ante la pregunta de quién sería el mejor presidencial de la colectividad. Hoy hay consejo nacional extraordinario en el partido.

Entre los ex Presidentes Ricardo Lagos y Eduardo Frei debería definirse la opción presidencial de la Concertación, según la última Encuesta CERC, que muestra que la ciudadanía los identifica como las mejores cartas para representar al oficialismo en las elecciones de diciembre del próximo año.De acuerdo con el sondeo, aplicado entre el 26 de septiembre y el 7 de octubre, Lagos se impone con un 23% como el mejor candidato presidencial de la Concertación, seguido por Frei, con 17%, José Miguel Insulza (16%) y Soledad Alvear (13%).En comparación a los resultados de las tres mediciones anteriores, Lagos mantiene sus preferencias desde abril de 2008, mientras Insulza no consigue mejorar la posición lograda en ninguna de las encuestas pasadas.Respecto de los apoyos recibidos por los precandidatos DC, Alvear baja en forma constante, del 25% obtenido en diciembre de 2007, hasta 14% en julio de 2008. En tanto, Frei aumenta del 7% registrado en la primera oportunidad, subiendo ocho puntos en esta ocasión en comparación al sondeo pasado.Pero las malas noticias para la senadora Alvear no terminan ahí. Ante la consulta de quién sería el mejor candidato a Presidente de la República al interior de su partido, los votantes DC ubican en el primer lugar a Frei, con 47%, y mucho más atrás, Alvear con 33%.Según el director de CERC, Carlos Huneeus, "esto es un claro indicio de que la presidenta de la DC queda fuera de la opción presidencial y, más aún, tras el descalabro que sufrió su partido en las municipales".Este nuevo escenario presidencial será analizado en un consejo nacional extraordinario de la DC convocado para hoy tras los magros resultados obtenidos por el partido el domingo en las elecciones.En el caso de José Miguel Insulza, Huneeus explicó que su estancamiento podría deberse a que a los chilenos les cuesta entender que "un político que está trabajando en Estados Unidos vaya a tener un rol protagónico en Chile".En tanto, el abanderado presidencial de RN, Sebastián Piñera, aparece como la figura política con más menciones (50%) ante la consulta de quién cree que será el próximo presidente de Chile, seguido de lejos por el ex Presidente Lagos (5%) y las tres figuras restantes de la Concertación, lo que según Huneeus es comprensible, porque no son candidatos.Sin embargo, ante la pregunta de quién le gustaría que fuera el próximo Mandatario, Piñera obtiene un porcentaje muy inferior al anterior, de sólo 37%, y Lagos recibe un 7%.Aunque Piñera tiene un alto nivel de apoyo entre los votantes de RN y también de la UDI, Huneeus dijo que este último partido debe llevar su propio candidato presidencial porque "la elección de diciembre del próximo año tiene un doble carácter y RN está muy fuerte, por lo que la eventual candidatura UDI estaría destinada a movilizar a los partidistas y militantes UDI a favor de sus candidatos".

OPCION POR CHILE.Unidad, integración, propuesta y liderazgo.Por Juan Carlos Peralta

Estimados, por un error mìo no publique este muy buen dcto. de Juan Carlos. Solicito las disculpas.cespinoza.

Sin duda la elección del 26 de octubre dará mucho que hablar. Tanto analistas como la propia clase política ya comienzan a generar pronósticos. Y, evidentemente, después de la elección cada sector hará su propia interpretación de los resultados. No obstante, el único hecho concreto que ya está claro es que la Concertación nuevamente obtendrá mayor apoyo ciudadano en las urnas y elegirá más alcaldes y concejales que la Alianza. Esto lejos de ser especulativo, es una certeza asumida incluso por la propia derecha.
Ciertamente, hay muchos motivos para relevar la importancia de lo que suceda el domingo próximo. Pero el real motivo de interés es que a partir del resultado se trazaran las primeras líneas de lo que será el mapa de competencia en la campaña presidencial del 2009. Dentro de esto, la Democracia Cristiana aparece como uno de los objetos de análisis más recurrentes. Y no por casualidad, pues argumentos sobran para estimar que uno de los partidos más votados en Chile y con mayor representación en cargos de elección popular vea amenazado su liderazgo.
Sin embargo, lo que para muchos puede ser una amenaza, esta situación expectante puede bien ser una gran oportunidad para generar una suerte de revitalización del PDC.

Es determinante para la Concertación lo que pase con la DC, ya que nuestro partido continuará siendo un eje clave de la coalición y además retomará fuerza la idea de que abarcar el centro político es una estrategia donde la DC debe tener un protagonismo importante frente a Piñera.

Pero lo relevante en la DC en este proceso inicial de campaña presidencial no es el resultado de la municipal, sino la reorganización de fuerzas internas y el estado anímico del partido. La única forma de posicionar el protagonismo de este partido en la Concertación será la capacidad que tengan su principales rostros de no desencadenar un escenario de batalla por cuotas de poder interna y por la candidatura presidencial. En este sentido, es clave el llamado que hagan Frei y Alvear a sus seguidores en términos de disminuir cualquier grado de conflicto transmitiendo un clima de unidad e integración, relevando las propuestas para generar un verdadero liderazgo. Por cierto, al momento de competir ambos candidatos será muy importante el cuidado de las formas, porque cualquiera de los que gane necesitará el apoyo del otro para después superar a Insunza en primarias o a Lagos en las encuestas.

El liderazgo de la Democracia Cristiana y de la Concertación pasa por entender todo lo que ha cambiado Chile y, por tanto, una sintonía con las nuevas preocupaciones de la ciudadanía que muchas veces son subjetivas. Y esta dimensión subjetiva de la política chilena no es otra cosa que un nuevo sentido común. Por tanto, ambos candidatos deberán evitar cualquier tipo de diferencias por temas procedimentales, pues será muy difícil controlar el escalamiento del conflicto, de lo que de seguro terminaría con una DC muy debilitada.

Cualquiera sea el candidato de la Concertación deberá ser muy respetuoso de los rituales políticos que se deben hacer para legitimar el liderazgo de toda la coalición. Tanto para ordenar las bases de la Concertación como para potenciarse con la nominación parlamentaria en una lista única, los criterios de unidad, integración y competencia virtuosa con los pares del mismo partido y bloque, serán ejes claves para el triunfo. Tanto para la DC como para la Concertación, cualquier actitud contraria a estos parámetros no será más que una suerte de autoflagelación de la oportunidad para volver a ser gobierno.

El escenario post municipal, más que una amenaza, aparece como una oportunidad para la DC y la Concertación en la medida que este partido sea capaz de aunar fuerzas. Ya se ha comenzado a visualizar un desordenamiento en la Alianza con la candidatura de Evelyn Mattei, por lo que un ordenamiento de la Concertación y, detrás de eso, un alineamiento interno en la DC podrían hacer temblar con fuerza la candidatura de Piñera.

Santiago, 22 de octubre del 2008.

Ha nacido el nuevo referente. Alejandro Salas

Yanqui estimado; inspiro profundo para disimular la felicidad que me embarga por haber sido sujeto protagónico del exitoso 10% de Ricardo Israel en Santiago y del 7,5% del PRI en todo Chile, muestra clara de que se ha abierto por fin una tercera alternativa entre las anquilosadas Concertación y Alianza. Me tocó la gran oportunidad de facilitar el encuentro sincero de chilenos y chilenas de buena voluntad con este nuevo referente que oxigena la vida nacional: Se acabó la división de los chilenos y ha surgido un nuevo sueño que, sin exagerar y para mí al menos, tiene el mismo tamaño de la falange nacional de otrora. Este Chile lo necesitaba y algunos jugamos todas nuestras capacidades para demostrarlo, más allá del cálculo político, más acá del interés mezquino y personal. Todo esto recién comienza, sabemos que viene un difícil derrotero, pero sólo podemos crecer y crecer: estamos en un nuevo torrente de ideas nuevas y acciones humildes; trabajamos con alegría y un alto compromiso; empeñamos todo el esfuerzo y con mucho cariño; hacemos de todo porque nos queremos entre nosotros y eso se transmite. Toda la gente se da cuenta de la felicidad que nos provoca realizar esta tarea de aparecer como efectiva oportunidad para la patria, por eso es contagiosa; nos reciben como si fuéramos una pareja de enamorados en la plaza, cuyo encantamiento es tal que todos se suman a la fiesta.

Sobra Ceguera y falta coraje!!! .Juan José Santacruz

No soy comentarista político pero bastaba el sentido común para saber que el resultado electoral iba a ser más o menos el que fue. Para la ciudadanía es evidente que unos hicieron las cosas mejor que otros y que algunos, las hicieron definitivamente mal. La Concertación podrá resaltar sus nueve puntos de ventaja en los concejales, un triunfo bastante inédito si pensamos que lleva veinte años en el poder. Pero ese triunfo- no hay lugar a engaño- tiene por primera vez sabor a derrota, aunque algunos pretendan desconocerlo, como el vocero de gobierno o como pareció encubrirlo el show de los dirigentes políticos en La Moneda encabezados por la Presidenta. Simplemente no es creíble. Lo que ayer se confirmó es lo que las encuestas vienen marcando: soplan vientos de cambio, pero el cambio aún no lo configura bien ninguna de las dos coaliciones. El país cambió, pero la política se está quedando atrás. Los candidatos que encarnan el estilo que hoy demandan los ciudadanos, ganaron. No hay un padrón político común, no se trata de la Alianza versus la Concertación. Más bien lo que la gente está premiando es una manera de aproximarse a los desafíos. El caso más representativo es el de la Democracia Cristiana que perdió treinta alcaldes y sacó poco más de 15% de los votos. Sin embargo, Claudio Orrego en Peñalolén y Alberto Undurraga entre otros, obtuvieron respaldos notables. ¿Qué tienen en común? Tienen convicción, son cercanas, abiertos, generan un liderazgo transversal, son honestos, tienen espíritu de servicio, son de terreno A la vez, traslucen optimismo y han demostrado capacidad de gestión.La gente distinguió una política de calidad. Al contrario, los chilenos están castigando las divisiones, los personalismos, los cálculos pragmáticos, la búsqueda del poder por el poder. Las diferencias entre los partidos de la Concertación antes fueron un plus porque se ordenaban tras un proyecto común. Hoy en cambio, se han convertido en un lastre porque el proyecto común está difuso (salvo conservar el poder), y las diferencias se expresan en díscolos, descolgados, dos listas, competencias desleales, malas prácticas políticas. El señor Pepe Auth debiera irse para su casa “Auth is OUT”: ni siquiera sirvió de experto electoral. Por otra parte, las dos almas de la Concertación se están reflejando cada vez más en visiones distintas acerca de lo que la Concertación ha hecho y lo que debe hacer y eso también se nota. La duda es si la Concertación seguirá teniendo espacio para un proyecto democrático liberal. Ayer la Presidenta sólo habló de igualdad y de inclusión, mencionando sólo a la alcaldesa electa del Partido Comunista. ¿La Concertación le va a entregar a la Alianza el patrimonio de la libertad y del emprendimiento, cuando han sido también sello de su gestión durante estos años? Por último, la Alianza se ha visto reforzada por un liderazgo político claro con un presidenciable con muchas ganas de conquistar el poder, mientras la Concertación tiene cuatro precandidatos con un enredo para definir que hará con ellos, que nadie sabe cómo se va a resolver. Sin embargo, no todo está dicho. Dependerá mucho de cómo los partidos de la Concertación resuelvan su liderazgo y su discurso de futuro. Lo único claro es que deberán tener el coraje para reinventarse, hacer un GIRO PAIS y responder de manera distinta a muchos que aún no están dispuestos a pasarse para la vereda del frente. En los liderazgos que salieron fortalecidos en esta elección, hay ejemplos que imitar.

..."Escuchar a Chile"....Marcelo Padilla.

Estimado Carlos, se me viene una frase de Ignacio de Loyola, "En tiempos de tribulación, no hacer mudanzas". Son tiempos dificiles los que pasaremos como democrata cristianos, pero debe decantar al máximo la situación antes de decidir, de manera concreta, que hacer. "Los tiempos son malos, cambien ustedes y cambiaran los tiempos". Carlos, volver a la "opción preferente", recuperar la mistica y el trabajo por los demás y no solamente por el poder. Uf, suena a frases cliche, pero te acuerdas de la frase del congreso ideológico "Escuchar a Chile", Ahora falta escuchar, entender y actuar. Todo de nuevo, tomemos esto como una oportunidad para mirar y mirarnos.
Saludos
Marcelo Padilla V

...es un camarada honesto. Francisco.

Estimado Amigo... Tal como lo expresaron los otros comentarios, me atrevo a reiterar muy abiertamente la necesidad de hacer cambios al interior de nuestro Partido y me estoy refiriendo a la Directiva Nacional del PDC, con Soledad Alvear a la cabeza pasando por su amigo Jorge Pizarro y terminando con Jorge Burgos... Dos hombres y una mujer que han sentenciado a nuestro partido a una probable muerte, digo probable muerte, porque existe la posibilidad cierta de sacar a nuestro partido de la debacle. Muy pocas personas creen en la Soledad Alvear, ella debiera pensar que si sale candidata por el PDC, no tendría ninguna posibilidad frente a un candidato como Jose Miguel Insulza, ya que creo que si es asi, ocurriria lo que paso ahora, que muchos DECE,votaron por candidatos de la derecha en castigo a las malas politicas de nuestros líderes. Por lo tanto lo unico que esperaria que se votaría por Jose Miguel Insulza. Por lo tanto hago un llamado al camarada FREI a ser el candidato para las presidenciables, es un camarada honesto, lider, sabe lo que el país requiere, es trasparente y lo importante, da confianza.....

lunes, octubre 27, 2008

Alejandra Sepúlveda: "Pacto Por Un Chile Limpio le robó votos a la DC"

La ex diputada DC enfatizó que la fuga de sufragios perjudicó a la colectividad que encabeza la senadora Soledad Alvear y abrió la posibilidad a una alernativa concreta de alternancia en el poder.
Satisfecha se mostró la diputada independiente Alejandra Sepúlveda respecto a los resultados que obtuvo el Pacto Por Un Chile Limpio en las elecciones municipales, afirmando que sin duda dicha opción le robó votos a la Democracia Cristiana.
"Yo creo que para muchos fue una sorpresa este resultado (7,57%), sin embargo, para aquellos que trabajamos fuertemente en la calle no, porque sabíamos que nos iba a ir muy bien. En el distrito que yo represento (Chimbarongo, Las Cabras, Peumo, Pichidegua, San Fernando y San Vicente) obtuvimos un 18,48% y para nosotros esto es muy importante porque refleja una ardua labor que hemos hecho en tan poco tiempo? Esto cambió la política chilena", subrayó.
Consultada si el PRI y los independientes le robaron votos a la DC, respondió que sí, señalando que "pudimos captar sufragios democratacristianos, pero también un dos por ciento de la votación que no venía de este partido. Ahora lo interesante es que hoy estamos existiendo y después de estas elecciones necesitamos hacer un fuerte análisis sobre cómo vamos a trabajar en el fututo".
En cuanto a los resultados de la Alianza y la Concertación a nivel nacional, la legisladora por el distrito 34 coincidió con el presidente del Senado, Adolfo Zaldívar, en cuanto a que pese a la cantidad de recursos que desplegaron en todo Chile "se nota que están agotados y que necesitan reinventarse".
"El oficialismo tiene que detenerse a pensar y ver, en especial la votación que tuvo en Santiago, donde la voz de la gente fue muy potente", recalcó.
Frente al llamado a la unidad que hizo la Presidenta Michelle Bachelet al interior del bloque gobernante, la diputada se mostró escéptica que se pueda lograr.
"En la Concertación habían muchos elefantes en la cristalería y ahora pedir que esa cristalería se pueda unir con pegamento es bastante complicado. Ellos tienen que pensar qué está pasando en el país porque la gente le gritó ya basta de concentrar el poder y luchar por proyectos personales", concluyó.

DECLARACIÓN PÚBLICA

La Democracia Cristiana acaba de sufrir la mayor debacle electoral desde el retorno a la democracia. Más de seis puntos porcentuales, más de 400.000 votos perdidos, lo que se traduce para la DC en una pérdida electoral de 45 alcaldes y de 113 concejales.

Aun más, la presencia de la DC casi desapareció en importantes regiones del país, dejando de ser un partido con representación popular en toda la nación. Esta dramática situación partidaria pone en cuestión la continuidad de la Directiva Nacional y hace urgente la necesidad de convocar a una Junta Nacional a la brevedad posible.

Lo que acaba de suceder con la democracia cristiana, es el justo castigo que el pueblo chileno otorga a un partido político que abdicó hace ya muchos años de los valores que inspiraron a nuestros padres fundadores de la Falange Nacional.

Efectivamente dejamos que nuestra alma cristiana, humanista, demócrata, fraterna y solidaria fuera reemplazada por el pragmatismo y por la transacción para mantener el poder. Nos aferramos al discurso de formar parte de la coalición más exitosa de gobierno en la historia de Chile y no fuimos capaces de darnos cuenta cómo olvidamos nuestras promesas de superación de la pobreza, de abrir oportunidades, de hacer un Chile mejor y más justo.

A este panorama desolador, ajeno a nuestras raíces, se sumaron otros hechos tanto o más devastadores: dejamos que la odiosidad, el personalismo, el arrinconamiento de los “camaradas” que no se convertían en incondicionales de un proyecto de lote o de persona se impusieran en nuestra casa política.

La DC con sus peleas internas fue incapaz de transmitir al pueblo de Chile las principales ideas aprobadas en nuestro V Congreso, entre ellas la rectificación del modelo económico, la promoción de una constitución política verdaderamente democrática, el rechazo al lucro en la educación y establecer causes de real participación que la Concertación hoy día es incapaz de ofrecer.

La votación del PRI y sus aliados nos demuestran el grave error cometido al expulsar al senador Adolfo Zaldívar y facilitar el alejamiento de cinco diputados de la República. Se revela que una parte significativa del electorado DC, nos ha dado vuelta la espalda siguiendo a un liderazgo, cuyas ideas calan hondo en la población.

Hoy, nuestra principal preocupación no es la situación personal de algunas derrotadas figuras de la DC, ni las carreras presidenciales, sino los miles de militantes y simpatizantes de la DC que a lo largo y ancho del país sienten que el partido no sabe lo que quiere; que el partido no escucha al país real , ypor sobre todo sienten la ausencia absoluta de liderazgo.

Por ello demandamos de la Directiva Nacional la convocatoria a la Junta Nacional del PDC, donde los delegados puedan dar su opinión sin instrucciones ni presiones, para hacer de este urgente debate el logro de definiciones estratégicas que salven el legado que nos dejaron los grandes hombres y mujeres demócrata cristianos que tanto entregaron a este país.

Marcelo Ortiz
Enzo Pistacchio
Myriam Verdugo
Cristián Sandoval
Hernán Álvarez
David Herrera

En lo Concreto: de un 4,4 a 3,0.. Carlos Ortiz.

El PDC sin independientes, para las municipales del 2004 llevó 150candidatos a alcalde, de los cuales salieron elegidos 94, lo que arroja un rendimiento del 63%. Para esta elección se llevó 136 candidatos, logrando elegir 58, lo cual significa un rendimiento del 43%.
En lo concreto, una negociación con menos candidatos (14 menos) y 20puntos menos en el rendimiento de la plantilla… es decir; una peor negociación, una peor plantilla y que redunda en un peor rendimiento… si el resultado de las elecciones son el reflejo de lo que le proponemos al país, pasamos de una situación de aprobar el año 2004 rasguñando el 4,4,ahora estamos reprobando con un 3.
Seamos serios y no apuntemos sólo a otros.
Fraternalmente,
Carlos Ortiz

ADHIERO. Manuel Roman.

Estimado Carlos:
Me adhiero al titular de tu comentario “renovarse o morir”. Sin embargo no bastara con renovarse, no bastara con hacer uno y mil análisis de lo que sucedió, no bastara con hacer alardes de voluntad; creo firmemente que llego la hora de retomar el camino y rescatar lo que siempre nos permitió contar con un piso firme, rescatar nuestras raíces.
Comparto con Marcelo Trivelli, sus palabras cuando manifiesta caballerosamente pero con firmeza que “la derrota es de responsabilidad de una generación que aporto mucho a Chile pero ha sido incapaz de renovarse y generosamente desprenderse del poder” agregaría que hicieron de la política un producto de mercado que entregaba buenos dividendos y con una mano de obra gratuita y una clientela fiel, permitía consolidar a una oligarquía ansiosa de poder por el poder. Es por este motivo que creo fervientemente que quienes no tuvieron la capacidad de dirigir con todos y para todos, deben dar un paso al lado y no seguir en la senda de destruir la credibilidad que va quedando, porque nuestro PDC no puede seguir siendo lo que es hoy.
Es un momento difícil que será superado en la medida que todos nuestros camaradas reflexionen, porque si bien la ambición desmedida por el poder los llevo a olvidarse del objetivo de nuestro Partido; somos muchos los que estamos dispuestos a tomar las riendas de una comunidad política humanista y cristiana, para servir. Hay que iniciar una gran revolución interna, una revolución en libertad que nos anime y aunque la carpa de este circo este parchada por todos lados, las cuerdas gastadas, debemos continuar contra viento y marea. Porque siempre existe una luz al final del camino, hacia ella debemos avanzar y no seguir enterrándonos en la oscuridad a la que unos pocos nos han llevado, cerrando todas las puertas de participación.
Por esta razón a todos quienes lean estas palabras los invito, como dice mi camarada Trivelli, a soñar la política porque la política sin sueños ni utopías, termina irremediablemente en una situación sin destino. Camarada es hora de exigir la participación amplia y si no la permiten hay que tomársela, ATREVETE a recuperar las raíces, ATREVETE a poner de pie a nuestro PDC, ATREVETE a cumplir la palabra empeñada, ATREVETE a actuar en comunidad para que unamos nuestras voluntades, con humildad y sencillez, volvamos a retomar nuestra senda de servir con tod@s a tod@s.